miércoles, 10 de noviembre de 2010

SONRÍAN, POR FAVOR...

Hace tiempo, conocí a una mujer admirable que trabajó en mi centro como conserje. Pilar siempre tenía una sonrisa en su rostro, es una mujer tranquila, que emana paz, pero que no para de formarse, aprender, leer...y dar cariño a todo su alrededor.
De ella aprendí mucho, porque nos encantaba mantener conversaciones en ratos de hueco sobre lo trascendente y lo intrascendente de la vida. Y de ella aprendí este escrito sobre las sonrisas, que probablemente conoceréis muchas de vosotras porque es bastante sonado:

El Valor De La Sonrisa 

No cuesta nada
pero vale mucho,
enriquece a quienes la reciben
sin empobrecer a quienes la dan.

Ocurre en un abrir y cerrar de ojos,
y su recuerdo dura aveces para siempre,
nadie es tan rico que pueda pasar sin ella,
y nadie tan pobre
que no pueda enriquecerse de sus beneficios.

Crea la felicidad en el hogar,
alienta la buena voluntad en los negocios
y es la contraseña de los amigos.

Es descando para los fatigados, luz para los decepcionados
sol para los tristes y el mejor antídoto contra las preocupaciones.

Pero no puede ser comprada, pedida, prestada o robada,
porque es algo que no rinde beneficio a nadie menos que sea
brindada espontánea y gratuitamente.

Y si cree que a usted la sonrisa no le aporta nada
¿ Puedo pedirte que me dejes
tu una sonrisa tuya?



¿No es precioso y verdadero? Tan barata, tan fácil....y cuánto nos olvidamos a veces de echarla!! Yo intento predicar con el ejemplo, y doy fe de que he comprobado literalmente que...


- Las personas te responden mejor y con más ánimo de ayudar sin pedir nada a cambio si empiezas con una sonrisa.
- En las tiendas te atienden mejor y más rápido.
- Si te están "evaluando" (examen oral, entrevista de trabajo, exposición...), una sonrisa muestra seguridad en tí misma y relajación en lo que haces (aunque la procesión vaya por dentro).
- Al sexo opuesto le atrae mucho más una persona que sonría que una seria.


Por eso hoy, ya que el escrito es copieteado, quería, por un lado sacaros una sonrisa (al menos!), y por otro, VENGARME de Rocco y Danui y nominarlas a este chiste-tag:







¡¡¡Jajajaja!! Enga, niñas, que en esta vida nos reímos muy poco!!!
¿Y todas las demás...Os apuntáis?