jueves, 31 de marzo de 2011

Rasgos y actitudes de las personas positivas: chimpún de esta tanda.

A lo largo de todo el recorrido que llevamos con este autor, los rasgos que hemos manejado encuadran perfectamente en una única definición.
Proactividad
Confianza
Autoestima
Decisión
Asertividad…
Son rasgos de las personas que afrontan la vida con POSITIVIDAD.

Y aunque, como digo, esto ha sido el hilo conductor de toda esta tanda, me gustaría concretarlo tal y como el autor hace al final de una de las obras. Estos son rasgos que las personas positivas comparten, y que todos nosotros podemos aprender y desarrollar…

A)     DAR LA CARA
Las personas positivas no niega los problemas, pero tampoco deja que le coman, porque se sabe con capacidades para afrontarlos. Tampoco acepta el fracaso como respuesta final cuando desea otra en algún aspecto de su vida.
Sabe reconocer la realidad tal como es, pero se enfrenta a ella con confianza porque también sabe que equivocarse es una forma de aprender. También intenta sacar algo bueno de todo lo malo que pueda sucederle: aprovecha las situaciones para desarrollarse.

B)      PASAR A LA ACCIÓN.
Como veíamos en la proactividad, las personas positivas reflexionan y toman decisiones, se visualizan y actúan, no dejan que sus ideas queden en planes o deseos inalcanzables. Son muy perseverantes y se van animando con cada pequeño logro que consiguen. Son conscientes de sus límites, pero no los usan como impedimiento para no intentar alcanzar sus metas.

C)      TOMAR LOS MANDOS DE SUS PROPIAS VIDAS
Visto también hace poco, las personas positivas tiene esperanza y dado que no es pasiva, siente que tiene el control sobre sus decisiones y sus acciones. Tienen una capacidad de autodisciplina muy grande: no son perfeccionistas en el sentido de hablábamos de “ansiedad y autorreproche”, sino eficaces y prácticas.

D)     ASUMIR LAS RESPONSABILIDADES PROPIAS.
Cuando una responsabilidad es “hija” de una decisión, no pesa igual que cuando viene impuesta o es fruto de otras circunstancias. Las personas positivas tampoco culpan de “sus desgracias” a la sociedad, al jefe o al vecino del 5º, asumen sus errores como hemos visto antes, con naturalidad.

E)      SER “PERSONA GLOBAL”
Como hemos tratado también días atrás, es absurdo cuidar nuestro cuerpo sin estar al tanto de nuestros sentimientos, como es insano cultivar nuestra mente con un gran bagaje cultural, desoyendo la salud del cuerpo que le da entidad. Una persona positiva conoce sus “caras” y las cuida por igual.

F)      ENCONTRAR EL CARÁCTER LÚDICO.
También hemos hablado de la capacidad de reír, del sentido del humor y de la necesidad de retomar esos momentos de la infancia en que “todo valía” o “todo era posible”: Vivimos en una sociedad trepidante en que a menudo el estrés y la lucha por la estabilidad nos hacen olvidarnos de que los mayores también jugamos. Y hay que hacerlo más, esta necesidad está patente en muchas terapias que se están poniendo de moda, precisamente porque dan resultados.

Espero que esta tanda que hoy se cierra haya removido un poquito de nuestro interior. El próximo día abriremos otra puerta, pero la que se cierra hoy me gustaría hacerlo con dos frases del libro que me han gustado mucho…

La vida no es de la manera en que se supone que debe ser. Es de la manera que es. La forma en que salimos adelante es lo que hace la  diferencia.
VIRGINIA SATIR
Solo aquellos que nada esperan del azar, son dueños del destino
Arnold Matthew

@gadirroja en INSTAGRAM