sábado, 13 de octubre de 2012

Gris sin mirada triste: Algunos trucos


Las que alguna vez han enseñado looks con gris van a entender lo que digo porque mi comentario suele siempre ir por los mismos derroteros "Me gusta mucho el gris (es un tono muy elegante y combinable) pero a mí me hace la mirada triste, por eso no suelo usarlo". Sin embargo, creo haber dado con algunos consejos para evitarlo, así que si les sucede como a mí, estén atentas.

Este look está hecho (mayormente, como decía aquel) con la paleta Shady Lady, Vol. 2. Así que pueden ver además cómo quedan algunas de sus sombras.


Truco Nº 1: Iluminar el lagrimal con contundencia.

El toque de luz que solemos dar en los maquillajes se hace imprescindible para alegrar y abrir la mirada en un look oscuro. En este caso, además, no he ceñido la sombra a la zona del lagrimal, sino que he continuado por el párpado inferior,hasta la mitad, aproximadamente, para dar aún más protagonismo a la luz que aporta. Es la sombra Tempting Tara de la paleta de The Balm.

Truco Nº 2: Mézclalo con otro tono que te siente bien.
...en este caso se trata de un azulón que además combina perfectamente dado que el matiz que tiene es metalizado y grisáceo. Se trata de la sombra Bossy Bobby, y está aplicada en el primer y segundo tercios del párpado móvil.


Truco Nº 3: "Esfuma" el gris.
O lo que es lo mismo, difumina, difumina y difumina. Así se crea una transición bonita con el tono que hayas usado antes (en este caso el azul) y se suaviza el efecto del gris. El gris lo tienen en el pliegue, y es la sombra Nº14 de la colección de sombras mono minerales de Clarins.

Truco Nº 4:  La waterline limpia...
... o en colores piel. El negro es perfecto para los looks más vivos porque enmarca bien el ojo, pero en este caso puede dar tristeza o empequeñecer el ojo.


Truco Nº 5: Ilumina también tu rostro.
Ya que el iluminador sirve precisamente, para dar alegría y jovialidad a la expresión. Yo lo uso con cautela en pómulos (muy arriba, casi en la sien, ya que en el pómulo es donde suelo poner el colorete) y arco de cupido. Y se nota.

Truco Nº 6: Tira del gloss
Su acabado ligero que deja un velo de color con brillo también aporta más "juventud" a la cara, que un labial mate, por ejemplo.


Yo he usado estos pasos con el gris, y me ha convencido: no me veo triste con este look, me gusta. Imagino que con otros tonos que nos vemos poco favorecidas (o "tristona" como digo yo) puede funcionar igual.
¿Se animan a probarlo?

@gadirroja en INSTAGRAM