martes, 26 de junio de 2012

Luz de luna (look con MUA)

Cuando Inma, de BEAUTYVICTIM, publicó el concurso que está ahora mismo vigente en su blog, me anoté mentalmente la idea de participar, porque es una propuesta que me gusta muchísimo. Pero yo ya me conozco y sé que estas "anotaciones" a menudo no van a ningun sitio por falta de tiempo, sobre todo a estas alturas del curso en las que estoy y he estado, como decía una compañera muy entrañable de lengua "hasta el recopetín" (jajaja).
A estos aceleros que llevo en mi vida cotidiana se añade el hecho de que ando preparando posts para el verano, con idea de irme de vacaciones sin tener que estar pensando en redactar, y tengo material de sobra...pero poco tiempo. Sin embargo, el otro día, probando una paleta MUA que verán en uno de esos posts vacacioneros, conseguí un look que me recordó mucho a la tendencia LUZ DE LUNA, por lo que me he animado a participar. A ver qué les parece.

1. La tendencia LUZ DE LUNA
Básicamente se trata de utilizar tonos metalizados en un maquillaje fresco y veraniego que nos permita lucir elegantes sin parecer recargado. Puede parecer algo difícil, dado que los tonos metálicos suelen tener una intensidad bastante notable que todas aprovechamos para ahumados marcados (azules, verdes, morados...); pero sin embargo, si escogemos bien los tonos, queda un look sutil, elegante y favorecedor para cualquier ocasión. Un look "Luz de luna" (me ha encantado el nombre, luego verán porqué"). Esto es sencillo si tenemos en cuenta los pasos que veremos a continuación...
2. ...en los OJOS


Las pautas nos daban libertad para la aplicación de sombras y el tono de las mismas, siempre que fuesen metalizadas y en la gama de los tonos pastel. Dado que a mi los tonos frios (por mi piel más bien morena) me resaltan poco, decidí utilizar tonos cálidos para un look más favorecedor. Comencé, por tanto, recurriendo a un tono amarillo suave y metalizado de la paleta MUA que les he comentado, para aplicarlo en el párpado móvil.

A continuación marqué la banana con un tono rojizo también metálico y para facilitar la transición, recurrí a un rosado suave que está aplicado en el último tercio del párpado móvil, para dar la sensación de degradado del amarillo al tono rojizo oscuro.

Además, iluminé el lagrimal con un blanco perla (y una brocha tipo boli que me diese la precisión necesaria para dejarlo ahí y no en toda la ojera) y perfeccioné el corte de color con una sombra vainilla mate. Es la única mate (en el arco ciliar) para dar equilibrio y no dar lugar a que se vea solo brillo en toda la zona del ojo, el resto sí son tonos metálicos y el resultado me ha sorprendido por lo favorecedor que queda (ya saben que suelo cerrar siempre el color con una sombra mate y oscura que esta vez no hay).

Me apetecía enmarcar la mirada sin que el protagonista fuese, en absoluto, el delineado, así que el formato escogido para este efecto fue el tipo lápiz, (Milani), difuminado a continuación con sombra y pincel biselado.

A ras de pestañas inferiores tenemos negro de nuevo en la waterline y a ras de pestañas inferiores, difuminado también con sombra, en este caso, la misma sombra rojiza que "remata" la zona del párpado superior.

El resto del trabajo de ojos, simplemente máscara de pestañas y fijador de cejas. Una de las consignas era que las cejas fuesen naturales, y aprovechando que las mías son pobladas y muy definidas, ni siquiera las rellené.

3. ...en el ROSTRO
Hay otro elemento de este look que me ha gustado mucho, que es la definición del colorete, que se interpreta como un punto de transición entre la mirada (protagonista del look) y los labios, muy naturales. Me gustó esta idea de describir un maquillaje en función de "transición". La pauta era usar un tono MATE y dado que mi propuesta se basa en tonos cálidos, pensé que el color melocotón de Misslyn me vendría de lujo.

Debido a esta consigna no quería usar un iluminador que restase esa idea de mate discreto al look, así que simplemente, antes del colorete, trabajé en las zonas del rostro clave (zona alta del rostro, arco de cupido, etc.) con la zona más clara de los polvos bronceadores de Clarins.

4. ...en los LABIOS
La propuesta era llevarlos en un tono totalmente natural, así que recordé que el Velvet Teddy de MAC, a estas alturas de color mío, ya me quedaría sin duda como un tono prácticamente nude.

En MAC lo describen como un marrón apagado mate, pero realmente es en mis labios, un tono bastante natural... Para evitar un acabado demasiado mate y/o artificial, previamente había puesto el bálsamo en stick de 8 Hours de Elizabeth Arden, que hace que los labiales se deslicen con mayor facilidad y el acabado sea menos cubriente, pero más natural.

5. ...en las MANOS
Y terminamos el recorrido con una manicura, que era optativa, y debía ser en la línea de metálicos elegantes y ponibles que ronda todo el look.

Como la partida del mismo había sido esa sombra amarilla pastel que ven en el párpado móvil, busqué un esmalte en esa línea para cerrar un poco la idea de la propuesta. Es un tono de ELF.



...Al cual quise de dar el toque "LUZ DE LUNA" con un top coat de pequeños glitters de colores pastel de Essence...


Y eso es todo!

A mi me ha gustado mucho el resultado, ya me contarán qué opinan ustedes. Durante toda la elaboración de este look, no paraba de rondarme una coplilla de Chavela por la cabeza. Igual a muchas no les gusta, pero su letra es preciosa. Personalmente (me gusta mucho el flamenco) yo prefiero la versión por bulerías en este género...la frase estelar...

"Desde que tú te fuiste, no he tenido LUZ DE LUNA"


Ooooole!! Qué bonito!