jueves, 3 de mayo de 2012

Look inspirado en Grecia

Barsine, de Princesas de andar por casa, tiene un su blog un reto que me ha encantado intentar: se trataba de hacer un maquillaje inspirado en Grecia, país por el que siento especial afinidad. En primer lugar, porque me encantan sus costumbres y cultura y siento a su gente muy cercana a nosotros y también sin duda porque allí fue mi último viaje "de soltera": el año antes de tener a Marina, nos marchamos Manolo y yo a Atenas y Creta, y es un viaje del que tengo recuerdos fantásticos.

Cuando pienso en Grecia lo primero que me viene a la cabeza, a nivel de colorido, es azul y blanco: sus costas, su arquitectura y hasta son bandera, son de estos tonos. 



Podría haber hecho un degradado de ojos, pero me gustó más la idea de hacer un ahumado intenso en un azul oscuro y vibrante y reservar el turquesa para ponerlo a ras de pestañas inferiores.


 Las sombras usadas en el párpado superior son de SMUH (tonos 1492 y Walking after midnight) pero están en el orden "inverso" en el que las suelo poner: en este caso he usado la más oscura, la Walking, en todo el párpado móvil y la más clara (1492) para difuminar en la cuenca y crear un degradado suave antes de acabar con el color.


A ras de pestañas inferiores llevo un lápiz turquesa de Milani fijado con una sombra mate, del mismo color, de Martora. 


El blanco lo reservé para el lagrimal, con un pigmento de MAC que en realidad es un rosa claro muy frost, que queda más favorecedor que un blanco a pelo. 

El resto del look se compone del típico delineado negro, sombra piel en el arco ciliar y para difuminar contornos...

...más negro en la waterline y máscara de pestañas.



El resto de la cara va muy suave porque quería dar protagonismo a estos colores, así que utilicé uno de mis coloretes favoritos, el de Maybelline en crema, para ojos y labios.
 También había dado, previamente, un toque de broncer con los polvos de sol de Clarins, que quedan naturales y muy luminosos.




Detalle de cómo queda el colorete de Maybelline en los morrines...

 La iluminación viene de mano de NARS con el Copacabana, que es un tono rosado algo irisado que queda perfecto en un look algo bronceado.



Aquí me he puesto flechas en el careto para que veáis dónde he aplicado el iluminador. Como es crema, yo lo difumino con los mismos dedos.


Ya han visto en las fotos que las uñas van en azul también, pero en este caso he usado muchos más tonos, abajo se la enseño/explico mejor...


Lo del pelo es poca cosa porque, como recién lo tengo largo después de muchos años, tengo mucho que aprender respecto de peinados. Pero me evocaba mucho un recogido con una trenza cruzando la cabeza, así que me hice un moño con el conocidísimo donuts y reservé un mechón para trenzarlo y cruzarlo de un lado a otro de la cabeza.





Cositas de maquillaje usadas: Los azules que están "encajados" en la paleta son los de SMUH y el otro que sobresale el pan es el de Martora...

Como les decía, las uñas las hice utilizando dos esmaltes de base: son dos azules de LOLA que tengo pendiente de enseñarles, uno más turquesa y otro más agrisado, ambos preciosos por el brillo que tienen todos estos esmaltes. Para hacer el cambio de color más regular usé el truco del celo.
Y después, con esmaltes de pincel finito que compré en ebay, tracé líneas diagonales en diversos tonos de azul y celeste. Es muy sencilla, pero queda simpaticona.


En estas fotos se ven mejor el brillo que les comento de los esmaltes de LOLA:






...y hasta aquí mi greco-look, espero que les haya gustado! A mi me entretuvo mucho hacerlo y, en la propuesta de ojos, he encontrado una combinación que seguro en las noches del verano que está por venir voy a utilizar más de una vez.
BESOS!

Me gusta