miércoles, 11 de agosto de 2010

...sigamos limitando

...o mejor dicho, viendo las razones que nos impiden poner límites a una relación amorosa, por donde lo dejamos ayer.
De todas formas, hago un pequeño inciso: estas causas sirven para cualquier caso de persona o situación en que nos cuesta definir nuestro espacio. Me explico: no solo en las relaciones amorosas, sino en las de amistad, familiares e incluso profesionales, hay veces que nos cuesta poner límites, y las causas son muy parecidas.

Amply me (jajaja me encanta cuando practico el inglés de mi pueblo)

...bueno, hoy solo he expuesto un motivo, pero me parece suficiente letra, jajaja Ya me contaréis si estáis de acuerdo/no, conocéis casos...Seguimos mañana con los motivos que faltan.
¡¡Besos a las familias monoparentales que hay que tener redaños, y enhorabuena a las que no!!

4 comentarios:

Miss Potingues dijo...

Pues sí, conozco casos, alguno muy cercano y los hijos por fin descansaron el día que sus padres decidieron separarse porque la convivencia era insostenible.

Besos!!

tita hellen dijo...

Nos sale solo, porque cuando has visto una pareja feliz y los quieres te dan pena que lleguen a una situacion en la que ya la convivencia es imposible. Pero mejor eso a que se destruyan, puestos a elegir mejor el mal menor.

Y a veces cuando ocurre ese mal menor es cuando ocurre el milagro que lo salva todo.

Ich Selbst dijo...

Besotes pa' ti, pretty!!

Y sí, hay que tener redaños :)

Küsse, pretty!!!!!!!!!!

No sin MyMakeUp dijo...

Qué interesante..

Estoy TOTALMENTE DE ACUERDO.. son las reglas sociales las que a veces, sin querer, presionan..
Desde luego, lo más importante en esta vida, es ser tú mismo, sin imposiciones de ningun tipo, y ser valiente y afrontar los problemas.. Aunque sea difícil llevarlo a la práctica..
Muy buena reflexión. UN beso, guapa

Me gusta