domingo, 29 de agosto de 2010

¿No tienes plan para esta tarde? ¡Yo te lo organizo!

jajaja...ya sabéis que estoy de vuelta, y liadísima. Os lo podéis imaginar: el 1 empiezo el trabajo, Irene empieza la guadería (con periodo de adaptación, es decir, solo un ratín), Marina NO tiene cole...menudo follón!
Menos mal que mi amiga Maricruz, que es quien me ha cuidado a mis hijas en su primer año de vida (que no iban a la guarde) me hecha una mano para cuidar de Marina y recoger a Irene, porque si no sería imposible. Un inconveniente de vivir lejos de mi mami, es que no tengo abuelas para que me ayuden (mi suegra vive conmigo, sí pero a la pobre no le podemos encargar cosas de responsabilidad...)
Así que estos dias previos al 1 estoy lavando, planchando y cocinando como una loca para dejar todo medio rodado antes de la gran función (jeje).

Ayer por la mañana, sábado, estaba cansada. Así que me propuse que desde que acabásemos el almuerzo y echase a las nenas a la siesta me iba a dar una jornada de MIMOS-PORQUE-YO-LO-VALGO.

PRIMERO...Mimitos para la cara. Usé la mascarilla purificante de Nivea, que me encanta porque da sensación de frescor, tiene  un olor muy relajante y deja la cara muy bien (ya tengo pendiente otra comparativa/review de mascarillas que caerá pronto). 
Manolo: "Si te pones en esas no me amenaces, que me asusto!!"

MIENTRAS TANTO...pongo una peli para revolearme (término que en Cádiz significa tumbarse desmañadamente, amos, tal como se cae) en el sofá. Menos mal que la mascarilla aunque pone que la tengas 3 minutos no es agresiva como para que te pase algo si la dejas 10, porque fue empezar la primera escena de "Malditos bastardos" y no pude despegar el culo del sofá ni para darle al pausse!! A todo esto, el Manolo ronca a partir del minuto 10' pese a mi emoción y a mi mascarilla. Se ve que no le ha dado susto, al final.
AL FINAL, cuando conseguí limpiarme la mascarilla, un poquito de hidratación y la carita como una rosa.

SEGUNDO: Como no soy capaz de estar una hora y media quieta viendo una peli, me preparo algo que hacer: mimitos para manos y pies. Manicura sencillita en las manos, que no quiero perder el hilo de la peli, y piscinera en los pies, que para eso es aún agosto!
¡¡Por fin os puedo poner la derecha!! Eso significa que ya estoy cogiendo el truco con la izquierda ;)

MIENTRAS TANTO...habrá que merendar no? Un  cafelito (ya he vuelto al con leche, aunque en verano lo tomo con hielo y solo...lo que es la mente, vuelvo a casa y adopto rutinas otoñales automáticamente!).

AL FINAL, pies descansadísimos y estómago feliz. jajaja Menos mal que la sangre de la que suele abusar el Tarantino no interfiere en mi placer por las pastas.


TERCERO: Mimitos corporales. Nada para terminar de relajarnos como un masajito en manos, pies, codos y rodillas con la crema de la que ahora uso y abuso, la 8 hours de Elizabeth Arden. Si lo completo con mimitos para mi contorno de ojos agotado, mejor que mejor.

MIENTRAS TANTO... las nenas se despiertan, quito la peli que es muy violenta y se acabó el descanso!
La foto no tiene efecto no. La nena es así.

AL FINAL, terminé viendo el final de la peli a las 11 de la noche, cuando conseguí acostar a las canijas again... el manolo vuelve a roncar...¡¡todo es cícilico en la vida!!

¿Os apuntáis a este plan? ¡¡A las que no tengáis nenas ni manolos roncadores os cundirá mucho más!!

Me gusta