martes, 8 de febrero de 2011

Hoy, 2 retos: Look 4 jumbos, 1 sombra y "El vídeo de los 3 minutos"

El título del post viene a cuento de quue hoy os enseño dos participaciones a dos concursos diferentes. Ambos, por cierto, organizados por dos bloggeras a las que aprecio muchísimo:
Pues bien, el uno porque plantea usos alternativos de los jumbos y me pareció una ocasión estupenda para aprender a usarlos asi; el otro porque es todo un reto para mí hacer un vídeo tan corto...y ambos porque me encantan...aquí tienen las entradas...


Look Perrete Callejero.

Lo primero es explicar el curioso título, claro está. Resulta que mis 4 jumbos los tenía meridianamente claros: de entre todas las marcas que tengo, Nyx es mi favorita, sin dudas. usaría, por tanto, los tonos más básicos (blanco, perla, marroncete, negro) que se adecuan mejor a cualquier sombra. Los nombres de estos tonos son, por orden: Milk, Cottage Cheese, Iced mocha y Black bean).
Aquí están las cuatro patas del perro jajaja

El problema venía con la sombra... "¿uso la Club, que con sus matices se adapta a todo? - ¡No, está muy vista!... ¿Uso una mono de las que tengo por ahí? - Bueno...pero si es que no sé cuál escoger!!..." En fin, así estuvieron mi angel y mi demonio un buen rato hasta que me acordé de la sombra de una paleta de Urban Decay, llamada: STRAY DOG (perro callejero). Es una sombra bronce con matices también según le da la luz, así que pensé que sería ideal para jugar con los jumbos.
  
Vamos a empezar:
Aqui tenemos algo curioso: ¡¡Se me olvidó el primmer!! Esto demuestra porqué, en mis ojos, amo Nyx: sin primmer y se fijan y trabajan sin problema, por lo que me encantan. Sospecho que es porque pese a ser de piel mixta quizá la de mis ojos sea algo más seca y les venga bien esta textura.
Antes de empezar a explicaros el orden de los tonos, debo de matizar que todo el uso de los jumbos está aplicado con pinceles sintéticos de distinto grosor. He visto muchos vídeos en youtube donde la gurú usa el Milk directamente sobre el ojo a-saco-paco y es algo que, personalmente no me gusta porque deja el ojo muy blanco y en mi (ojo, en mí) crea un contraste antiestético y artificial con mi ceja negra y mi piel que tira a morena.
 Pinceles: 
  • De Marta, de Deliplus (a mi me funciona estupendo con productos en crema)
  • 5N de MUFE
  • Pincel de Beter (sinténtico)
  • Pincel sesgado para delinear, de Martora.
Os dejo una macro para que veáis más cerquita cómo son:


  • Por tanto, lo primero, poner todo el milk con pincel sintético anchito por todo el párpado fijo.
  • A continuación, el Iced Mocha lo apliqué en el móvil.
  • Y en el último tercio del móvil y la banana, con un pincel muy chiquitín, apliqué el Black Bean.
  • Es la hora de la sombra. La he cogido y aplicado con un pincel de difuminar, ya que lo que pretendemos es mezclar los 3 tonos de jumbo. Empiezo por la zona más interna del ojo (Cerca del lagrimal) y voy difuminando hacia el exterior y subiendo la sombra más arriba de la banana. Esto hará, por el orden de aplicación de claro a oscuros, que el resultado se asemeje mucho a un ahumado potente.
  • Falta un jumbo! Tranquilas, no es despiste. Sabía que si integraba los 4 tonos con la sombra el resultado podría ser o muy exagerado o muy plano (considerando cómo lo hago yo); así que reservé el Cottage Cheese (blanco perla) para iluminar el lagrimal y en el punto más alto de mis cejas (abajo, claro, en el arco ciliar, me refiero).
  • A la hora de perfilar, en lugar del lápiz negro permitido,preferí seguir tirando de jumbos así que apliqué el Iced Mocha a ras de pestañas inferiores y el Cottage Cheese en la waterline.
  • Máscara y a volar, señoras!
Dado que quedó un look muy bronce, apliqué el Hoola de Benefit a modo de blush (en realidad es un bronzer mate) y en los labios, para dar luminosidad, un labial anaranjado de Max Factor que, aunque su acabado es perlado, reseca bastante; así que le dí una capita (jajaja parece que estoy pintando una mesa) de gloss Petrizzio en color melocotón con leves toques de shimmer.

Chim-pum. ¿Qué me quedo de esto? Pues que es otra forma de usar nuestros jumbos, consiguiendo unos acabados metálicos muy bonitos con una textura a su vez, más glossy que la que conseguimos solo con sombras en polvo. Para ocasiones especiales (o no, porque ya saben que yo me lo planto si me apetece y punto), perfecto.


Me lo guardo pal'veranillo, señoras!

Unos complementos en bronce y a volar! 


Vamos con el 2º reto...tranquilas que aquí no van a tener que leer nada...pero van a acabar estresadas de verme a mí correr jajaja:


¿Qué me dicen de los retos? ¿Se apuntan? 
¡¡Un besazo!!

Me gusta