jueves, 10 de junio de 2010

Hacer críticas, fale...pero ¿y aceptarlas?

El último psicopost sobre este tema hablaba de cómo hacer críticas constructivas. Hasta ahí todo OK.
La historia viene cuando me las hacen a mí, jajaja. Indudablemente, hasta las críticas más "amorosas" pueden herirnos en un momento dado...¿cómo reaccionar? Y si son elaboradamente dañinas (amos, con toda la carga de mala leche de la que disponía el emisor), ¿cómo responder?

...para esto, vamos a partir primero de un petit análisis: ¿qué hay tras una crítica?. Si mi amiga me dice, con toda su buena intención, "Me molesta un montón cuando te pones así" o mi pareja "Sería mejor que dejases de hacer eso" (y así hasta el infinito y los ejemplos más chungos que se os puedan ocurrir)...

...una crítica siempre es una petición de cambio de nuestro comportamiento por parte de otra persona...

"¡Qué traje más hortero llevas!" (Ponte otro)
"¿Porqué usas ese vocabulario conmigo?" (háblame mejor)
Etc..

Esa petición puede ser, respecto a mi persona de varios tipos:
- Puede interesarme por quién la emite (mi madre, mi amigo, mi pareja...) o por la crítica en sí (reconozco que es un aspecto de mí que necesito cambiar).
- Puede no interesarme pero ser verdad, de forma objetiva o subjetiva (solo es "verdad" para quién me la hace).
- Puede ni interesarme ni ser verdad.

Pues para cada caso un arreglo, oyes! Vamos a verlo mejor en uno de mis cuadricos...






Obviamente, como sois listas como el hambre, habréis caído en que me he saltado la crítica totalmente destructiva que ni siquiera busca el más mínimo cambio de comportamiento en mí, sino que pretende simplemente hacerme daño.
Hablo de aquellos momentos en que soy perfectamente consciente de que la persona que emite su crítica, independientemente de su habilidad para hacerlo no busca mi bien o lo hace por aprecio a mi persona, sino al contrario.
En estos casos soy bastante bruta. Me quito el chip profesional, me dejo solo el personal y...como decía el otro día a una amiga...
Mando mis habilidades sociales a tomar por saco, y al interfecto aún más lejos!!
No es muy educado ni políticamente correcto desde el punto de vista constructivo, pero qué a gusto me quedo!!

Y vosotras... ¿qué?

@gadirroja en INSTAGRAM