miércoles, 3 de agosto de 2011

Chufo Llorens: Te daré la tierra (novelón histórico)

Otro de los folletines que me he devorado este tiempo es esta obra y la siguiente, que veremos mañana. Pero antes, conozcamos al autor.
Este barcelonés octogenario no se ha dedicado a escribir hasta que se jubiló hace veinte años. Antes era empresario del mundo del espectáculo, y menos mal que se animó con la pluma, porque lo hace divinamente. A pesar de todo, la mayoría de sus obras son de género histórico, como la novela que vemos hoy, y la continuación de esta, llamada "Mar de fuego".

Su obra "Te daré la tierra", del año 2008, se centra en el personaje de Marty Barbaní, un catalán que procede de una humilde familia agricultora, con unos valores sólidos y una honestidad que te atrapa desde el primer momento.  Al quedar huérfano de padre, Marty marcha lleno de ilusión a una Barcelona del siglo XI, donde lucha por sus sueños.
Y en esta lucha, llena de vicisitudes y esfuerzo por parte de nuestro protagonista, se va endureciendo y aprendiendo a fuerza de golpes, aunque nunca pierde su ilusión ni su integridad. 

Y hacía referencia a la obra como folletín porque tiene elementos folletinescos, desde todo mi respeto (este término se ha desvirtuado en el lenguaje coloquial pero recordemos que hacia referencia a un tipo de literatura). La obra está plagada de amoríos, emociones, odios, venganzas e intrigas que te atrapan desde un primer momento.
Hay quien la compara con La catedral del mar o incluso con Los pilares de la tierra. Yo las he leído todas, y claro, veo que son las tres novelas históricas medievales, pero muy distintas en personajes y en trama. Esta, pese a su volumen (2.000 páginas), se lee muy rapito porque la acción es continua y el vocabulario, asequible.
Otro tema que me gusta mucho del libro es la forma en que enfoca los choques culturales y religiosos de la época entre judíos, cristianos e islámicos.
Tanto me gustó que cuando sospeché, por como termina esta, que había una posible continuación, al día siguiente la tenía entre mis manos.
Pero eso, lo vemos mañana.
BESOS!

@gadirroja en INSTAGRAM