miércoles, 25 de julio de 2012

Cocktail!!...hoy, Barbie Party

Si se han detenido a mirar con ojitos las paletas Matte de Sleek habrán visto que traen unos tonos rosa la mar de vistosos. En mi intento de hacer varios looks inspirados en cocktails, no recordaba que existiese ningún cocktail de este color salvo el mojito rosa, que se hace con granadina, pero presenta un color muy desvaído...

...yo quería algo más potente así que nada mejor que recurrir a San Google...y me encontré este, cuyo nombre me resulta muy simpaticón (me imagino a la pazguata de Barbie desmelenándose de lo lindo jajaja)....


...Mucho mejor ¿no? Pues vamos al lío!!


Como ya habrán imaginado, vamos a usar todos los tonos rosados que encontramos entre las dos paletas para hacer un degradado; son nada menos que cuatro, así que empecemos...
Tenemos el tono más claro, en un rosa pastel muy suave (Floss), del lagrimal al centro del párpado móvil. Esto hará que nuestra mirada quede más abierta y limpia aunque utilicemos luego tonos más oscuros conforme vayamos trabajando hacia el exterior.
A continuación vamos a trabajar la banana con el siguiente rosa en orden de oscuridad: este es un tono fluor, muy potente (muy "Barbie" jajaja). Se llama Suggarlite y aunque se parece mucho al que usaremos a continuación, este es más neón y el otro va ya tirando más a morado (en su subtono).


Del centro de nuestro párpado móvil al exterior vamos a utilizar el que les comentaba antes: se llama Pucker y nos va a dejar el ojito listo para recibir el "toque de gracia" del tono más oscuro, justo en la uve. Un tono que ya no es rosa, sino más bien morado, pero que al integrarse con todas las sombras anteriores nos va a dar impresión de degradado, que es lo que nos interesa. Es el Villan. Todo esto va difuminado a cada paso, eso ya lo saben.

Vamos a utilizar el mismo tono oscuro para el párpado inferior: me daba cosita usar uno de los más fluor y parecer la novia de Chukky o vaya-usté-a-saber. Está, además, trabajado con el negro de la waterline para mezclarlos a ras de las pestañitas.
Y el resto ya lo están viendo: delineado potente y rimmel a discreción.

Obviamente, el resto va a ir en rosa también. No quería uno que fuese demasiado ligero ni tampoco uno tan potente como el Girl About Town. Al final,me quedé con un tono chicle, conseguido gracias a la mezcla de perfilador con un gloss.



Cositas utilizadas...


Hoy no tengo look de uñas porque ese día no me daba tiempo, pero a cambio les dejo con el "conjunto" de lo que llevaba, muy rosa todo también...
Coleta baja con adorno y mechones sueltos por delante...

Y camiseta transparente con más años que la tana. Creo recordar que la cogí en un batiburrilo del mercado y que la pagué en pesetas...con eso lo digo todo! jajaja

Listo el Barbie Pink!

¿Conocen algún cocktail rosa?¿Se atreven con este tono en los ojos?
BESOS!

Me gusta