miércoles, 11 de julio de 2012

Cocktail!....Hoy, Bloody Mary

Empezamos hoy con uno de los looks sobre cocktails en los que yo me he inspirado. Como imaginaréis, está hecho en su mayor parte con las paletas mate de Sleek, así podéis ver como quedan y se trabajan los colores. Hoy nos toca un clásico: Bloody Mary.


Aunque el ingrediente alcohólico de este cocktail es el vodka, lo que le da su característico color es el zumo de tomate, de ahí que el look de ojos, uñas y labios vaya jugando con tonos rojizos. Además suele ir acompañado de una característica ramita de apio que también vamos a reflejar con un toque de verde.

Si miramos en las paletas de Sleek encontramos dos tonos rojizos: uno más naranja y uno que vira más a burdeos. Vamos a trabajar con ellos.
El primer paso será aplicar un jumbo muy oscuro (en mi caso, el Black de Nyx), en el extremo exterior del párpado: ya que vamos a jugar en el párpado superior con solo dos tonos, vamos a ayudaar a que se vea como si fuese un degradado con más colores gracias a este primer paso.
A continuación apliqué la sombra naranja (Strike) desde el lagrimal al final del párpado móvil. Creo que al haber usado esta sombra en vez de empezar directamente por una rojiza, hemos evitado que la mirada aparezca cansada que es el mayor riesgo que tienen estos tonos al trabajarlos.
A continuación, en la "uve" y el pliegue o banana, apliqué la sombra marrón rojiza (Maple) y la mezclé en el párpado móvil con el pincel de difuminar. Gracias a la base de negro que pusimos, obtenemos un rojizo teja en la zona central del párpado y un tono más burdeos en la esquina, dando lugar a un degradado que era lo que buscaba.
Finalmente vamos a marcar bien el ojo y a añadir el "toque de apio" con un delineado verde oscuro a ras de pestañas inferiores. Usé un lápiz de Prestige y lo trabajé con un pintel Smug para integrarlo con el negro de la waterline.

Máscara, sombra piel para difuminar cortes, y listas.




Para el resto del look tenía claro que quería seguir jugando con estos tonos rojizos pero sin cargarlo tanto que pareciese que el bloody Mary me lo han echado por la cara ;)
Se trataba por tanto de buscar rojos amarronados muy suaves: el colorete es el Torrid de NARS, aplicado con mano avara...
Y el labial es el 04 de los Hyper Stylo gloss de Kiko, esos labiales que quedan suavecitos y brillantes como un gloss, aportando el color justo para que no resulte estridente.



Ya han visto que hay también manicura a juego y es muy sencillita de hacer, les cuento:

Sobre las uñas limpias apliqué una capa de un tono semejante al que tenemos en el párpado móvil, es de la marca Wet & Wild y se lo enseñaba en unas compras de las pasadas navidades.

Y una vez se hubo secado, simplemente dí otra capa en diagonal y del último tercio de las uñas hacia afuera con un burdeos más potente de ELF. Para rematar, solo tenemos que dibujar un par de líneas verdes en el corte entre ambos tonos. El lote es esmaltes para nail art que compré por ebay tiene el pincel perfecto para este tipo de detalles. Como ven, añadí algunas piedrecitas también.


Arsenal utilizado ;)


...esto es todo con "mi primer" cocktail...¿les ha gustado?
Espero que se animen a compartir los suyos!!

@gadirroja en INSTAGRAM