viernes, 4 de febrero de 2011

Cómo motivar y motivarme en mi ámbito profesional.

Siendo realistas, no todo el mundo tiene la suerte de trabajar en aquello que más le llena. Al contrario, muchas personas tienen preferencias, hobbies y aptitudes que no tienen mucho que ver con su profesión o empleo. Incluso aquéllas que sí tienen esta fortuna, pasan por épocas en las que su quehacer no les motiva lo suficiente. Aunque nos centremos en el terreno profesional, estos consejos o directrices son válidos también en el mundo de la formación y los estudios.
Para movernos con éxito en nuestra faceta profesional necesitamos MOTIVACIÓN. Pero no solo motivación externa (el salario jajaja), sino también otros “qué”, que nos impulsen y nos ayuden a desempeñar nuestras tareas sin que sean un sacrificio.
La autora nos da pautas en dos sentidos (positivo y negativo) sobre aquellas ideas o pensamientos que nos ayudarían a afrontar el mundo laboral de peor o mejor grado:

MOTIVACIÓN NEGATIVA:
  • “Tengo miedo a fracasar”
  • “Si las cosas no salen bien, decepcionaré a mi familia/pareja/amigos..:”
  • “Creo que no tengo aptitudes para hacer esto”
  • “Por mucho que me esfuerce, no servirá de nada”

MOTIVACIÓN POSITIVA:
  • Si la tarea es grande, la divido en pequeñas metas
  • Me tomo pequeños descansos para reponer fuerzas
  • Me centro en sentirme bien por lo que ya he hecho, no en agobiarme por todo lo que me queda por hacer
  • Me lo tomo como un reto: además, cuanto más avance, más domino con la tarea, más he aprendido, más rápido y menos concentración necesito para hacerla.


¿Pero qué ocurre cuando, en vez de motivarme o ayudar a una sola persona a que se motive, tengo que motivar a un grupo? Parafraseo un refrán de la obra que nos guía, que me ha gustado mucho: “se atraen más moscas con miel que con vinagre”. Vamos a ver las claves para motivar a grupos:
  • El éxito no depende de uno (ni el fracaso); sino del desempeño del todo el equipo.
  • Todos los miembros del equipo debemos tener claros los objetivos, las funciones y lo que se espera de nosotros.
  • Colaborar para un ambiente armonioso.
  • La mayor exigencia debe estar dirigida a uno mismo.
  • Hay que saber escuchar
  • Cada uno de nosotros debemos tener objetivos ambiciosos.


El próximo día hablaremos de la negociación, otro aspecto bien importante.