jueves, 20 de septiembre de 2012

Ojos de labial...adaptado a la calle

El otro día, en el post de tendencias, veíamos que se va a llevar mucho el rojo en los looks de ojos, con propuestas que varían desde el rojo-tomate más atrevido, al naranja fuego intenso o incluso el burdeos, más ponible y práctico para mi gusto. Todos tienen en común un acabado muy satinado y el resto del rostro bastante limpio o con un labial combinado con el tono escogido para la mirada.

Personalmente, me encantan los tonos rojizos para los ojos, pero pienso que con mesura: esos rojo fuego que se ven en la pasarela, dudo mucho que lleguen al gran público porque son realmente difíciles para que favorezcan. Sí encuentro favorecedores, misteriosos y preciosos aquellos que pertenecen a la gama de los bermellones, berenjenas, cobrizos...y en ese sentido voy a traeros la propuesta de hoy. A ver si os gusta.



 
Para el look de ojos recordé que en mi paleta de sombras MAC hay varios tonos en la gama que quería, así que empecé por utilizar un rosado claro en el lagrimal y el principio del párpado móvil para evitar que un rojizo demasiado intenso diese aspecto cansado a la mirada. Utilicé para ello la sombra Gleam con un pincel tipo boli.

Antes de seguir trabajando, apliqué el lápiz marrón chocolate de Sleek por todo el párpado móvil y lo fundí a toquecitos. Esto va a intensificar el color de las dos sombras restantes: la más rojiza en el párpado móvil es la Cranberry, y la más oscura en la cuenca, la Plum Dressing. Como observarán tampoco he ascendido demasiado el color: pienso que eso, con tonos tan arriesgados como los rojizos, nos puede dar aspecto de máscara.

A ras de pestañas inferiores tenemos de nuevo un delineado con el lápiz marrón, rematado con la sombra más oscura. El negro lo dejé para perfilar y la waterline, y como siempre, acabamos el maquillaje de ojos puliendo los extremos de color con sombra piel mate y aplicando máscara.


En algunas de las propuesta que he visto, como les decía, el labial combina con el tono de los ojos, dando una imagen rompedora y agresiva. Yo probé con la versión nude y me gustó mucho, así que con ella me quedé.
Eso sí, las mejillas si van más en la linea: usé el colorete Fantastico Mauve de Milani.
Y en los labios, de nuevo Sleek: un gloss transparente pero con alto brillo que en un momento primero pensé que pasaría sin pena ni gloria por mis cajones y que se está convirtiendo en un claro favorito de este otoño: deja los labios brillantes y jugosos sin añadirles color, pero muy bonitos.
Como iluminador llevo el Albatros de NARS, y la base es la BB cream de UNT que os reseñaré en unas semanas.

Chorrazo que cosas que usé...

¿Se atreverán este otoño con la versión rojo tomate o con la rojo burdeos?
¿Con ninguna? A mi esta me gusta mucho!
BESOS!

@gadirroja en INSTAGRAM