domingo, 11 de marzo de 2012

Todo sobre los sérums


Hemos oído hablar de los serum, que están siendo imprescindibles en las rutinas de cuidado y tratamiento. Vamos a profundizar en estos productos.
De un tiempo a esta parte se ha generalizado el uso de sérums en las rutinas cosméticas. Las marcas de belleza han ido ofertando una gran cantidad de ellos, específicos para las necesidades de cada piel. Vamos a conocerlos mejor y, de paso, les enseño los que yo he probado desde que empecé a utilizarlos. No voy a darles más que una impresión general de ellos ya que han ido saliendo en mis vídeos de productos terminados o bien en los posts de rutinas.

Qué son los serum

Un serum (o suero) es un tratamiento cosmético condensado. Tiene mayor concentración de principios activos, y por tanto, son más efectivos a la hora de enfrentarse a las diferentes necesidades de cada piel (hidratación, nutrición, luminosidad, reducción de poros, etc.). En este sentido, complementan nuestra rutina fácil y nuestro cuidado. Su precio es más alto que el de un cosmético básico como puede ser la hidratante, pero al utilizarse en pequeñas cantidades, cunden mucho. La textura y el tacto de la mayoría de ellos es mucho más ligera que la de una crema, por eso son muy agradables de usar hasta para las pieles más grasas.

Qué tipos hay

De unos años a esta parte, se ha ido diversificando de tal manera la oferta de serums que podemos encontrar en el mercado variedad de ofertas:


  • Antiedad
  • Luminosidad
  • Pureza
  • Reducción de poros abiertos
  • Hidratantes
  • Anti manchas




Otra versión de los serum es la “efecto flash”: son cosméticos diseñados para utilizar en momentos especiales, en que nos interesa mejorar el aspecto cansado y apagado de nuestra piel. Algunos de ellos se venden en formatos monodosis y son muy prácticos.

También podemos encontrar serums para el contorno de ojos, de manera que reforzamos el cuidado de esta zona de la piel, tan sensible y necesitada de mimos. Igualmente, para mantener nuestro pelo sano y brillante, existen serums específicos para el cabello. Yo estos últimos no los he probado porque ya saben que es ahora, que me estoy dejando el pelo crecer, cuando estoy interesándome más por estos cuidados extras para el cabello.



Cómo se usan


Como ya hemos dicho, es necesaria muy poca cantidad de producto para notar los efectos. La mayoría de ellos vienen con un dosificador incorporado que nos permite bastarnos con 3-4 gotas para todo el rostro y cuello. Es importante no sobre pasar la cantidad recomendada en cada caso por el fabricante para obtener el efecto deseado y también para evitar que nuestra piel se acostumbre a ese exceso de principio activo y nos produzca un “efecto rebote” al terminar el tratamiento o cambiar de marca.


Cuándo son recomendablesEl momento de uso es después de la limpieza, y antes de nuestra hidratante habitual (aunque algunos permiten incluso prescindir de ella, pero yo prefiero seguir todos los pasos). Podemos utilizarlos mañana y noche, aunque también existen algunos específicos para cada momento de nuestras rutinas faciales. Por ejemplo, podría utilizarse un serum luminosidad por las mañanas, antes de la hidratante y el maquillaje, y otro antiedad por la noche.


Pese a que ya hemos destacado que hay una oferta variada, y por tanto, podemos encontrar el que nos vaya bien según edades y necesidades específicas de la piel, a partir de los 30 años, los beneficios de incluirlos en nuestra rutina, al menos una vez al día, se notan muchísimo en la piel. Si algo destaco de cualquier serum, de cualquier marca de los que he probado es que de no usarlo a haberlo incorporado a la rutina, siempre he notado mejoría en mi piel.


De este modo, dada la infinidad que existe a nuestro alcance, los efectos notables que producen de mejora en la piel, y la variedad también de precios, son un producto altamente recomendable para considerar entre nuestros básicos de cuidados diarios.

Además, la mayoría de ellos tiene una textura y un aroma tan agradable, que no es nada costoso incluirlo entre nuestros productos favoritos, ya que convierten el ritual de cuidados cosméticos en un auténtico placer.



Todas las fotos que han visto a lo largo del post son de serums que he usado a lo largo de estos años. Como decía en la introducción, no es mi intención añadir a este tochazo la review de todos porque sería interminable y además, repetitivo. Pero os dejo, al menos una frase de cada uno de ellos...

  • Serum de PRODIGE: muy ligerito, pero no notaba gran mejoría en ningún aspecto concreto. Además la marca no resulta muy fácil de adquirir.
  • Serum de LOREAL: Lo compré por su efecto reductor de poros, pero no noté que los redujese. En este sentido me gusta mucho más el de Sébium de BIODERMA, que si realiza esta acción concreta entre otras. De precio además, son similares.
  • Serum de La Prairie y Sérum de Chanel: Aunque son diferentes por su formulación, ambos tienen como punto fuerte el tema de la hidratación. Me parecen fantásticos, pero prohibitivos para muchos bolsillos. Entre ambos, y globalmente, me gusta más el de Chanel.
  • Serum 365 de Lancaster: Con este repetiría sin ningún problema. No es barato, pero su precio merece cada una de las gotas que trae. Me ha durado un año entero usándolo cada noche.
  • Serum 7.9 Yves Rocher: Más asequible, yo lo he usado en la rutina de mañana y me ha ido bien. Sin embargo, sé que a muchas compañeras bloggers les ha dado grasa y/o impurezas, así que lo recomiendo con la boca pequeña. A mi me va bien, pero a otra piel no lo sé.
  • Serum de Clarins para ojos: Se lo regalé a una amiga porque no notaba absolutalmente nada al usarlo. Cuarenta eurazos, que me costó.
  • Serum Haute Cosmetic: Es el que estoy usando actualmente a diario y se lo reseñaré cuando pase más tiempo.

 
Espero que les haya sido interesante. ¿Cuáles me recomiendan ustedes?
BESOS!

@gadirroja en INSTAGRAM