sábado, 8 de mayo de 2010

Hay un tiempo para todo Y un momento

Jamás pensé que publicaría en un post nada relacionado con la biblia, porque respeto todas y cada una de las religiones, pero no soy NADA religiosa. Soy más que escéptica.
Sin embargo, los textos están ahí para demostrarnos que, lo que escribe el hombre, sea movido por la fe o por otras motivaciones, siempre nos enriquece. Y negarle la espalda a cualquier libro, eso sí que es pecado, jajajaja, a mi parecer de todos aprendemos algo.


Así que, para contaros porqué no subiré gran cosa hasta el lunes, me remito a un texto religioso...
Hay un tiempo para todo y un momento
bajo el cielo para hacer cada cosa:
hay un tiempo de nacer y otro de morir;
un tiempo para plantar
y un tiempo para cosechar.

Un tiempo de dar muerte, y otro para sanar;
un tiempo de destruir
y un tiempo para construir.
Un tiempo para llorar y otro para reír;
un tiempo para los lamentos
y un tiempo para las danzas.


Un tiempo de esparcir piedras
y otro para recogerlas;
un tiempo de abrazarse y otro para separarse.
Un tiempo para ganar y otro para perder;
un tiempo de callar y otro de hablar.
Un tiempo para amar y otro para odiar;
un tiempo para la guerra
y un tiempo para la paz...

Ahora es MI TIEMPO DE FAMILIA. Vino mi madre de Cádiz para que yo la disfrute y ella disfrutar de sus nietas. Parque, caricias, sol, risas, siestas y comida.
Este es mi tiempo ahora.
Un beso!!