jueves, 27 de enero de 2011

El trío LA-LA-LA: Confianza, respeto y límites Hoy, confianza.

Son otras 3 características de las personas con habilidades sociales en su entorno profesional. Y creo que todas lo tenemos claro, estos 3 valores no ya para nuestro ámbito profesional, sino parIna la vida en general (pareja, familia, amistades...). ¡Pero qué difícil es a veces alcanzarlos! Vamos a ver qué claves nos propone la autora " Guía de la inteligencia emocional"

  1. INSPIRAR CONFIANZA:

Desde que somos pequeños, en nuestro proceso de socialización se nos "advierte" acerca de los peligros de confiar en quién no debemos. Incluso la cultura popular, a través de manifestaciones como los refranes, nos "inyecta" desconfianza, nos previene...
Amistad, con todos; confianza con pocos.
De quien yo me fío, guárdeme, Dios mío; de quien no, me guardaré yo.
Por la puerta de la confianza se cuela la mala crianza


Uf... mal rollito, ¿no? Jajaja Pero dan qué pensar, desde luego.

En un ámbito más cultural, existen muchas citas acerca de la confianza, ya que es un tema que siempre ha preocupado al hombre a la hora de relacionarse...

Es fácil, terriblemente fácil, hacer tambalear la confianza de un hombre en sí mismo. Aprovecharse de esta ventaja para conmover el espíritu de una persona es una labor diabólica.
(Berdnand Shaw)
La confianza perdida es difícil de recuperar, porque la confianza no crece como las uñas. 
(Johannes Brahms)

¿Interesantes? Son una muestra, como digo, de la importancia que se ha dado a este valor. Pero ¿cómo ofrecer a los demás una imagen que nos haga confiables a sus ojos? Vamos con los consejos:


Estos puntos me han parecido útiles para varios aspectos:
Identificar conscientemente a quién me inspira confianza. A menudo, en el día a día, decimos "No sé porqué...Fulanito me da mala espina", ¿verdad? Pues ahora analizad el comportamiento de Fulanito, a ver si encaja con algún ítem de los anteriores y comprenderéis el porqué de esa mala espina inconsciente.
Dar una impresión confiada cuando es necesario. No hablo de intentar parecer Hello Kitty (jajaja) hablo de una entrevista, que te presenten a la suegra (jajaja)...o cualquier situación en la que, verdaderamente, nos interesa mostrar una actitud confiable. Estos tips pueden venirnos muy bien.

Como no todo en la vida es confiar ni hacernos confiables, mañana seguiremos con el respeto, la segunda pata indispensable de esta banqueta. Necesito que mis alumnos confíen en mi, pero también que me respeten... ¿cómo?
¡¡Besos!!

13 comentarios:

Miss Potingues dijo...

Aún con todo, hay gente en la que se puede confiar, y gente en la que no.
Pero ir con un escudo por la vida te va a hacer perder muchísimas cosas bonitas.

Besos, guapa

BEAUTYVICTIM dijo...

Me ha gustado muchísimo tu entrada. Es cierto que pensando en lo que me inspiran ciertas personas, veo el porqué me producen desconfianza.
Espero la próxima con impaciencia.
Besitos, guapa

Inma

Cristina (El rincón de...) dijo...

Totalmente de acuerdo con Miss Potingues!

Hay gente en la que puedes confiar, y gente en la que no... Aunque también te puedes llevar un gran chasco con alguien en la que confías plenamente... Doy fe!! :) Pero tampoco se puede ir por el mundo desconfiando de todo, mal asunto entonces! ;)

Besos!!

Eli Vístete Que Vienen Curvas dijo...

la confinza es la base de toda relación humana...

Eli
http://vistetequevienencurvas.blogspot.com/

CasitadePiedra dijo...

A mí personalmente me cuesta muchísmo confiar en las personas.
Emocionalmente soy muy abierta. Lloro, rio, cuento mis chistecitos, me enfado, creo que lo transmito, pero soy muy reservada con mi vida y mis cosas personales, por esta razón me cuesta confiar en los demás, sólo lo hago cuando los hechos y el tiempo habla por sí mismos.
En el caso contrario, si tengo que mirarme a mí misma, creo que doy mucha confianza, escucho, no juzgo, no etiqueto... pero con esta actitud, creo que sería la correcta, no es con lo que te encuentras en el día a día, por eso es mejor, tener cuidado a la hora de confiar en los demás.

Y mañana más :)

Un beso guapa!

lali dijo...

te dejo un premio amor pasa cuando puedas.
besos

Purpurina dijo...

muy interesante como siempre! y me ha hecho pensar.

me acorde de algunas participantes de americas nex top model (no podria citar un programa mas serio??). Algunas chicas son algo prepotentes y arrogantes, dicen cosas q a mi me parecen una barbaidad (aunq ya empiezo a creer q es algo muy norteamerticano) cosas tipo "todos quieren ser como yo" y cuando la gente las cuestiona dicen q ellas tienen mucha confianza en si mismas y la gente las confunde con arrogancia u otras cosas...

todo un tema la confianza, encontrar ese punto entre q no te hagan lesa por confiar en todos, o desconfiar de todos y terminar perdiendo cosas.

Por lo general soy muy desconfiada, dado q con la mayoria de la gente no comparto muchas cosas en comun, pero con personas q tenemos mismos intereses siento mas confianza. Es decir, si a una persona le gusta el mismo estilo de foto q a mi, siento q puedo confiar mas en esa persona. Con un ingeniero o un fisico por ejemplo, aunq tenga una personalidad amable, no me inspira confianza al mismo nivel. Creo q mas q nada, para confiar en una persona, busco identificacion, eso me hace creer q la persona eventualmente me entenderia y por lo tanto puedo confiar.

un testamento para variar!

besos

tita hellen dijo...

A mi me resulta imposible querer a una persona en la que no confio, la puedes tener cariño, pero no es sincero. Hay que ser sincero en los afectos, es lo de lo poco auténtico que nos queda. Besotes

EriquiuX dijo...

Gadi, me encanto este post y espero el próxima ya :D te puedo decir que estos psicopost me ayudan a reflexionar en mi vida y ser mas empatica con las personas a mi alrededor, ya que el trabajo sobre todo, de repente se torna un poco complicado congeniar con algunos de mis compañeros, te agradezco mucho el hacerlos, te mando un saludo desde MEXICO :D

Ich Selbst dijo...

Ufffff, temita candescente!!!!

Yo soy más de confiar de lo que yo confío en los demás. Es decir, la gente se abre mucho a mí (inconsciente o conscientemente) y yo trato de no traicionar de ningún modo esa confianza (trato, que a veces no se cumple por diferentes motivos, pero no suele pasar).

En el lado contrario me encuentro yo, que suelto por mi boca sólo lo que me 'interesa' soltar y no digo (cuento) lo que no me interesa por miedo a que sea utilizado en mi contra (cosas que ya me han pasado y no me ha gustado un pelo).

Total, que no soy traicionera pese a que me han traicionado (muchas más veces de las que me creo merecidas).

Küsse, pretty!!

Ich Selbst dijo...

¡Aunque a quien le cuento, le cuento!! Que no soy amiga de las medias verdades!!!!!!

;)

Ponte guapa dijo...

Menudo trío que nos has presentado!!
Personalmente soy bastante confiada, es cierto que por ello he tenido bastantes desilusiones en la vida pero también lo es que gracias a ello también me he topado con personas maravillosas. Ya se sabe en todo lo bueno hay algo malo, y en todo lo malo algo bueno, el ying y el yang.

Un besín guapa.

101205i dijo...

Me apunto a lo que dice Eli. Yo parto de la confianza en una cuestión laboral, con amigos, con familia. Y a partir de ahí o se reafirma mi opinión o cambia. Tiene que ser malísimo para el estomago estar pensando todo el día en que te la quieren dar y no se puede confiar en nadie.

Me gusta