miércoles, 8 de septiembre de 2010

Un día como hoy...hace algunos años

...Nació una mujer que nunca saldrá en los libros de texto.
Que nunca será recordada en grandes efemérides.
Que no ha sido portada de ninguna revista, ni ha salido en televisión.
Y sin embargo, de entre todas las mujeres, para mí es la que ocupa el lugar más importante, justo después de mis hijas (sé que lo entiendes, tú). Y compartido con otra mujer (sé que esto también lo entenderás, aunque sigues creyendo que es una niña, a veces).
Una mujer que me dio la vida, pero, lo que es MÁS IMPORTANTE, me ENSEÑÓ A VIVIRLA. La vida la puede dar cualquier ser vivo, pero sabiduría, lucha, ejemplo y tesón para conseguir lo que una se propone, es MUY DURO de enseñar. Y lo dice una, que es "maestra".

Es una mujer con la que mantengo una especial relación, porque ...
...Cuantos más desvelos me dan mis hijas, más la quiero a ella. Mejor aprecio lo que hizo, y lo que sigue haciendo.
Cuanto más entiendo lo dura que es la vejez, más lucidez veo en su infinita paciencia y en su caridad.
Es una mujer que vive, y espero que lo haga muchísimos años, pero a la que YA LLEVO DENTRO. Porque la reconozco en mis gestos, en mis ideas y a veces, también en mis errores. Es una voz que siempre está presente dentro de mí cuando tomo decisiones. Vives lejos, pero qué cerca te siento.

Ya imaginaréis de quién estoy hablando, pero de todas formas, necesito decirlo:
GRACIAS, MAMÁ. FELICIDADES.

Me gusta