domingo, 23 de mayo de 2010

Ni bueno-bueno, ni malo-malo

A este post le pondría yo de BSO una canción muy pegadiza que compuso mi cuñao para mi niña Marina (eh... pepeluí!!)...

...pero vamos al lío: Internet.

- Ayer por la mañana, mientras Marina y yo disfrutábamos de las ricas cañas de chocolate en la tahona del pueblo (yo, con café, la niña con batido, que ya café es lo que le faltaba jajaja), leía en un suplemento el peligro que supone para niños y adolescentes por la cantidad de pederastas que hay aún sin control a pesar del intenso trabajo que la policía hace.

- Luego por la noche, a punto de irme a mi 1º etapa del sueño (en el sofá, la siguiente ya en la cama, jajaja), leía en un post de Alicesmother (http://alicesmother.blogspot.com/2010/05/internet-si-pero.html), sus reflexiones acerca de cómo Internet ha ayudado a fracasar algunas relaciones (por aquéllo del sexo cibernáutico, los chats y las quedadas) y cómo la emoción del "directo" (a saber, unas simples copichuelas con una amiga, un café, un paseo...) es necesaria en nuestras vidas.

Todo esto me hace reflexionar (y escribirle un tochazo a Alicesmother también en el coment!) y al final, voy a postearlo también aquí porque me parece interesante... Voy por partes, que me lío:

- Las parejas que se rompen por infidelidades cibernéticas (y en muchos casos, salvo un enamoramiento-de-mi-vida tipo película que de esos creo yo que hay pocos, yo diría que pasa en todas las parejas que se rompen por una infidelidad). Si alguien tira-por-la-borda años de convivencia, amor y proyectos de vida por una persona a la que conoce de poco (sea por internet o en el metro), esa persona no estaba satisfecha con la otra relación. Otra cosa es que no haya habido comunicación en la pareja o haya sido tan sibilina como para ocultarlo. Esto sí que es motivo de reproche!

- Las personas que se aíslan para solo comunicarse con otros humanos a través de la red tienen también serios vacíos en su vida. Somos animales sociales: necesitamos miradas, gestos, alientos... en directo y recíprocamente. Necesitamos dar y recibir, pero para eso lo primero que necesitamos es aceptarnos a nosotros mismos sin escondernos tras una pantalla.

- Sin embargo, luego está quien usa la red para aprender, divertirse, estudiar, descubrir, soñar, conocer... Como le decía a Alicesmother... (me parafraseo a mi misma humildemente, pero es que esto es justo lo que quiero decir...):

A mi lo que más me gusta del mundo, ahora en este tiempo, después de un día curraíllo, es ponernos guapas (mis churumbelas y yo) y salir con mi-manolo a echar cañas a la fresquita, a comer tapas, a reírme con él de nuestras tonterías, a discutir de actualidad, a quedar con otra gente, a ver la vida pasar!!

...pero si se me estropea internet me jorobo viva!! Jajaja es mi desahogo, mi ocio, mi rato "para mí". Es donde no soy mamá, ni jefa de estudios, ni cocinera-planchadora-sra. de la limpieza...
es donde soy YO!!
Así que viva Internet, vivan los bogs y todas vosotras que llenáis mis ratos-pa-mí!!

MUchísimos besazos (ojalá pudieran ser en vivo!).