miércoles, 14 de diciembre de 2011

Grandes canciones, grandes looks: Hoy, Killing me softly

Hoy os traigo una canción-look que es una de mis favoritas ever-and-ever. Si me preguntasen, si solo pudiera elegir una, esta sería una de las que seguro se me vendría a la cabeza. Y pese a que la letra no es gran cosa, tiene tanto sentimiento por la música y la voz de quien la canta que me parece muy emotiva. Pero no estoy hablando de la interpretación de Roberta Flack, que tiene el indudable mérito de haber sido la primera en darle fama, sino de otra gran voz más cercana en el tiempo: la de Lauryn Hill.
Esta bellísima afroamericana alcanzó la fama con el grupo de HipHop The fuggees, y posteriormente obtuvo nada menos que 8 premios Grammy con su primer disco en solitario The miseducation of Lauryn Hill. Está lleno de canciones hermosas donde su voz suena a toda potencia y las letras tienen muchísimo que decir; a mi me encantan temas como "To zion" (dedicada a su primer hijo), "I used to love him" (desamor total), "Ex factor" (más desamor) y obviamente, la versión del gran "Can't take my eyes out of you". Pero sin embargo, como digo, mi favorita es esta versión que grabó con los Fuggees.

Sin embargo, esta cantante ha tenido muchísimos altibajos en su carrera, y lleva desde entonces sin publicar ni un solo trabajo nuevo. Se ha entregado a la lucha política, social y religiosa (es una ferviente católica, aunque ha tenido comportamientos que la iglesia le ha reprochado como criticar el abuso de sacerdotes hacia niños en pleno concierto con el Papa!) y aunque sigue dando conciertos, las críticas a sus últimas apariciones donde además hace gala de una imagen bastante estrafalaria y avejentada, son numerosas. Al parecer tiene 6 hijos de una relación intermitente con uno de los hijos de Boob Marley (menudas intermitencias, con 6 vástagos de por medio!). Aquí al lado tienen una de sus últimas imágenes: ella tiene 3 años más que yo y ahí me parece una señora mayor, aparte que se le ve como la cara muy delgada. Claro que si cuida ella sola de los 6 churumbeles...me lo explico ajaja

Pero vamos al lío y a centrarnos en una Lauryn en plena frescura. Ella tiene unos rasgos muy bonitos y especiales que resaltaban con un maquillae muy natural. A menudo llevaba los ojos con apenas una sombra satinada, un perfilado y pestañas postizas. Los labios, como muchas mujeres de su raza, los solía llevar resaltado en un marrón brillante que les aportaba mucha jugosidad.

Obviamente, adaptando los tonos a mi color de piel, sale un look que considero bastante ponible. Empecemos por los ojos.
He utilizado la paleta Au naturel de Sleek y de ella, solo dos sombras. La más clara y satinada, que abre mucho el ojo y da mucha luz a la mirada se llama Taupe, y aunque de topo bajo mi punto de vista solo tiene el nombre, es una preciosidad.
La otra sombra es un granate llamado Conker, también shimmer y aplicado solo en el último tercio del ojo y difuminado hacia afuera. Como ven, en contra de lo que acostumbro, no he marcado banana porque considero que así queda un look más ligero.

Aparte de iluminar el resto de ojo con un tono vainilla, he marcado el lagrimal con el mismo tono topo y a ras de pestañas inferiores tenemos el Teddy de Essence, aunque muy difuminado para no marcar en exceso.

Como ven llevo unas pestañas postizas medianas y un perfilado con cake liner para disimularlas y realzar el ojo. En la waterline también llevo negro, en este caso de la marca Milani.



El rostro lleva mucho trabajo de luz/sombras, porque si os fijáis en las fotos de Lauryn en sus mejores tiempos, se nota que tiraban mucho del iluminador. Yo en mi caso he hecho lo contrario, tirar de broncer.

Con el broncer de LOLA marqué en las sienes, mejillas y barbilla, que es el modo en que acorto mi rostro ópticamente.
Lauryn solía llevar coloretes muy discretos en un tono algo más osciuro que su propia piel. Yo usé el Cassandre de NARS aplicado algo más abajo de lo que suelo, como lo suele llevar la cantante. Lo curioso es que, pese a que me lo suelo poner alto porque pienso que me afina menos la cara, luego así aplicado tampoco lo veo mal.
El labial es el "Pinto Bean" de Nyx, un tono que jamás uso porque es raro, raro, raro...pero me venía al pelo para la idea que tenía en mente con respecto a esta ocasión.

Por si alguien quedó traumado con el labial, les muestro que el look de ojos con un labial cualquiera (y más normalito) queda la mar de mono para cualquier momento.
En estas fotos llevo el Perfect Stay en el tono 201, que pese a que se llama "Red energy", a mi me queda como un rojo suave muy ponible.

No puedo finalizar este post sin dejarles la inolvidable canción que ha dado lugar a este look. Como el vídeo original es un petardo (no me digan que no, pordióh!), les linkeo mejor esta fantástica actuación con Lauryn y Roberta a dúo...



¡¡Un duo insuperable, no creen?
BESOS!

Me gusta