jueves, 27 de enero de 2011

El trío LA-LA-LA: Confianza, respeto y límites Hoy, confianza.

Son otras 3 características de las personas con habilidades sociales en su entorno profesional. Y creo que todas lo tenemos claro, estos 3 valores no ya para nuestro ámbito profesional, sino parIna la vida en general (pareja, familia, amistades...). ¡Pero qué difícil es a veces alcanzarlos! Vamos a ver qué claves nos propone la autora " Guía de la inteligencia emocional"

  1. INSPIRAR CONFIANZA:

Desde que somos pequeños, en nuestro proceso de socialización se nos "advierte" acerca de los peligros de confiar en quién no debemos. Incluso la cultura popular, a través de manifestaciones como los refranes, nos "inyecta" desconfianza, nos previene...
Amistad, con todos; confianza con pocos.
De quien yo me fío, guárdeme, Dios mío; de quien no, me guardaré yo.
Por la puerta de la confianza se cuela la mala crianza


Uf... mal rollito, ¿no? Jajaja Pero dan qué pensar, desde luego.

En un ámbito más cultural, existen muchas citas acerca de la confianza, ya que es un tema que siempre ha preocupado al hombre a la hora de relacionarse...

Es fácil, terriblemente fácil, hacer tambalear la confianza de un hombre en sí mismo. Aprovecharse de esta ventaja para conmover el espíritu de una persona es una labor diabólica.
(Berdnand Shaw)
La confianza perdida es difícil de recuperar, porque la confianza no crece como las uñas. 
(Johannes Brahms)

¿Interesantes? Son una muestra, como digo, de la importancia que se ha dado a este valor. Pero ¿cómo ofrecer a los demás una imagen que nos haga confiables a sus ojos? Vamos con los consejos:


Estos puntos me han parecido útiles para varios aspectos:
Identificar conscientemente a quién me inspira confianza. A menudo, en el día a día, decimos "No sé porqué...Fulanito me da mala espina", ¿verdad? Pues ahora analizad el comportamiento de Fulanito, a ver si encaja con algún ítem de los anteriores y comprenderéis el porqué de esa mala espina inconsciente.
Dar una impresión confiada cuando es necesario. No hablo de intentar parecer Hello Kitty (jajaja) hablo de una entrevista, que te presenten a la suegra (jajaja)...o cualquier situación en la que, verdaderamente, nos interesa mostrar una actitud confiable. Estos tips pueden venirnos muy bien.

Como no todo en la vida es confiar ni hacernos confiables, mañana seguiremos con el respeto, la segunda pata indispensable de esta banqueta. Necesito que mis alumnos confíen en mi, pero también que me respeten... ¿cómo?
¡¡Besos!!

@gadirroja en INSTAGRAM