sábado, 7 de agosto de 2010

Manual de instrucciones y tácticas antiestratégicas.

Como los dos últimos capítulos del librillo que tengo entre manos son breves y tienen a puntualizar los argumentos de toda la obra, os los gazpacheo en un solo psicopost y le damos un chimpún al tema para pasar a otra cosa (mariposa, sí no lo puedo evitar, yo y mis coletillas!).
En el capítulo acerca del manual de instrucciones, la autora parte de la premisa conocida de “venimos sin manual de instrucciones” para terminar afirmando que alguna sí que tenemos (sino esto sería un caos, jajaja). La socialización y la madurez individual nos da un bagaje de normas, valores, creencias… que han sido filtrados y adoptados o no por nuestro yo.
Lo que sucede, es que algunos de esos preceptos (instrucciones) hay que revisarlas en ocasiones, porque a lo mejor han dejado de sernos útiles.
Imaginemos, por ejemplo, que de mis vivencias juveniles tengo asumido una “instrucción” personal: no te fies de tu intuición que te equivocas. Con los años, el aprendizaje y experiencia que me van acumulando, puedo revisar esta idea y ver si, efectivamente merece la pena seguirla manteniendo como instrucción, o si resulta que esta sabiduría del vivir me ha enseñado que hay intuiciones que sí me valen (por vcierto, algún día dedicaremos un post a las pobres intuiciones, que están muy vapuleadas por el boom cienífico, pero que ahí están, son útiles hasta a la ciencia y demostrado que no son de “persona emocional” versus “racional”, son muy muy efectivas a veces!).
Finalmente, lo mismo sucede con las antiestrategias: son lo contrario a la estrategia por cuanto ue no conciben la vida como un campo de batalla, sino como un caldero de historias, circunstacias y personas entre los que surgen conflictos, pero a los que hay que responder sin concebir conflicto como enfrentamiento, sino, simplemente, como diferencia de intereses.
...hasta aquí lo que nos ha dado este librico, que no ha sido poco; empecé a releerlo pensando que no daría para más que un par de psicopost y al final ha salido toda una saga!!
¿propuestas para próximos temas?

5 comentarios:

Celia dijo...

Pues a mí me encanta esto de que nos resumas libros, así que por mí puedes seguir :D Interesante lo de nuestras 'instrucciones' al largo de la vida..., ¡revisaré las mías! :) ¡Graciasss!

Miss Potingues dijo...

Me ha parecido interesante el librito de marras.

En este momento, me pillas sin ideas. El perro de la vecina que lo tiene en la terraza estuvo ladrando toooooooooooda la santa noche.
Besos somnolientos!

night writer dijo...

Siempre es bueno recapacitar,saber porque hacemos lo que hacemos o pensamos lo que pensamos. Es algo que no suele hacer la gente con normalidad, pero que ayuda mucho a no cometer errores por ideas preconcevidas, nuestras, o lo que es peor, las de alguien más.
Y lo de las intuiciones vs racionalidad, totalmente de acuerdo también. Yo estudio biología, para ser ingeniera genética, ojalá algun día jejejee. Pero he de decir que yo he tenido momentos de intuición,sobre todo de pequeña, que a mi me prueban que eso sí existe.

Miss Bittersweet dijo...

A mí me ha parecido muy interesante lo de que no nacemos sino que "nos hacemos", lo de que adquirimos hábitos. Yo creo que tienes toda la razón, pero en algunas ocasiones dudo. Tuve que hacer un trabajo para la uni en el que tenía que razonar si dentro de nuestra alma ya "habita un trabajo" o no. Si nacemos con unas cualidades determinadas para realizar un trabajo o si eso depende de nuestras decisiones. Yo pensaba que lo lógico era lo segundo, pero si me pongo a analizar, son muchas de mis cualidades y hechos de mi vida los que me han llevado a estudiar una carrera y no otra. No sé si se me entiende muy bien, pero me encantaría que escribieras sobre este tema para saber tu opinión :D un besote

BEAUTYVICTIM dijo...

Yo sólo me fío de mi intuición porque la razón, a veces, se justifica con la lógica y en este mundo, la realidad siempre supera la ficción.
Besos mediterráneos.

Inma

Me gusta