lunes, 7 de junio de 2010

(Más) Inteligencia Emocional

Dentro de los temillas que vamos tocando en los psicopost, como ya sabéis que me gusta la variedad, he visto que solo hice uno de Inteligencia Emocional, donde básicamente presentaba el tema y lo comparaba con otros tipos de inteligencia más "clásica". A vueltas con esto, voy a tomar hoy un ejemplo de uno de los libros que estoy leyendo ahora para desarrollar los 5 componentes de la inteligencia emocional.

El ejemplo dice algo como esto...

...una mamá da su hijo y a sus 5 amigos sendos cubos de rubick para entretenerlos. Se los enseña ordenados, luego los desordena y les explica que el juego consiste en hacer coincidir los colores de nuevo (al menos, por una cara). Y allí los deja tan pancha, sabedora de que son niños pequeños para eso y no serán capaces más que de entretenerse por un rato hasta darse por vencidos.
A los pocos minutos, cual es su sorpresa al ver que una de las niñas le entrega el cubo no solo ordenado por una cara, sino por TODAS.
- ¿Pero, como lo has hecho? - se le escapa casi gritando a la señora.
- Muy fácil, - responde la nena - quité todas las pegatinas y las volvía a pegar ordenando los colores.

Jajajaja me gusta este ejemplo porque creo que esta estrategia se nos ha pasado por la cabeza a todas las torpes de Rubick, entre las que me encuentro yo en el ranking top ten. Pero lo interesante es que la autora del libro "Guía de la Inteligencia Emocional" usa este ejemplo para explicar cómo estrategias alternativas a las "clásicas" (razonamiento espacial, lógico, matemático...) pueden ser útiles en un momento dado a las personas. Y demuestran también inteligencia.

Al hilo de esto, la inteligencia emocional es el conjunto de habilidades que nos permiten identificar los sentimientos propios y ajenos y utilizar estrategias para "pasar a la acción" con ellos. Utilizar estas estrategias nos hace sentirnos mejores con nosotras mismas, tener más éxito profesional y social... e incluso tener mejor salud!! (estudios demuestran la relaciónd e enfermedades psicosomáticas y la manera de afrontar las situaciones cotidianas).

Por eso, para ir entrando en materia, pensaba centrarme hoy en los componentes de la inteligencia emocional; o lo que es lo mismo, qué habilidades debo trabajar para tener éxito en mis "aventuras -y desventuras -sociales", jajaja. A saber:

1. Conocer las propias emociones. Es decir, reconocer un sentimiento propio lo antes posible, sin auto-engañarme. Esto parece de cajón, pero no lo es tanto. ¿Cuántas veces nos hemos sentido confundidas acerca de lo que sentimos en algunas situaciones o relaciones? No pocas, desde luego.

2. Manejar las emociones. Una vez que "sé" lo que siento, debo canalizar esa emoción o sentimientos hacia acciones (conductas) que me sean beneficiosas, tanto si el sentimiento es positivo como si no lo es. De ambas maneras puedo sacar partido para mí y para los demás si sé gestionarlo.

3. Auto motivación y autorregulación: Es decir, debo ser capaz de auto compensarme cuando lo merezco, animarme a mí misma a por logros y regular ante los demás mis emociones.

5. Manejar las relaciones. El último punto tiene una vertiente más interpersonal (menos individual), quiere decir reconocer también en los demás sus emociones, sentimientos, conflictos... y actuar acorde a ellos.


...cinco punticos sí, pero menuda tarea tienen!! Por hoy los dejaré aquí, y si os interesa, vamos ampliando en psicopost sucesivos.

¡¡Un besazo!!

4 comentarios:

Miss Potingues dijo...

Pinturera de mis amores, lo de leer mentes está feo sin avisar, ¿eh?XD

Muy buen psicopostation, por mí, que siga la fiesta!

Un abrazo, guapa!!

Eurídice dijo...

A veces confundimos los sentimientos, es cierto, podemos pensar que estamos enamoradas y en realidad lo que tenemos son ganas de cagar jajaja ¡qué son sino las mariposillas en el estómago!? jajajaja

Ay, dios, hace tiempo me debí de haber dado cuenta de qué sentía en ciertos momentos y me habría librado de muchas batallas que ni me iban ni me venían (exceso de empatía).

Un besote bien sentido!!*
Muack!!

Sweet_ApplePie dijo...

a mí el tema de la inteligencia emocional me interesa muchísimo, y el primero punto, parece superobvio, pero a veces no lo es tanto, yo que estoy en mi momento post ruptura sentimental paso bastante tiempo descubrir lo que siento, y la verdad conociéndome mejor a mí misma. :)

BEAUTYVICTIM dijo...

Si me hubieran hablado de ello cuando tenía 15 años, me habría ahorrado un montón de disgustos entre esa edad y ahora mismo. Y eso que llevo varios años leyendo sobre el tema (el libro de Goleman lo llevo ya en el ADN), pero me cuesta porque me ha cogido un poco tarde. Aunque nunca es tarde, dicen, y ahora estoy mucho más tranquila que antes, pero me queda un largo camino y preveo que va a ser todavía algo tortuoso.

Un besazo y sigue con tus psicopost que nos viene que ni "pintaos".

Inma

Me gusta