sábado, 11 de septiembre de 2010

Cómo me cuido en otoño, versión day.

Otro de los propósitos para afrontar con buen ánimo y mejor cara el otoño es retomar las rutinas de cuidado que a veces olvidamos en verano.
A menudo con las salidas nocturnas, los cambios de residencia y las visitas, nuestros cuidados no son lo regulares que debiesen, y eso la piel lo nota.

Así que, ahora que estamos en casita, no hay excusa que valga.
El otro día lo comentaba en un blog: para mí el ritual de cuidados, sobre todo el nocturno, es como un "premio", para nada una carga. He acostado a las nenas, y he cenado o voy a cenar (ahora os explico porqué). Es el MI momento: mis ojos, mi cara, mi cuello y mis pestañas. Mis manos y pies. Y me quedo más feliz que una perdiz. Así que os cuento que hago, que por otra parte, no es nada del otro mundo, pero igual os vienen bien los productos.

...pero empecemos con el día: suena el despertador y...


...Como hay que correr un poco, siempre tengo en la ducha mi limpiadora de Garnier 3-en-1: así me la doy en la cara mientras empiezo a humedecerme el pelo y el cuerpo. Su pareja de baile es el gel anticelulítico de Vitesse, que venía con la crema y utilizo por las partes-problema (en mí, culete y cara externa de los muslos...amos, las pistoleras). Los principales componentes de este gel, que tiene además un efecto tonificante (ideal por las mañanas!!) son la centella asiática y extractos de algas. No me olvido (en esta estación aún lo soporto) de acabar la ducha con un chorrazo de agua fría, por eso de la circulación de las piernas.
Sí, mis cuatro fantásticos: las dos de la ducha, mi taza jumbo y mi italiana.
Tengo una supercafetera que casi habla, pero como mi italiana nada en el mundo.

Una vez fuera de la ducha, me seco y es el turno del cuerpesito jajaja: termino mi "lucha" contra la celulitis con el anticelulítico de Vitesse, que como trae un aplicador con masajeador es más higiénico, no te pringas las manos y superagradable. Como hidratación ahora estoy usando la manteca de chocolate del LIDL, cuyo olor me enloquece. Finalmente, les toca a las manos: esta crema natural de miel que me traje del mercado andalusí me encanta, es altamente nutritiva y huele de maravilla también. Entre sus componentes: glicerina, cera y miel.

¡¡Arrea, la hora que es, vamos a darnos prisa!!

...mientras que se me secan las cremitas corporales, vamos a la cara como hidratante estoy usando Babaria con extracto de perla. Da luminosidad al rostro, huele bien y se absorve rápido. Estupenda para las prisas. En los ojos utilizo Inositol, de Ives Rocher. Deja un poco de brillo rosado, pero me refresca las bolsas bastante bien. Tras el maquillaje, un flash de agüita de avena:
...la diferencia entre tener buena cara o tener cara-de-almohada, jajaja

¿Cómo hacéis vosotras para mantener la rutina sin llegar tarde al curro?
Próximamente, la rutina nocturna (mmm, la mejor, ya sin estreses!)

Me gusta