sábado, 4 de febrero de 2012

Mi colección de gel/eye liners: amores y odios

A raíz de un descubrimiento "delineador" que para mí ha sido muy positivo, me propuse compartirlo con ustedes mediante la pertinente review. Sin embargo, dado que mi colección de gel/eye liners es bastante ingente y llevo probadas numerosas marcas desde que comencé con esta afición, pensé que aún sería más completo hacerles un rápido recorrido por las marcas que he probado, mientras les doy la información al respecto. De paso, no negaré que me ha servido para hacer limpieza y deshacerme de aquellos que debería haber tirado ya tiempo ha. Vamos al lío!

1. Gel liners de ELF:
Nada menos que seis tenía en mi haber, ya que mi agonía potinguil me hizo lanzarme a su recopilación cuando conocí esta marca inglesa que además, aún vendía en la web de dicha nacionalidad y la atención por lo que tengo entendido era bastante mejor que la que dan ahora en la española. Me costaron, sino me traiciona la memoria, a unos 3'5 euros que es un precio estupendo para un producto de este tipo pero el problema es que...¡¡son una porquería!!
Y me quedo tan a gusto.
De textura semejante a los de essence pero algo más densos, las primeras pruebas con este producto son muy satisfactorias. Tienen una línea de colorido bonita y moderna con tonos originales. El problema que tienen, tan grave como para calificarlos de caca maraca, es que con el paso del tiempo...
...se quedan como la pata de Perico (pobre Perico este). Vamos tiesecicos. Tan tiesecicos que se han convertido en una pastilla dura que puede extraerse sin ningún problema de su envoltorio, con solo darle la vuelta. Les prometo que los mantuve bien cerrados y los guardé en las mismas condiciones que otros, de otras marcas (en una caja que han visto al principio, con otras cajas de potingues en una estantería y no se estropean los demás).
Obviamente, la pigmentación se ha resentido también con el hecho de que este amojamado. Y no, no me cuenten el truco del duraline ni del mixing solution, que a estos no los resucita ni el señor que puso a caminar a Lázaro.
En la basura acabaron.

2. Eye liners de ELF:
Muy baratos también y con una gama de colores tentadora; la precisión no era mala, en absoluto. Yo cogí un gris medio y un marrón rojizo que me encantaban pero... se ve que la caducidad no es el uerte de esta marca. Cuando los saqué de la cajita la última vez, el gris se había "desintegrado" (lo ven en el chuache, se habían separado sus componentes) y ambos olían raruno, así que como no tengo inconsciencia como para usar cosas en el ojo cuando presentan este aspecto y olor, también los tiré (si ya les advertía yo que he hecho mucho aseo jajaja).
3. Gel liners de EBAY:
Soy consciente de que "Ebay" no es una marca de maquilaje (jajaja) pero es que allí es donde los consiguió Miss Potingues, que me los regaló hace tiempo ya. Se mantienen en perfecto estado, la gama de colores es atrevida como me gusta a mí, y se pueden usar tanto como gel liners como para base de ahumados (tipo sombra en crema) porque se difuminan bien y aguantan. Veredicto: por su precio (me comentó que fueron asequibles) y su respuesta, BUENO.
4. Eye/Gel liners de KIKO:

Mi primera adquisición, gracias a Adaldrida, fue el gel liner de color verde esmeralda que ven en la foto. Me gusta tu punto de cremosidad: algo inferior a la de los gel liners de essence, hace que la precisión y duración del producto sean mayores que los de la mencionada marca. Luego en verano me compré los eye liners de la línea waterproof, que me tienen encantada. Fáciles de aplicar y de duración tan infinita que cuestan de desmaquillar bastante. Este es el único punto negativo que les encuentro, pero me parece lógico dada la larga estabilidad del trazado en el ojo. El precio ya saben que en esta marca es muy competitivo, 5'90 en el caso de los eye liners y unos 8 euros en el caso de los gel liners, que los liquidaron según tengo entendido (y además en la tienda online no aparecen).

5. Gel liners negros: MAC vs Maybelline vs Lola
Antes de entrar en detalle, los tres me parecen buenos productos, pero si comparo entre ellos veo diferencias. El de MAC (Blacktrack) es el más caro, pero el que antes se me ha secado. Es un negro-negrísimo, cierto es, pero se me está espesando. No llega a agrietarse o endurecerse como los de ELF en absoluto, pero pierde precisión al estar más espeso. Me costó unos 18 euros, si no recuerdo mal. El de LOLA (001) es más fluido y su "negror" es menos también. No se ha secado y cuesta casi 14 euros. Finalmente llegamos al que es mi favorito: el de Maybelline. Ojo con los precios porque varían según perfumerías, pero por unos 8 euros podemos conseguirlo. Tiene para mi gusto el punto exacto de densidad y negror, es duradero y se desmaquilla bien. Es para mí el mejor gel liner de todos los que os enseño, en este formato.

6. Otras decepciones multimarca...


Desde la paleta de Cargo (que se supone de eyeliners pero para mí son sombras y quedan poco intensas), pasando por el Kajal de Sleek, que se queda romo e inútil y es poco negro.... y otras más.


Y llegamos, por fin,  a mi último amor: el cake liner de Peggy Sage. 
El caso es que tenía muchas ganas de probar este tipo de producto desde que leí la review de Adriana sobre el de la marca Illamasqua, así que cuando ví este de Peggy Sage por poco más de 8 euros no me lo pensé. Yo lo compré en LADYBELLEZA, pero he vuelto a entrar y ahora está descatalogado 
:(
La presentación del producto es en pastilla, en una cajita de rosca y esta pastilla tiene tal poder de pigmentación que cuando se usa en mojado nos facilita un trazado muy preciso y pigmentado. A diferencia del gel liner, el producto queda "totalmente plano" (hay gel liners que dejan una especie de relieve en el trazo por su densidad, no sé si me explico), como tatuado.

Así pigmenta en seco.
Yo para usarlo, lo que hago es que echo un solo pulsador de agua de avena sin alcohol en la tapa, y de ahí voy mojando el pincel para coger producto. Hay que tener cuidado de no pasarnos con el agua porque en ese caso el trazo quedaría menos pigmentado, pero en seguida se le coge el tranquillo. 
En los gel liners suelo usar una brocha biselada (mi favorita es de Martora) o la 210 de MAC. Ésta última es la que me gusta y me permite más ajuste con el cake. Y, como les digo, deja un trazo fino, preciso y bien negro que lo ha convertido en mi producto favorito para los delineados.

Su desmaquillado no presenta ningún problema, y su duración es muy buena.

Espero que les haya resultado interesante este testamento de post, oví ová, cada día me enrrollo máh!
BESOS!

Me gusta