martes, 15 de junio de 2010

¿Cómo andan de herramientas?

..y no vamos a hacer un bricopost, os lo prometo!!!

Hoy tocaba el primero de los capítulos del libro que os propuse en el psicopost de ayer, sin embargo, mi admirada Purpurina, me ha recordado otro texto que puede servirnos muy bien de introducción.
En su comentario, Purpu hablaba sobre las exigencias que nos hacemos. Las metas que nos proponemos sobre cómo ser y comportarnos. Nuestra única e individual imagen mental de lo que está bien y mal en mí.
...habitualmente pesa más lo que está mal, ¿verdad que sí? ...Como no estoy para negativismos (dejemos eso a los telediarios y periódicos, que deberían venir con una cajita de Prozac de regalo!), hoy os propongo centrarnos en lo positivo.

No se trata de que pensemos en concreto, qué bueno hay en mí (aunque es un ejercicio fabuloso, desde luego) a nivel valorativo, sino práctico. Y en este sentido, hay una imagen preciosa y (a mi parecer) muy efectiva, que hace Bucay, y que hoy os quería proponer...

...el cuarto de las herramientas...

...entendidas cómo todos los recursos de los que disponemos por ser personas. 
  • A veces, estos recursos los utilizamos más o menos. En los que más utilizamos nos sentimos hábiles, fuertes. Los otros, como las herramientas, están algo oxidados, pero siguen sirviendo, es cuestión de darles un lijaíto jajaja.
  • A veces para hacer y hacernos bien; otras no tanto.
  • Siempre que los usamos, nos facilitamos las relaciones, nuestro bienestar, el ambiente con los demás... en definitiva, la vida.
  • Cómo son internos, hay que ir a buscarlos, sacarlos de su caja conscientemente y ponerlos en práctica. Y después, lo mismo que juzgo si me quedó bien o no el barnizado, evalúo si mi recurso sirvió y cómo fue utilizado.
¿Y cuáles son esas herramientas?... Os las cito, porque de comentarlas todas se eterniza el post, pero las que menos hemos recogido en otros post si las comento un poco:
  • La autoconciencia: que no es otra cosa que el ser consciente de mí: de mi estado, de mis necesidades, de mis carencias. Parece de perogrullo? Pues hay que currárselo también, que somos muy complicadillos y a veces sorprende descubrir porqué hice esto o aquéllo, qué motivación hubo tras mi comportamiento la vez que...
  • La capacidad de darme cuenta: o lo que es lo mismo, de prestar atención y de evaluar (para eso es super útil ese botoncico mental que también tenemos todos del rewind jajaja).
  • La asertividad
  • Las habilidades personales
  • La inteligencia
  • Los principios morales. Esta capacidad debe entenderse como unos principios morales, maduros, trabajados y asumidos libremente. Los "heredados" de la sociedad, cultura, familia... en que vivimos deben pasar por el "colador" de nuestro "yo", porque sino pueden hacer pupa! (¿me explico ;)
  • La fuerza de voluntad y el coraje.
  • La seducción. Aquí entiendo no solo la sensual, sino la habilidad que nos sirve para convencer en general (otro día hablaremos de esto, que es muy interesante también, pero lo ponéis en práctica las que trabajáis de cara al público, las que hacéis exposiciones en clase, las que dáis cursos...).
  • La capacidad de aprender
  • La creatividad
  • La experiencia
  • La intuición: tan devaluada a lo largo de la historia, tan "de mujeres" y ahora la recuperan muchísimos manuales de psicología e inteligencia!!
...Aún me dejo alguno en el tintero, pero veréis como, en cuanto empecemos a ver los capitulillos de que os hablaba, van a ir saliendo las herramientas continuamente.

...¿porqué no revisáis las vuestras? ;)

¡¡BESOS!!


6 comentarios:

Gata dijo...

La verdad es que todas "herramientas" son muy necesarias :P

odisea dijo...

Tan interesante como siempre! Da mucho sobre lo que recapacitar, y a mi personalmente, me vendria ver revisar esas herramientas!!!
Dios pero que talento tienes!!!
Un besazo wapa, y mil gracias por estos post!!

Ich Selbst dijo...

Pues mira, ahí andamos, tratando de contrarrestar los puntos 'blandos' con los más 'fuertes'.

:)

Me voy a echar una siestuki, que llevo un día rarro rarro rarro y todavía me quedan la autoescuela y la tienda.¡Ay omá quéstrés!!!!!!

Muack!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Miss Potingues dijo...

Hay una frase que digo mucho cuando me toca dar cursos y es que lo obvio, por evidente, tiende a ignorarse hasta que alguien nos lo recuerda.
Y suele ser lo más básico y principal, el resto son adornos que llegan con el tiempo; pero los principios y las bases hay que tenerlas claras, interiorizadas, perfectamente asimiladas e integradas en nuestra personalidad.

Si tienes las ideas claras, lo que eres, lo que piensas, lo que crees y lo que sientes se plasma en cada cosa que haces; se crea un todo ordenado, armónico y coherente.
Y la vida para ti y los que te rodean es má amena y más fácil, tan necesario en esta época tan complicada.

Besos!

De compras y a lo loco dijo...

Que sería de nosotras sin nuestra intuición que tan desarrollada tenemos...jejejeje.
Besitos
Muy interesante.
;))

BEAUTYVICTIM dijo...

Muy útil tu psicopost de hoy. Siempre te digo que leo mucho sobre estos temas, y es verdad. Desde hace casi cuatro años, intento cada noche (que no trabajo) leer sobre ello y he aprendido un montón. Lo necesitaba para seguir viviendo.

Llevo varios días otra vez de la Ceca a la Meca y esto no puede ser. ¡Vaya fin de curso que me están dando las firmas cosméticas! El pasado lunes subí el post con las respuestas de los dermatólogos. No sé si lo habrás visto, pero había una respuesta también a una pregunta tuya, por si te va bien.

Un besazo

Inma

Me gusta