jueves, 17 de junio de 2010

Vivir conscientemente

Vamos con el 2º psicopost de la saga autoestima by Branden, que es también muy interesante.
Según el autor, la clave de la autoestima se resume en estas dos palabras: VIVIR CONSCIENTEMENTE, pero qué significan exactamente y en qué consiste eso de vivir conscientemente? Vamos a verlo.
Según Branden tenemos diferentes niveles de conciencia que habitualmente ajustamos de modo mecánico a los requisitos de cada una de las conductas y tareas que hacemos cada día. No utilizamos el mismo nivel de conciencia para una exposición pública, que para conducir, tomarnos un café con una amiga o resolver un sudoku.
Esta historia ya la han contado también los amigos de la corriente cognitiva, lo que sucede es que Branden (al que se le nota que le tira un poco también lo psicoanalítico), le echa el ingrediente de lo emocional y lo consciente/subconsciente a la propuesta de los anteriores, que solo hablan de operaciones mentales.
Con un ejemplo, si para describir el estado de conciencia ante el hecho de conducir los cognitivos hablan de nivel de atención, nivel de activación, memoria inmediata, organización espacial… Branden añade nivel de ansiedad, emoción que provoca en mí el conducir, mis valores y metas acerca del tema, mis reflexiones sobre el mismo… Obviamente, la imagen de la conducción es bastante aséptico, pero imaginemos una discusión profesional, por ejemplo.

En este sentido, hay algunas afirmaciones del capítulo que hablan por sí mismas:

Vivir conscientemente es vivir responsablemente para con la realidad. Esto no significa que me guste lo que veo, sino que tengo que reconocer lo que es y lo que no. Mis miedos, deseos o rechazos no deben alterar los hechos. Se me ocurren como ejemplo experiencias como aceptar los propios errores, afrontar las situaciones que me dan sustito en vez de darles la espalda, pedir explicaciones a alguien sobre algo que, de entrada, me provoca rechazo, me resulta difícil de aclarar y preferiría no comentar.

Ante esto, y tras citar variados ejemplos, el autor nos resume en 13 principios el quid de la cuestión, y este es el tipo de listadito que me encanta  mi para tenerlo a mano y echarle un ojo en las situaciones difíciles. Vamos a verlo:
Claves de la vida consciente:
  • Pensar contra no pensar. Suena a tontuna, pero anda que no hay veces que me digo a mí misma “mejor no sigas pensando en eso” como mecanismo de defensa ante situaciones que no quiero afrontar!
  • El conocimiento, aún cuando sea un desafío, ante el desconocimiento. Mi madre, a sus taitantos, está aprendiendo a coger el ordenador. Ya tiene msn y facebook. Viva su mérito!
  • La claridad, se obtenga o no con facilidad, contra la oscuridad. Cuánto habría dado este año porque muchas personas con las que he compartido tela de jornadas tuviesen asimilado este principio. Otras sí, y aunue no haya feeling personal entre nosotros como para luego irnos de cervezas, puedo hacer mi trabajo mucho mejor, que es de lo que se trata.
  • El respeto por la realidad, ya sea agradable o dolorosa,m contra la huída de la realidad.
  • La independencia contra la dependencia.
  • La actitud activa contra la pasiva.
  • La voluntad de correr riesgos adecuados, aunque despierten miedo, contra la falta de voluntad.
  • La honestidad con uno mismo contra la deshonestidad
  • Vivir en el presente y de a cuerdo con él, en vez de ocultarse en las fantasías. Este me gusta mucho también, cuántas veces nos anclamos en el pasado, en lo que pudo haber sido o en lo que será y ni pa’lante ni pa’tras. Este lo veo muy relacionado con el tema de ayer.
  • Enfrentarse a uno mismo contra evitarse a uno mismo. Uff!! Esto me pasa a veces cuando me miro al espejo ajjajaja no me miro el culete pa’no ver la celulitis, jajaja, imagináos a nivel mental.
  • La voluntad de ver y corregir los errores frente ala perseverancia en el error. Aquí, metafóricamente, sería apuntarnos al campamento del Thiocamp ése. Está clarísimo.
  • La razón contra el irracionalismo.

Ya os digo, me lo pienso imprimir y ponerlo bien grandote. Mejor esto que la-dieta-del-melocotón para ponerlo en la nevera, seguro!!

Finlmente no quiero terminar este apartado sin reseñar dos conceptos especialmente importantes que también desarrolla en el capítulo:
  1. El pensamiento independiente: haciendo referencia por esto, a como el dice, evitar pensar "con la cabeza de la gente" ¿Cuántas veces hemos aceptado como nuestras opiniones de otros? Ciertamente muchas, y yo la primera aunque no me considero nada voluble. A veces los humanos somos tan sociales que estamos a la merced de los pensamientos de nuestros iguales, tanto para formarnos prejuicios como para juzgarnos equivocadamente a nosotros mismo.
  2. El principio de causalidad recíproca. Que lo hemos tratado ya, porque no es otra cosa que el tema de pescadilla-me-muerdo-la-cola de psicoposts anteriores sobre la actitud y autoconfianza y los resultados e interpretaciones de mis acciones: Si tengo buena autoestima, actúo con seguridad y eso me devuelve éxito (aunque no sea un éxito tipo OT jajaja).


¿Qué os ha parecido el temita de hoy, a parte de largo ;)
¡¡Besos!!

Me gusta