martes, 11 de enero de 2011

SUPEROPTIMISMO: La vida es rosa (vuelven los psicopost)

Hola chicas!!
Por fin hoy, empezadas ya las rutinas, vuelven los psicopost a mi blog. De todo corazón os digo que echaba de menos elaborarlos, publicarlos y leer cada día vuestros interesantes comentarios que siempre me enriquecen y aportan visiones distintas y magníficas...
...pero claro, con el follón de las fiestas, viajes, etc., me era imposible hacerlos en condiciones. Ahora, con la rutina y en casita, retomo la sección, le echo un ratico cada tarde, y amonoquenosvamos.
No sé si recordaréis que, dentro de la Guía de la inteligencia emocional, estábamos analizando las formas de afrontar la vida y habíamos hablado del pesimismo, así que hoy nos toca justo el otro extremo...
Vamos al lío!

El peligro del super optimista, no es, como podemos pensar a la ligera, ver la vida exenta de riesgos y tirarse de cabeza. Los super optimistas no tienen porqué ser imbéciles, pueden ser muy inteligentes. El problema al que se enfrentan estas personas es que, en realidad, NO SE PERMITEN SER INFELICES ni un ratito. Y esto no es sano.
Veamos las características del super optimista:



…¿Conocéis a alguien con algunas de ellas? Yo sí. Y ciertamente, no me gustaría estar en su pellejo.
"Ojito", que como siempre, estas características están tipificadas de manera que rara vez se den, todas juntas, en una misma persona. O al menos no con tanta intensidad.

Sin embargo, sí conozco, como decía a alguna persona que lo ve todo de color de rosa (hasta el punto de llegar a ser pesada, os lo juro!!) ...y luego, ante los conflictos graves o los sucesos tristes se hunde y no es capaz de levantar cabeza sin ayuda.

¿Cómo se evitan estas situaciones? En el libro se apunta a la importancia de enseñar a las personas a gestionar sus emociones desde la infancia. Y no solo corresponde a las familias hacerlo (aunque son agentes muy poderosos en la educación de los niños y eso es impepinable), pero también desde la escuela y la sociedad se aprende a...
  • Tolerar la frustración (en este sentido, permitir las rabietas en vez de chantajear al niño para que no llore, o que viva situaciones en la guardería del tipo "no siempre gano yo"...viene genial).
  • Detectar la ira y gestionarla correctamente (Animándoles a reconocer y poner nombre a eso "tan feo" que sienten, y a partir de ahí a buscar opciones a la situación que lo provocaron)
  • Enfrentarse a los propios sentimientos más indeseados y "echarles cara" (en el sentido de que a) a veces al ser inconscientes, nos hacen daño "desde dentro", por esa falta de querer verlos. Y b) una vez que asumo lo que me está pasando puedo buscar ayuda en mí o en mi "red de apoyo emocional".
  • Prevenir las situaciones de miedo y estrés (ojo, no es vivir asustados sino preparados, con estrategias ante la vida)

Como veis, son acciones educativas que podemos trabajar con los niños de nuestro alrededor, pero también con nosotras mismas y las personas de nuestro alrededor.
Todo esto lo da, la EDUCACIÓN EMOCIONAL, y por eso, precisamente, me apasiona tanto el tema: nos hace más aptos y capaces para la vida, desde la infancia pero también en la madurez.
Mañana veremos "la justa medida", es decir, las características y recursos de las personas sanamente optimistas.
Un besazo!

20 comentarios:

101205i dijo...

Ay, Gadi que yo tengo que aprender a ser una madre que frustra a su hijo...Mira que me lo han dicho y lo he leido que un niño tiene que frustrarse y sentir miedo y todo y todo para desarrollarse como persona y no ser un tirano de adulto pero me da mucha pena, la verdad. Lo intento y poquito a poco estoy aprendiendo a decir NO, Iban!!!Y punto pelota (para cambiar y que no me lo diga él con sus cinco años recién cumplidos).

Miss Potingues dijo...

Echaba de menos estos posts.
Me ha parecido interesante, no sabía que existía el superoptimismo, aunque sí he conocido apersonas que lo apdecen.

Besos!

BEAUTYVICTIM dijo...

Yo también echaba de menos estos post. ¡Qué difícil es encontrar el punto justo de equilibrio en todo en la vida! Siempre digo que soy muy optimista por naturaleza, pero también digo siempre que no me gusta engañarme a mí misma con nada de nada de lo que atañe a mi vida y eso es para mí, una especie de tabla de salvación que me ayuda a estar muy centrada en la realidad del mundo y me ayuda con la consecución de mis proyectos.

Espero tu entrada de mañana.
Un besazo, guapa

Inma

Adriana dijo...

Yo creo que sí que conozco a alguien así, aunque no estoy segura, tendré que seguir leyendo sobre el tema...

¡Besitos!

{*Irene*} dijo...

Yo a la única persona que conozco así es a Ned Flanders, de los Simpson jajajaja
Pero me ha parecido un post muy interesante!

tereG dijo...

No conozco a nadie superoptimista. Más frecuente es encontrarte con los casos contrarios... ¡que me cargan a más no poder! hay que estar luchando constantemente contra tanto mensaje "negatifo". Es que me acuerdo mucho de Van-Gaal cuando entrenaba al Barça y le recriminaba en una rueda de prensa a un periodista:"siempre NEGATIFO, NUNCA POSITIFO" ;) bsote

aLiCia eN eL PaíS De LaS PiNTuRiLLaS dijo...

Gadi, te sigo desde hace poco y no sabía que hicieras post de este tipo...un 10 por tí¡ me encantan este tipo de temas, y no sé si serás consciente de la cantidad de gente a la que estarás ayudando con estas entradas. Enhorabuena¡ Me ha parecido muy interesante, voy a curiosear los otros. Un beso

tita hellen dijo...

Hay que darse licencia para cabrearse, entristecerse, frustrarse, abatirse, levantarse... sino, alegría por alegría, qué valor tiene? Ninguno! Pues ya está!.Besazos

beronykas dijo...

Estudio enfermeria y en una de las asignaturas de la carrera queda vigente cada vez mas el poder del optimismo para la salud. Ademas las personas positivas afrontan, aceptan mejor los problemas y tienen mejores mecanismos para superar las dificultades de la vida!

Chicas, tenemos que hacer un esfuerzo para integrar el pensamiento positivo en nuestras vidas!

Merxe adicta a Primark dijo...

gracias es de gran ayuda!

Mi burbuja, mis normas dijo...

Me encanta!
Es necesario aprender de TODOS los sentimientos, reconocerlos, saber expresarlos y explicarlos, aprender a gestionarlos (como dices)... Para mí que trabajo en un colegio, estas cosas son súper útiles, antes creía que mi formación no iba a servir para mucho pero ahora me doy cuenta de que aunque sea inconscientemente la voy aplicando =)
Conozco a alguna que otra persona así, pero tan malo es el superoptimismo como todo lo contrario...
Gracias por estas clases teóricas con ejemplos!! ^^

Naoko dijo...

Me sumo a las que echaban de menos los psicoposts! y es que me hacen pensar sobre muchas cosas de mi y de mi vida. Me identifico con Inma en que yo también me considero optimista por naturaleza, con mis bajones y subidones. Sin embargo, cuando he tenido que afrontar problemas, me he sorprendido a mi misma y creo que sé ver la realidad de las cosas por encima de mis deseos, pero siempre para ponerle más ganas y conseguir lo que me propongo. No soporto a la gente que ve todo de color de rosa pero tampoco a la gente que lo ve todo negro y se pasa el día quejándose por todo, diciendo que su vida es una mierda, cuando no es verdad, etc. Me chupan la energía!! y por mi carácter, estas personas se me suelen pegar habitualmente, jur! Un besote!!!!!!

M* dijo...

Buenas!
Bueno yo discrepo en que no tiene que ver con la inteligencia emocional. He podido estudiar el efecto Pollyana (que es la persona que vive todo desde un optimismo desmensurado, como bien señalas) y no tiene nada que ver con la inteligencia emocional.
Esta tiene que ver con la empatia, con el reconocimiento de los propios sentimientos, con el afrontamiento de situaciones personales evidentemente de tipo emocional... pero es lo que discrepo.

Lo demas esta interesante y cierto :)))

Pasate por mi blog.

:)


elvasodemonica.blogspot.com ademas hice una entrada con un tema similar!

Byxina dijo...

Como siempre, los psicopost, geniales!! Cómo los echaba de menos, pero se comprende que no tuvieras tiempo ;)

No conocía el término "superoptimista" como tal, pero es cierto que algunas personas lo padecen. Yo siempre he dicho que los excesos nunca son bueno..(ni de cosas malas ni de cosas buenas) y tu psicopost lo demuestra. Hay que conocer el "sí" y el "no", lo "feliz" y lo "triste", la "cara" y la "cruz"... Yo soy educadora infantil, y en una guardería es imposible dar a todos lo que quieren (si eso fuera lo que deseamos hacer). Pero siempre hay que establecer límites y que aprendan que no siempre se puede hacer lo que uno quiere.

Un besito Gadi!! :)

Gadirroja dijo...

M*...¿en serio crees que el superoptimismo no tiene que ver con la educación emocional, o no lo he comprendido yo bien? Me dejas un poco confusa!

Little Butterfly dijo...

Me encantan estos posts, aprendo muchísimo y me hacen reflexionar. Lo que no entiendo es lo que dice M* porque tener empatía, saber reconocer los propios sentimientos y afrontar situaciones personales es precisamente lo que hace alguien con una gran inteligencia emocional (o eso es lo que me explicaron en el instituto, al menos jeje)

Lady Fashionista dijo...

yo también echaba de menos los psicopost!!! no sabía que existia el superoptimismo, creo que hay que vivir con optimismo y positivismo pero cuando el dolor llega hay que dejarlo fluir, vivirlo y aprender de él pero no hacer ver que no existe porque existe y es una parte importante de la vida.

Un besito Gadi!

Tessa dijo...

Yo no sabia que existia el superoptimismo!! sabias del optimismo,pero vaya tela.....

Yo siemprehe sido pesimista,ahora menos lo controlo mas,tiendo al positivismo pero a mi la gente que es ya demasiado positiva......creo que debe a ver un termino medio.

Respecto a lo de los niños es verdad,no por que le regañes o un dia le digas que no a algo y llore o se coja un berrinche, no por eso es es peor madre o padre.Asique luego veo cada caso pa flipar ,de niños de uno y dos años que mandan sobre los padres,es increible!!
Y he llegado a oir esque sino le doy tal cosa a mi hjo no me va a querer!! pero donde vamos a llegar??!! El arbolico se cria desde pequeños.

En fin,me alegra que vuelvan los psicopost jaja

sicodivina dijo...

As hecho diana,vamos que lo has bordado,que si.
Supuestamente mi suegra es bipolar por una mala educación emocional o inexistente,vivía entre algodones desde pequeña,solo tenia que abrir su boquita y todo solucionado,cuando la edad la aparto del negocio no supo asumir el no poder estar mandando todo el día,lo necesitaba.
Su trabajo no le llenaba por sus exitos,enseñar a los demás sus descendientes,era frustrante para ella,(corría el riesgo de que lo supieran hacer)pero claro nadie escapa de hacerse viejo a no ser que lo entierren.
Conozco a mujeres tan superficiales que como se les rompa una uña se les amarga el día.
Esas personas también no han aprendido de pequeñas porque sus madres pensaban que hacían lo mejor.
Tuve la gran suerte de tener una madre y dos profesoras estupendas que me enseñaron bien la lección, me decían:en la vida no es todo de color de rosa,aprende a disfrutar y pelear por tu vida,porque te vas a conformar con esa nota?o esta vez tu no participas,si lo quieres pelea por conseguirlo.
Lo que no tengo nada claro es lo de mi suegro,te aseguro que cada día menos.
Besos y gracias.

cristina dijo...

interesantisimoooooo ya os hechaba demenos jjaja

Me gusta