jueves, 27 de diciembre de 2012

Look paso a paso con pigmentos y glitters.

El otro día les hablaba de glitters y hoy vamos a ver el primero de los looks en esa línea. He aprovechado que tenía un poco de tiempo para hacer un paso-a-paso y así mostrarles cómo trabajo yo estas "sustancias volátiles" sin quedar echa una pena. 

El look de hoy combina un pigmento con purpurina de los que les enseñaba con un toque de auténtico glitter. Espero no haber quedado como aquellos payasos que les ponía de broma en la imagen...a mi me ha gustado bastante...
Vamos al lío!

1. Delimitamos la zona de "purpurina".
Aunque a menudo empiezo a trabajar los tonos del lagrimal hacia afuera (dejando la banana para el final), en este caso es aconsejable "encerrar" el área en que vamos a aplicar el pigmento y la purpurina. Esto hace disminuir el riesgo de que acabemos con ella hasta las cejas.
Yo utilicé un lápiz de Deborah (el gris) y tras rebajarlo con su propia esponjita, apliqué sombra gris mate para reforzarlo y fijarlo. La sombra la apliqué con pincel tipo lápiz para evitar un acabado muy dramático y/o ascendido del gris: el contrapunto ya lo vamos a poner con el glitter.



2. Empezamos a aplicar el pigmento:
A toquecitos y con un pincel plano previamente humedecido en agua de avena. Es mejor sacudir los excesos en la propia tapa del pigmento: aunque esté mojado el pincel, con esta precaución evitaremos sorpresas desagradables de pigmento en la ojera.


3. Integramos.
Ya habrán visto en la imagen de arriba que la sombra no ha llegado del todo a la zona de gris. Es preferible trabajar esta parte de nuevo con sombra y en seco para evitar pegotes o brillos en la zona del arco ciliar.
Así que utilicé el pincel de difuminar con la misma sombra gris mate de antes para rematar los contornos del pliegue del ojo y oscurecer levemente el último tercio del párpado.

4. Momento "purpurina".
Finalmente vamos a dar un toque sutil de purpurina con más grosor, para que nuestro look tenga un aspecto más festivo. Aproveché la brocha plana con que dí el pigmento para aplicar la purpurina, solo de la mitad del párpado hacia afuera...


5. Perfilado y luz
Vamos a terminar la parte superior del ojo con un toque de sombra vainilla en el arco y un delineado en negro para enmarcar la mirada. Si además perfilamos el lagrimal, estaremos rasgando más el ojo, dando un efecto mucho más intenso.


6. Párpado inferior y máscara
Es el momento de terminar de "vestir el ojo" dando armonía con un delineado morado a ras de pestañas y negro en la waterline. Aplicamos nuestra máscara habitual y listos los ojos.


7. Desfaciendo entuertos.
...que diría Don Quijote. Siempre algo cae. Lo que les voy comentando es para evitar el mínimo estropicio posible, pero mi consejo es que tengan a mano una toallita desmaquillante y den luego el corrector para terminar de conseguir un acabado limpio alrededor del ojo.

Ya tenemos los ojos, veamos unas cuantas imágenes de cómo quedaron...



8. El rostro:
Ahora vamos a dar el maquillaje. Yo habitualmente siempre lo doy antes, aunque use pigmentos, pero si es de las primeras veces que usan glitters, quizá es mejor dejarlo para este punto. Habitualmente, en todos los looks que ven llevo la Missha Perfect Cover y, en este caso, un toque de broncers Lola.



Qué seria, hija!!
9. Luz y rubor:
Aplico un colorete rosado (que va estupendo con los moraditos) en las mejillas con la brocha sesgada de Zoeva. El que ven en la foto es el Angelika de NARS. 
El iluminador (ya saben, el Mary-Lou de mis amores) lo doy con una pequeña mofetita de Abbamart en lo alto del pómulo (casi la sien en mi caso porque ya el colorete lo doy alto de por sí) y en el arco de cupido.


10. ...y los labios:
Para seguir jugando con los rosas, utilicé el perfilador Fuchsia de Nyx y un gloss de Astor del mismo tono:


Ya hemos acabado todo el look...



¿Qué les parece? Yo creo que tiene un toque tan pequeño de purpurina que, salvo en distancias cortas, tampoco lo hace excesivo.
¿Se animan?

Me gusta