martes, 1 de noviembre de 2011

Pon una banana en tu vida: hoy, marrón

Dentro de la sección de las bananas (este blog tiene más secciones que un bazar chino, omg!!), os prometía una que fuese ponible-ponible. Y claro, como tal, poco original todo hay que decirlo, porque es la base de muchísimos looks neutros que se ven por la blogosfera.
Pero esto no quita que es favorecedora y bonita, así que me gustó hacerla y por eso quería compartirla hoy con ustedes.
De todas formas, pese a ser un look muy básico, me permitió descubrir un par de cosas interesantes:
  • Me lo puse de día, no como los otros que eran más bien reservados para la noche por ser más intensos.
  • Un maquillaje basado en marrones con una prenda en azul klein queda precioso por el contraste que crea (mirenlo en las fotos)
  • Los labios en marrones, los grandes olvidados en el maquillaje hoy día porque no se llevan y no favorecen a todas, si tienen un punto rojizo sí quedan muy bonitos en esta época.
(al final no han sido un par, sino 3 cosas...no ví ese episodio de Barrio Sésamo jajaja)....vamos al lío!
Como viene siendo común, partiremos de una base piel trabajada con una sombra mate y lo más parecida posible a nuestro tono de cara. Ya saben, la mía es de Martora.
A continuacion usé un perfilador líquido de ELF que tenía olvidadísimo en un cajón y que es de un marrón medio la mar de bonito, aparte de que se aplica con facilidad, con lo cual ya lo he recuperado a una parte menos olvidada para usarlo más veces.
Una vez que hemos perfilado, es entonces cuando con la misma brocha de difuminar vamos a coger otro marrón para marcar banana. En mi caso fue muy fácil tirar de nuevo de las sombras Martora, porque tengo un marrón chocolate muy bonito y mate, como todas ellas. Está muy difuminado y de ahí que no se vea tan oscuro como luego lo veréis en el pan.
Aparte de iluminar con una sombra vainilla de la misma marca, perfilé a ras de pestañas inferiores con el lápiz Teddy de Essence, perfecto para este tipo de looks.  Como es un look muy limpio, preferí dejar tranquilita la waterline. Máscara y lista.

Este es el tipo de look que nos da mucha libertad para un labial rojo, fucsia, naranja...o por supuesto, nude. Va con todo. Sin embargo, como os decía, yo preferí "arriesgar" y tiré de un marrón rojizo de la marca Sinful Colors. Es el tono 207.
Las mejillas, pues naturales también, con mi repetidísimo colorete de Misslyn que ya estarán aburridas de verme. Pero queda tan mono!
Bodegón pinturero:
Lo dicho, un look natural y favorecedor, ¿no creen? Seguro que muchas lo utilizáis a menudo, ¿verdad?
¡¡Besos!!

@gadirroja en INSTAGRAM