martes, 13 de marzo de 2012

Organizando mis cositas para nail art

A lo largo de estos años en que he ido haciéndome con una cantidad curiosa de cositas para decorar las uñas, el problema del almacenamiento se ha hecho cada vez mayor. No porque sean cosas que ocupen demasiado sitio, ya que suelen ser pequeñas, sino porque el tenerlas tal cual en una caja, todas revueltas, no ayuda ni para inspirarse, la verdad!

Asi que una buena mañana me puse manos a la obra para organizar mis chucherías de uñas. Aproveché varias cajitas de otras cosas que tenía vacias y algún organizador de tips para uñas que compré en Nails Delights. Les voy enseñando como ha quedado...


Empecé por tanto por las ruedecitas de apliques(Charms, tips o como se llamen, en español digo yo que es apliques jajaja) que la verdad, muy útiles no me resultan porque a menudo terminan mezclándose unos con otros o incluso saliendo por accidente de la rueda. Mucho mejor tenerlos en una es estas cajitas alargadas con departamentos y quitarlos de las dichosas ruedas...

                              
Así que nada, me dediqué a la entretenida tarea de ir sacándolos por departamentos, de cada una de las secciones, y ahora tengo una de las cajas con apliques de formas y colores, flores de fimo y flores secas...

La única pega de estas cajas, que la tienen, es que al cerrarse se quedan muy bien cerradas. Tanto, que como intentes abrirlas con las uñas te dejas el esmalte...o la uña, si no las tienes duras. Así que siempre procuro acordarme de usar las tijeras de puntas para este menester. Lo bueno, por contrapartida, es que son totalmente estanco y así te aseguras de que por abrir una no se te van a salir las demás.
Además son apilables, lo que reduce el problema del espacio.

Pasé entonces al segundo "problema": las placas. Yo no tengo muchas y entonces guardarlas como hacen otras bloggers en estuches propios (como los de CDs y tal) me supone un engorro: le tengo que encontrar un sitio al estuche, que al final va a contener solo un puñado de placas.
Sin embargo, esta bolsita que venía en uno de los sets de Mercadona para uñas a la francesa, tiene la base redonda y con el diámetro justo para que me quepan desde la más grande a las que son octogonoales o rectangulares (esas chiquitillas de essence, por ejemplo).

Como una sobre otra no ocupan nada, al cerrar la bolsita nos queda muy apañado.


Tercera historia: los bolis para decorar, hacer la francesa o eliminar los restos de esmaltes, que son unos pocos al final y siempre andaban rodando en el fondo de la caja. Estas bolsitas que a veces acompañan los cosméticos en algunas tiendas online, son muy apañadas y nos vienen bien para este menester...

Qué mono y qué coqueto, OMG!

Pasamos a los pinceles, pinzas y los bastoncillos de dots, a los que les dí la misma solución...

Ya saben...guarden las bolsas!

Finalmente, me quedaban las pegatinas. Como tenía rodando por casa una fundita de haber comprado algo de bisutería en Misako y el tamaño me venía al pelo, ahí las tengo almacenaditas...
Y finalmente, todo todito todo, como es de dimensiones reducidas, me cabe junto a los esmaltes tipo tratamiento (blanqueadores, protectores, pegamentos o top coats simples) en una caja rectangular.


Ahora sí da gusto ir a buscar algo!! jajaja


¿Y ustedes, reciclan cajas, bolsitas y fundas?
BESOS!!

@gadirroja en INSTAGRAM