sábado, 22 de enero de 2011

Ya basta, porque ya tenemos bastante.


Porque bastante hay con soportar trolls como los soportamos muchas de nosotras,

Porque bastante bueno es el ambiente de la bloggosfera para que vengan dos, tres.. da igual, porque yo ya no me creo nada, a enturbiarlo.

A menudo se ha comentado entre nosotras que la hermandad potinguera se caracteriza por APOYO y SOLIDARIDAD. Y yo lo creo, honesta y firmemente, y no quiero permitir ni colaborar para que esto cambie.

A menudo nos alegramos de cómo nos ayudamos, apoyamos y compartimos. Porque, en contra de lo que algunos creen, las mujeres (en su mayoría) sí somos solidarias y no envidiosas ni criticonas. Y como no estoy de acuerdo con esto, no pienso formar parte de una comunidad que lo permite. Por eso no estoy dada de alta en foros como Vogue. Los miré un tiempo, ví que había mucha gente que comentaba cosas interesantes, pero también mucha gente faltando al respeto en sus opiniones y haciéndolo por detrás de la persona de la que se opinaba. A mí estas cosas, perdonen pero ni me interesan ni van conmigo.

Cuando Ying&Yang empezaron su blog y nos dejaron mensajes misteriosos a la mayor parte de nosotras, no lo ví. Conocí su existencia muy poco después, cuando me dieron el premio naranja. Llegue "tarde" y leí muchos comentarios, incluida las respuestas de las autoras, defendiendo la dinámica y los objetivos del blog. "Bueno, me dije, tiempo al tiempo. Todo el mundo se equivoca a veces y quizá estas chicas realmente no tienen intenciones malsanas".
Seguí entrando, y comentando, como hago con muchas de vosotras. Pero seguía sin gustarme, empezando porque la redacción de los posts deja mucho que desear, sinceramente. 

Otro aspecto que tampoco me gustaba nada son las continuas alusiones a lo hipócrita del "mundo blogger". Yo no lo veo así. Evidentemente, a mis 32 años, por mi trabajo y mi experiencia como madre, yo no vivo en los "Mundos de yuppie", vale que algún que otro comentario puede ser poco sincero, pero lo que me queda bien claro cuando leo los míos y los vuestros es que ninguno (salvo los de trolls) son HIRIENTES, ni MALINTENCIONADOS.

Ayer fue, para mí, la gota que colmó el vaso. Las autoras de este blog no solo tuvieron la poca vergüenza de robar (¿o es que pidieron permiso?) y recortar la foto de una blogger, sino que además criticaron absurdamente un aspecto de su look de una manera zafia y sin sentido.

Personalmente, paso de sentirme juzgada. Hago lo que quiero porque me apetece. Si mis looks o aspecto gustan más o menos, no me preocupa hace mucho. Esto va de COMPARTIR, CREAR, INSPIRAR, APRENDER. No va de "mira lo que valgo", creo que estas chicas se han equivocado desde un error de base.
Por otra parte, me preocupa también el hecho de que ahora, de repente y por estas dos, la gente tenga miedo. Sí, creo que lo pueden provocar. Hay personas más inseguras, que están empezando para quienes es muy importante, como cualquiera, el APOYO DE SUS SEGUIDORAS y no me parece justo que ninguna tengamos que estar pensando " a ver si me sacan y dicen que he hecho/tengo tal o pascual"

¿Es que ustedes son/hacen las cosas de forma perfecta?

 ¿Porqué no dan la cara y se esconden tras un nick solamente? 

¿Porqué no suben SUS imágenes? 

¿A QUÉ TIENEN MIEDO USTEDES?



Como les dije en su post, por mí, pueden darme ya el premio limón o mala uva, porque bastante me han agriado estos días.

...Y TAL VEZ ESTE POST LES DE HOY A USTEDES LAS ANSIADAS VISITAS QUE PARECEN ESTAR BUSCANDO CON TANTA POLÉMICA...PERO ESPERO QUE SEA SOLO HOY, CUANDO ESAS VISITAS CREZCAN. PORQUE, POR MI PARTE, TIENEN MI VETO.
Y obviamente, animo a toda blogger que no quiera sentirse juzgada, criticada destructivamente, o utilizada, a que se una al VETO.


Yo ya he puesto esta imagen en mi blog
Si la quieren, tómenla.


PD: En contra de lo habitual en mí, no me da la gana de enlazar este blog al mío. Si no lo conocen, viven más felices.

@gadirroja en INSTAGRAM