jueves, 4 de febrero de 2010

EXPRESIONES Y PREJUICIOS

Hoy quiero lanzar un manifiesto a favor de algunas expresiones burracas.
Me explico.
Vivimos en una época de cogérnosla con papel de fumar en cuanto a muchas cosas (educación de los hijos-ahora se traumatizan con que los mires; medidas sociales-se nos recomienda no correr en la carretera-vale-, no fumar-vale-, hacer deporte - bueno...-, comer sano-mmm...-no estar gordos -¿vais a recordarnos también las horas que hay que dormir?...).
Y una de estas cosas, como expresión social que es, es el LENGUAJE. Hemos desterrado de nuestro español muchas expresiones (en mi opinión muy válidas porque reflejan matices que no hay en otras) porque si las decimos somos políticamente incorrectos. O incorrectas. ;)
Una de estas expresiones que me encanta, es "MORO/A", usado como adjetivo. Y ahora os digo porqué.

Pero antes, otro ejemplo: la palabra MARICÓN/A.
En una época de respeto por todas las opciones sexuales (estupendísimo, ¿porqué nos van a tener que gustar a todos los chicles de menta? ¿Y porqué no pueden gustarte los dos sabores?, esto lo dejo para otro post), decir "maricón" es pecado.
Sin embargo, en Cádiz se usa con un matiz cariñoso, para referirnos a alguien mimoso, presumidillo, coqueto... entonces decimos, "qué maricona eres". Y no tiene sentido peyorativo en absoluto.
Ni que decir tiene que cuando se me "escapa" fuera de mi tierra mis congéneres me miran a punto de llamar a la policía anti-nazi (bueno, a lo mejor mi peinado ayuda, je, je).
Pues a lo que iba. Lo mismo pasa con "moro". Desde hace más de un milenio, esta palabra se usa con matices positivos también: "Luna mora", "Reina mora", "ojos moros"... pero con el tema de la inmigración parece que escuece un poco.
Con lo bonito que es regatear como un moro: ayer estuve en el mercao de mi pueblo (y lo creáis o no, así de rara es mi cabeza, todo esto viene de aquí), y regateé como una mora. Lo cual me parece divertido, inteligente, y más ágil para desempolvar las neuronas que un sudoku.
Por cierto, los vestidos que adquirí (10 euros tras regateo), se los compré a un GITANO. Bonita palabra también, y qué poquito la usamos.
Ya os dejaré las fotos de mi regateo moruno, y para que me digáis si no tiene también un aire de morocco...
Este es el tipo de belleza que no tiene visibilidad en nuestra sociedad,
aunque haya formado parte, y se mantenga viva, en nuestra cultura.

1 comentario:

Rosalisha dijo...

que bonitooooooooo ¡¡¡ te amo con locura¡¡¡ y porq te lo mereces te haré una entrada en mi blog mañana mismo contestandote a esta preciosa entrada que me has dedicado...ahora me toca a mi ¡¡¡¡por cierto...me ha encantado como te ha qdado el look sobre todo los ojos con eyeliner ¡¡¡ muaaaaaaaaaaak te quieroooooooo

Me gusta