lunes, 14 de febrero de 2011

La adicción al amor: DEPENDENCIA EMOCIONAL

Hemos hablado ya otras veces acerca del “enganche” al otro, pero nunca nos hemos planteado seriamente lo que ocurre en el otro miembro de la pareja. Del mismo modo que la persona dependiente sufre en sus relaciones, el otro miembro de la pareja también acusa y se siente mal por tener a alguien que “depende de” sus actos y comportamiento.

Para poder ayudar a mi pareja, si siento que su problema es que no mantiene conmigo una relación de igualdad y/o libertad, es comprender lo que siente.

Qué siente una persona dependiente emocional:
  • Se valora poco como persona
  • Idealiza a los demás, especialmente, a la persona amada
  • Necesita buscare un afecto que nunca ha tenido (en su infancia, en otras parejas anteriores o en su propia mente, un amor idealizado)
  • Conducta sumisa por miedo al abandono
  • Constante demostración de admiración en lugar de afecto: no hay trato de igualdad sino jerarquía.

¿Habéis reconocido una o varias de estas conductas? Pues vamos a ver unas pautas que pueden ayudar a que esta relación de dependencia mejore:
  • Ayúdale a que se valore más. Uno de los problemas claros de las personas dependientes emocionalmente es la autoestima, como se explicaba en el primer rasgo de arriba. Si no me valoro, si no me veo capaz de desenvolverme, de “moverme sola por la vida”, busco un ancla. Estas personas se sienten protegidas a nuestro lado, pero tienen que aprender y demostrarse que sin nosotros son personas también. Y tienen mucho que aportar. Ayuda a tu pareja a que aprenda a verlo, plantéale pequeños retos al principio.
  • No asumas culpas que no son tuyas. Es común en las personas dependientes el victimismo, y por tanto se termina acusando al otro de situaciones, o daños emocionales, de los que ciertamente no es culpable. Asumir la culpabilidad de cosas que han dañado al otro pero que no han dependido de nosotros en realidad (al menos, no intencionalmente) solo sirve para perpetuar la espiral de dependencia. Es mucho mejor intentar hacerle ver que hay cosas que no dependen de nosotros. Y que incluso hay otras que dependen mucho de su interpretación persona l de las situaciones.
  • No tomes decisiones en su lugar. Habitualmente, en una relación de dependencia, la persona no-sumisa termina tomando “el mando” aunque su temperamento no sea de liderazgo. Es algo, además, que no sucede de un día para otro, sino de modo paulatino y difícil de identificar en la vida cotidiana, por lo que, cuando nos damos cuenta, hemos perpetuado la situación, hemos colaborado en la dependencia. Hay que animar al otro a que tome decisiones, a que tenga iniciativa, a que aporte.
  • Críticas sí, pero siempre constructivas. Todo lo anterior implica un trabajo de comunicación con nuestra pareja que debemos hacer con tacto. Estamos hablando de personas con baja autoestima: los reproches, recriminaciones y críticas mal entendidas solo sirven para hundirles más.
  • No te dejes maniatar. Es importante que el otro sepa que tú tienes tu ámbito personal aparte de la vida en común, las aspiraciones y las ilusiones de vuestra relación. Y es muy positivo que animes a la otra persona a que haga lo mismo.

¿Y si son celos?
No necesariamente, pero a menudo la dependencia emocional cursa con celos,por eso vamos a incluir aquí algunas pautas para cuando mi pareja es celosa. Como hemos dicho anteriormente, también los celos y la inseguridad mantienen una relación directa, por lo que las personas seguras de sí mismas no suelen manifestar ni sufrir de celos, ya que no se plantean que su pareja vaya por la vida buscando/encontrándose a otro “futurible” mejor que ella/él mismo para construir una nueva relación.
Algunas pautas útiles si mi pareja sufre de celos…
  • NO ceder terreno (una vez más, es “entrar al juego”)
  • Evitar actitudes directamente encaminadas a calmar sus celos (estamos “dándole la razón” y reforzando ese comportamiento).
  • No escondas “objetos sospechosos”. Le estas dando una vez más, motivos para sospechar si los encuentra. Es habitual entre personas cuya pareja es celosa, ocultarle cosas para evitar nuevas broncas. Pero todo lo que está oculto genera inseguridad (incluso en personas no celosas; el razonamiento es “si me lo ocultas es por algo, ¿no?”).
  • Sinceridad ante todo. El punto contrario al anterior. Es mejor que mi apreja intente/aprenda a asimilar que, efectivamente, me he ido de cervezas con mi compañero porque me cae muy bien y punto, a ocultárselo, que se entere por un comentario de terceras personas y ya le estamos dando nuevos motivos para no confiar. Sinceridad también para que oiga (porque lo necesita) que si estás con él/ella es porque NO QUIERES ESTAR CON NADIE MÁS (a nivel amoroso).
  • Mucho afecto FUERA de las conductas de celos. Hace que se extingan las negativas (no las estamos reforzando) y sin embargo, aumentamos la probabilidad de que las conductas positivas (confianza, buen ánimo, convivencia tranquila…) aumenten.

Mañana tocaremos otro tema común entre las parejas: el aburrimiento por rutina.
¡¡Besos!!

8 comentarios:

Jane dijo...

HOlaaaa Gadi, por suerte no me he identificado con ninguno de estos patrones, me gustan mucho estos textos, espero el de mañana, besos

Miss Potingues dijo...

Lo que te digo: los "víctimas" son terroristas emocionales.
Besos!

Everybody Make Up dijo...

La verdad es que siempre conocemos a una persona así que ha caido en manos de "malas parejas" que en lugar de ayudarla de las maneras que tu propones (que desde mi punto de vista son más q adecuadas) se aprovechan de esa dependencia y la verdad es que pueden llegar a ocasionar desastres. Un beso!

rocio dijo...

Pues yo, desgraciadamente, sí me he identificado en alguno de estos puntos.
De hace un tiempo a acá estoy con mi propia tarea interior de ser más independiente emocionalmente (de hecho vivo sola y no tengo pareja desde hace casi 4 años, así que creo q voy por bastante buen camino).
Yo realmente, cuando he sido tan dependiente no sé exactamente cuál fue el origen. Siempre he tenido pareja, pero mi primera pareja ni me dio inseguridad, ni celos ni nada... tal vez la cuestión es que como siempre estuve arropada por alguien por eso me acostumbré a echar ese ancla, como tú dices.
Sin embargo, con mi segunda pareja la cosa se puso fatal pq hizo justamente lo contrario para favorecer mi independencia... en el fondo es q no le interesaba, le convenía mi dependencia emocional para así él sentirse mejor, más poderoso, más valorado.. en fin, un sinfín de amarguras del tipo esconder cosas, infravalorarme, favorecer las situaciones de celos... vamos q de no ser una persona celosa con él me volví super celosa, pasándolo fatal.
Después de casi cuatro años estoy muy contenta con mis logros (sobre todo en vivir sola y seguir pa'lante por mí misma), aunque algunas secuelas me han quedado. Sigo siendo celosilla, un poco desconfiada en ese aspecto, aunque mi autoestima ha mejorado bastante... sin embargo, cuando me gusta alguien no puedo evitar pensar q tal vez se fije en alguien mejor que yo..
Tengo un blog sobre anecdotas por si os interesa

Cansada de besar sapos
http://frog-tired.blogspot.com/

Gracias y besos!!!!!

Lenne dijo...

Wola! Me estoy aficionando a leer estas entradas profundas sentimentales jaja :P

En mi caso, mi chico sí que es algo celoso e inseguro de sí mismo, y yo intento ayudarle en todo lo que puedo y hacerle ver todo lo bueno que me da a mí y a los demás :) pero me esstá costando jaja, es más cabezota el joio! xD pero no me pienso rendir!:P y menos en el día de los enamorados jaja, que yo lo estoy y mucho! =P

Un besito Gadi!! :)

tita hellen dijo...

Tolerancia cero a los celos. Son lopeor. Mira que me he acordado que ayer vi un especial en un periodico de salud sobre la gente adicta al amor, pero adicta en plan al subidon del enamoramiento, como si fuera una droga. Me acordé de ti, porque dije "mira, esto iba a venir bien para los psicopost de Gadi". besis

Princess dijo...

Yo la verdad es que no me he identificado con ninguno de estos puntos. De todas formas estás muy completito :) Lo que si tengo ganas de leer es el siguente post sobre la rutina... :) besitos

BEAUTYVICTIM dijo...

Los celos son peor que una enfermedad y las personas emocionalmente dependientes terminan por destrozarlo todo. Estoy de acuerdo con Miss Potingues.

Quería deciros a las tres que me habéis dado una gran alegría. Desde que recibí el correo y vi los vídeos, estoy con una sonrisa en los labios y una sensación de "flotar" fantástica, (y palabrita, no me he tomado nada "extraño", ja, ja, ja).

Para que veáis hasta dónde llegan las tendencias y cómo funciona esto, mucho más allá de la sombras de ojos o la elección de un rouge de labios, os quiero contar una cosa.

Hoy ha sido la presentación a prensa del nuevo spot de COCO MADEMOISELLE de CHANEL con KEIRA KNIGHTLEY como protagonista.

Cuando ha empezado la proyección del spot, ha comenzado a sonar la primera canción que habéis seleccionado vosotras en el vídeo y se me han puesto los pelos de punta. ¡¡increíble!! ¿Coincidencia?

En absoluto. Lo masculino es tendencia desde el punto de vista de la fusión masculino-femenino, que es justamente lo que hemos planteado en el blog y así lo habéis interpretado todas.

Por eso, las bandas sonoras coinciden, porque las ideas que se plantean y que están en el aire están en la misma onda.

Cuando veáis el vídeo y la imagen tremendamente masculina de Keira, os va a pasar igual: Vais a sentir que vosotras ya habíais sentido eso mismo antes. Valga la redundancia.

Esto es lo que yo llamo "estar en sintonía" con lo que se mueve en la sociedad. Es lo que hacemos los "cazadores de tendencias", interpretar el pensamiento y el sentir de nuestro grupo social y lanzarlo canalizado de alguna manera. Mi trabajo y mi profesión siempre se ha basado en el olfato y en la intuición. Así que cuando he visto el vídeo, estaba emocionadísima. Tanto que se lo he contado a la Directora de Comunicación de Chanel y le he pasado los vídeos para que los viera y se ha quedado alucinada con el tema.

El spot estará a finales de abril en tv y en las revistas de mayo. Para entonces, yo ya habré publicado el tema en el blog. Como en 15 o 20 días, más o menos me pasarán los materiales, creo.

Un beso fuerte a las tres.

Inma

Me gusta