martes, 13 de abril de 2010

GRIS-NO-ABURRIDO

Estaba yo dándole vueltas a la de prejuicios que tenemos con los colores (yo la primera, aunque sea pinturera). A mucha gente le pasa con los colores chillones, ya lo he comentado en otra ocasión.
A mí, por el contrario, como me tiran los colorines, me pasa con los neutros. Veo un azul marino y digo "me da pena"; un negro "qué serio!"; un marrón "ojú qué rancio".... Pero la verdad es que luego abro el armario y, como no es plan de ir como la Terremoto de Alcorcón tengo muchas prendas básicas de esos tonos, para combinar.

Encima, acabamos de estrenar esa época tonta en la que no sabemos qué ponernos ¿botas? (qué jartica estoy ya de botas), ¿sandalias? (¿onde vas que van a pensar que eres guiri?), ¿manga corta, larga, francesa,? ¡¡Mira qué lio, en!!

El caso es que aún hay prendas aprovechables para echar el "ultimo baile" antes de que cambiemos (por fin) los armarios. Y una de mis favoritas es una falda vaquera GRIS. Así que aquí os dejo con mi GRIS-NO-ABURRIDO...


Y como siempre, el look rescatando prendas modelo "ultimobaile" (amos que estoy a puntico de dejarlas para el año que viene: véase medias y botines):

Si ampliáis veréis que hay como dos versiones, la de la izquierda más seriecita con rebeca en gris perla, medias caladas y botines, y la de la derecha más diver con camiseta cuello barco en un amarillo más intenso y sabrinas. Esto tiene que ver con mi (y supongo vuestra) confusión climática: ayer aquí hacía un sol de justicia (os aseguro que en la montaña cuando pega, castiga) y hoy, nublando y con viento refrigerante...

¡¡Besos pintureros!!

@gadirroja en INSTAGRAM