miércoles, 29 de agosto de 2012

Review: Oro fluido de Revlon

Hoy nos toca uno de esos productos que les comentaba en la presentación de los temas de verano que me ha sorprendido y encantado. Aunque soy consciente de que hay muchas reviews pululando por la red sobre él, quería compartirles mi propia impresión.
Mi primer contacto con este tipo de productos fue gracias a Mareas, que tuvo a bien agasajarme con una muestra de un aceite de Osmo. Debido a que mi primer contacto con los aceites para el pelo fue un desastre, me daba cosica, pero como confio mucho en su criterio lo probé...y quedé encantada.

El caso es que me animé a probar este también, y me ha gustado muchísimo por lo que hoy os cuento todas las impresiones e información sobre el mismo.

1. Qué es el oro fluido
El oro fluido es un tratamiento que combina diferentes aceites para hidratar y embellecer el cabello. Tiene sus raíces en las culturas árabes, donde el uso de aceites en cosmética es ancestral. Los principales aceites que combina este tratamiento, son:
  • Argán: Rico en vitamina E, da suavidad y brillo al cabello.
  • Lino: También da brillo y además mantiene las puntas cuidadas y con mejor apariencia.
  • Cyprus: Es una planta egipcia que tiene entre sus propiedades las de dar cuerpo al cabello, facilita el aspecto liso del mismo pero aportándole cuerpo.

Esta combinación hace que se convierta en un aliado del cuidado del pelo, y de su imagen, en cualquier tipo de cabello. Esta última "consigna" era la que me hacía dudar por lo que os comentaba de mi anterior experiencia negativa: una vez me apliqué aceite seco Nuxe en el pelo (respetando las indicaciones) y al día siguiente le levanté con la cabeza como una almazara :S 
Con este no me pasa, me queda suelto, mucho más liso aunque no use secador (impensable en esta época para mí) y con un aspecto muy sano. Además, otra gran baza para mí es el olor que tiene y deja en el pelo: una delicia! Esto hace que su uso me sea agradable al máximo y que, cuando me suelto el pelo, aunque me lo haya puesto hace dos días, un agradable aroma me recuerde lo mucho que me gusta. Entre sus notas olfativas están:

En el caso del producto que estamos viendo hoy, está comercializado por Revlon, aunque ya saben que aceites para el pelo, últimamente, han sacado muchísimas marcas.

2. Datos técnicos
En mi caso, he empezado por probar el "Elixir", aunque la línea se ha diversificado y ya encontramos mascarillas, champu, acondicionador, espray brillo... Yo me he ido, para probar, al producto básico pero no me extrañaría caer con cualquiera de los otros porque, como os comento, me ha encantado. Sus datos más básicos son:
Presentación: Como ya sabrán, viene en una botellita de cristal con tapón de rosca, y sin dosificador. Me da que esta presentación la han pensado en la línea de todo el rollo místico de "elixir", pero la verdad es que me da pánico pensar que se me puede caer cuando lo estoy usando (máxime, cuando tenemos las manos resbaladizas del aceite) y además, aunque la densidad del producto hace que aunque no tenga dosificador no se desperdicie, sin duda si incorporasen uno sería mucho más cómodo.
Cantidad: 100 ml que cunden mucho; llevo unas 20 aplicaciones y no he llegado a gastar ni el tercio del frasco. Tengan en cuenta que mi pelo no es excesivamente largo (los hombros) pero sí tengo bastante cantidad, por lo que los productos capilares no me suelen cundir mucho.
Caducidad: 12 meses tras apertura
Compra: Yo lo compré en RadaBeauty al 19'95. Lo tienen también en Ladybelleza aunque cuesta casi un euro más. E imagino que en sitios de cosmética capilar profesional que distribuyan la marca también, aunque en mi caso para mí es mucho más cómodo comprarlo online.

3. Como lo uso yo
Como ya saben, me lavo el pelo (normalmente) día sí/día no. Estoy utilizando un champú de Schwarzkopf que también me gusta mucho y mi amado acondicionador de Le Petit Marsellais. Cuando salgo de la ducha y tras quitar la parte más grande de humedad (es decir, con el cabello húmedo, no mojadísimo), echo en la palma de mi mano una cantidad del tamaño aproximado de una nuez y lo distribuyo entre ambas manos. Entonces me pongo cabeza a abajo como si fuese a echarme espuma, y lo reparto por el total del pelo, empezando algo más abajo de la raíz e insistiendo en las puntas.
Después lo dejo secar al aire. Si tengo la precaución de cepillarlo varias veces a lo largo del secado, queda un liso casi equiparable al del secador (casi, milagros a Fátima).

En conclusión....Si han llegado hasta aquí, ya la pueden sacar ustedes mismas. A mi me ha encantado y pienso repetir; con la cuenta anterior me va a durar unos 3 meses por lo que merece la pena de sobra.
¿Y ustedes, han probado algún aceite para el pelo?¿Cuál les va bien?
BESOS!

@gadirroja en INSTAGRAM