lunes, 21 de marzo de 2011

Mi desarrollo integral

Una de las máximas de la psicología humanista, y de la propia educación, es propiciar el desarrollo integral de la persona. A veces miro a mis alumnos (y si trabajase en Infantil o Primaria seguro que me lo preguntaría más aún) y pienso… ¿cuántos músicos, pintores, deportistas…nos perdemos al potenciar, a menudo, una educación aún muy academicista aunque la ley afirme lo contrario? ¿Cuántas personas con menos conflictos interiores y sociales, y más a gusto consigo mismas si se trabajase más la educación emocional?

No obstante, ojo! También soy defensora de que la educación no es RESPONSABILIDAD ÚNICA de las escuelas, ya que los centros no son los únicos AGENTES EDUCATIVOS: las familias y la sociedad tienen un papel importantísimo, e insustituible en según qué aspectos.

En este sentido, ¿porqué no empezar por mí misma? ¿cómo exigir, o simplemente fomentar un desarrollo integral cuando YO no me he parado a pensar en el propio? En este sentido, otro esquema que me parece una importante propuesta de trabajo, es:





  • Capacidad de “diagnosticar”: Ser consciente de que algo “marcha mal” en un ambito de mi vida, y porqué. En qué me está influyendo y qué razón de ser tiene.
  • Capacidad de motivación: No solo de “sentirme motivada” hacia lo que me mueve, de por sí; sino a involucrarme en las cosas, aunque me cueste y en/desde todos los ´ámbitos anteriores.
  • Capacidad de relajación: Suena contradictoria con la antgerior? En absoluto. También hay que saber cuándo para y como.
  • Asertividad: Capacidad para conocer mis derechos como persona, lo que merezco. Y capacidad de transmitirlo a los demás sin provocar conflictos.
  • Autoestima: De esta creo que hay poco que decir, es el hilo conductor de muchos posts.
  • Pensamiento creativo: No entendiendo la creatividad solamente como la capacidad de “crear cosas”, sino, sobre todo, como la capacidad de resolver problemas desde un enfoque alternativo.

En principio el esquemita es de un sencillo que no se puede aguantar, pero si vamos cuestionando cómo estamos respecto de los procesos que he listado en cada ámbito, tenemos trabajo para un rato. Eso sí, un trabajo enriquecedor y que nos puede enseñar muchas particularidades que desconocemos o inconscientemente ignoramos de nosotras mismas. Creo que puede ser muy enriquecedor si os animáis.

Finalmente, no quiero acabar el post sin hacer referencia a un proverbio chino que habla precisamente del poder que obtenemos cuando nos involucramos en nuestro propio proceso de desarrollo...

“DÍGAME Y OLVIDO,
MUÉSTREME Y RECUERDO.
INVOLÚCREME Y COMPRENDO”
¡BESOS!


Me gusta