miércoles, 24 de noviembre de 2010

¿Dónde se generan las emociones?

Ayer terminábamos caracterizando las emociones como un MECANISMO DE SUPERVIVENCIA CEREBRAL con un origen fisiológico, vamos a concretar un poco más este aspecto. 

Porque, además, como somos complejos y tenemos “a nuestras espaldas” todo un bagaje de vivencia sociocultural e histórica, podemos hablar de EMOCIONES PRIMARIAS (fuertes, con una base fisiológica marcadísima, “más animales”) y de otras SECUNDARIAS.

Las emociones tienen su CENTRO DE OPERACIONES EN…

  • ·         Parte superior de la MÉDULA ESPINAL, donde se encuentra el LÓBULO OLFATORIO que es el que se encarga de recibir olores y desencadenar respuestas apropiadas a ellos (huelo a león = miedo = corro, en plan muy simple).
  • ·         SISTEMA LÍMBICO, donde se encuentra la AMÍGDALA: Que se va desarrollando en nuestra historia de la evolución, permitiendo un gran avance: el APRENDIZAJE del PELIGRO porque guarda registro de las experiencias negativas y sus desencadenantes.

Vamos a verlo con un ejemplo, que es más ameno y se entiende mejor.
 Cuando tenía alrededor de unos 12 años tuve una experiencia muy negativa con un autobús y tomate frito que había comido. Estoy segura que no hace falta entrar en detalles, ¿verdad?
El caso es que, y a pesar de que era mi comida favorita, estuve más de 10 años que era INCAPAZ de comerme nada que lo tuviese.

¿Porqué este comportamiento de rechazo tan irracional? Porque en mi sistema límbico se almacenó el hecho de que el tomate era “tóxico” (aunque no fue el tomate, fue la mezcla de situaciones) y TODO MI CUERPO reaccionaba ante ese estímulo negativo (naúseas ante el olor, por ejemplo).
Estoy segura que os ha pasado, es muy típico que cuando nos siente mal una comida sintamos horror irracional durante un tiempo al hecho de comerla aunque racionalmente sepamos que esta vez no nos hará daño: es una secuela de nuestra evolución.

·         Finalmente, la evolución hizo posible el NEOCÓRTEX, que permite que los humanos tengamos pensamiento abstracto: análisis, planificación… Ojo!, a pesar de ello, en muchas situaciones sigue siendo más rápido nuestro sistema límbico. Y de ahí que nos dejemos “DOMINAR” por las emociones intensas.

¿Y cuáles son las emociones básicas? Venga, señoras, que de éstas tenemos todos:
¿Verdad que ahora podemos identificar o intensas que son a veces? Pues a pesar de la base física y el pasado “animal” que tienen, podemos reconocerlas y trabajar con ellas. De eso seguiremos hablando en los próximos posts.