martes, 22 de mayo de 2012

Inglot verde menta

Verde menta...¿qué decir ya de un tono que ha salido por activa y por pasiva en muchos lugares de la blogosfera? Amado por algunas, odiado por otras...hay quien lo equipara al verde quirófano, no sin falta de razón!...pero es un VERDE y como tal, a mi me encanta. Además creo que es más favorecedor para justo ahora: no me veo con él cuando la piel me coja más color. Vamos a ver qué tal queda elaborado con las sombras de la paleta Inglot...

En la citada paleta aparecen 4 tonos dentro de este color: una sombra verde menta shimmer y un trío mate en esta gama. Me propuse usarlos casi todos, así que empecé aplicando la sombra shimmer como protagonista en todo el párpado móvil. A modo de paso previo, como los 4 tonos son bastante semejantes, apliqué en el último tercio del párpado el jumbo de Nyx Black, para que al poner los tonos fuesen adquiriendo un degradado más marcado. Además dejé libre el lagrimal, donde apliqué la primera de las verde mate, un tono un puntito más claro que sirve para iluminar el ojo.

A continuación, del trio mate, usé en esta ocasión la más oscura para dar profundidad al ojo en el extremo externo o "uve. Sin embargo, aún así, en tonos tan claros es mejor matizar con una sombra más oscura para no dar sensación de "plano" y para que, además, el ojo (sobre todo si es pequeño como el mío), no se "pierda" y parezca más pequeño aún. Usé la marrón mate de Make Up Geek para este menester.

La misma función tiene el delineado negro: realza la zona de las pestañas y devuelve al ojo su protagonismo. A ras de las inferiores, sin embargo, como buscaba un look fresco y primaveral no usé negro: delineé con un verde menta que he re-descubierto entre mis lápices; el Crazy me de Essence (04).

Del mismo modo, en la waterline utilicé un blanco perlado para seguir con la idea de frescura. Es un lápiz de Deliplus. El resto, es máscara, un buen trabajado de la zona del arco ciliar con sombra vainilla mate para difuminar el corte e iluminar, y listas.


El resto de la cara va trabajado en tonos cálidos: anaranjados, pero discretos, para que no le roben el protagonismo al menta.

En las mejillas llevo el Coral de Sleek que queda muy favorecedor y bonito incluso para diario.

Y en los labios, uno de los glosses que cayeron también en mi cumpleaños. Es un precioso tono mandarina de Yves Rocher que podría quedar mucho más intenso de haber perfilado y/o intensificado con labial, pero ya les digo que yo buscaba discreción.




Cositas utilizadas...

¡Y eso es todo! ¿Se han animado con el menta en los ojos o están ya empachadas de piperita? ;) BESOS!!

Me gusta