domingo, 4 de julio de 2010

Lecturillas V y juego

Ayer leía en varios blog (¡¡hola Paulacky, guapa!!) un juego ideado por Byxina que me encantó: se trataba de abrir el libro que tuviésemos más cerca por la página 180 y escribir un párrafo sobre él en el blog.

Como andaba acabando mi lecturilla de esta ocasión, decidí aparcarlo para hacer la review librera de siempre junto con este juego. Así que allá vamos.

Esta vez he leído "Flavia de los extraños talentos", de Alan Bradley. Debo decir que me ha sorprendido gratamente por varios motivos:
- Es una lectura amenísima, en un lenguaje completo pero con un ritmo y detalles de humor propios, casi, de novela juvenil.
- Sin embargo, tiene auténticos giros y trucos narrativos del estilo detectivesco más clásico que podemos encontrar en héroes como Poirot. Flavia es toda una mente deductiva en acción.
- También tiene toques de reflexión sobre los sentimientos, las relaciones familiares y las personas que le dan un acabado muy completo.

Incluso aunque al principio me pareció pelín repelente (acababa, prácticamente, de dejar a la superdotada de "La elegancia del erizo" y ya me ponía con esta química y detective de 11 añitos, me dió por pensar que me molan las niñas raritas jajaja), en seguida se le coge cariño porque, pese a sus extraños talentos, Flavia no es más que una niña y su autor lo deja claro con las aventuras y desventuras que le suceden.

Un libro muy adecuado para lecturilla playera, porque no exige grandes esfuerzos y entretiene mucho.

Ahora os dejo con el fragmento del juego, y os animo a hacerlo:

"Leído de corrido, decía así: "B ONE PENNY H."
"BH". Luego el sello procedía de la 2º fila de la hoja impresa, 8º columna de la derecha. Dos-ocho. ¿Significaba eso algo? Dejando aparte que el hecho de que 28 es el nº atómico del níquel, no se me ocurría nada.
¡Y entonces lo vi claro! No era un número: ¡era una palabra!
¡Bonepenny! Pero Bonepenny a secas, ¡sino Bonepenny, H.! ¡Horace bonepenny!
Ensartado en el pico de la agachadiza chica, el sello había servido a la vez como tarjeta de visita y como amenaza de muerte..."

¡¡Besos y buenos libros!!