sábado, 26 de enero de 2013

Iconos de estilo: el look clásico de Monica bellucci

Vamos con el último "Icono de estilo" de los que escogí yo y, como les digo, una mujer que me parece bella entre las bellas: Monica Belluci.
 De madre pintora, empezó en el cine en 1990: ciertamente, no es especialmente conocida por ningún "papelón", su carrera ha oscilado siempre hacia la línea de "sex symbol" más que otra cosa, aunque fue muy conocido su papel en Drácula, Matrix reloaded...películas muy taquilleras, al fin.
Con nada menos que 47, esta italiana sigue manteniendo una belleza espectacular...aunque no muy natural, ya que no hay más que remitirnos al google images para ver que, con 30 años menos su imagen difería bastante de la que conocemos ahora...
Sin duda una guapa muchacha...pero no la Mónica que vemos en los anuncios!!
Aquí en la cara es más "ella"...pero le faltan carnes en cierto sitio que dudo que las haya conseguido solo engordando...

Comentarios maquiávelicos aparte, vamos al maquillaje que es de lo que se trata: en sus apariciones públicas suele optar siempre por un maquillaje bastante parecido:
...O bien opta por un ahumado ligero en los ojos y labios nude...
...O bien mantiene ese ahumado con un labial rojo.

Para el maquillaje que hice yo, me inspiré en ese segundo estilo, que considero que tiene mucho de "diva italiana de los 60" que es la imagen que a mi ella me trasmite. Fijáos como siempre le rasgan el ojo alargando mucho la sombra marrón en el ángulo externo...


¡Vamos al lío!
Para un look tan clásico como este, solo necesitamos 4 sombras en tonos neutros, preferentemente mate.
En primer lugar, dejé los dos primeros tercios del ojo con un aspecto muy limpio al utilizar una sombra prácticamente del tono de mi piel en esa zona.
A continuación, apliqué un marrón medio en el resto del párpado móvil, difuminando por el pliegue para marcar ligeramente la cuenca.
Es el turno del marrón más oscuro, que va rasgado hacia afuera para alargar el ojo más que redondearlo como ocurre en otros looks.
Y finalmente, la sombra vainilla la dejé para, como siempre, difuminar el corte e igualar la zona del arco de la ceja aportándole algo de luz.
El delineado es muy sencillo: solamente consiste en un trazo bastante regular y fino, algo rasgado en el rabillo. Apliqué máscara y lista.





Con respecto al rostro, utilicé la base de Art Decó y los polvos de essence para un acabado sencillo.


El iluminador va aplicado en la zona más central de los pómulos, y el colorete más hacia la zona externa del rostro...

Y me queda solo por comentarles del labial (que por el flash sale más anaranjado que cereza, pero era cereza :S
...y el esmalte a juego.

Un look clásico que siempre triunfa. Yo me siento cómoda con el, ¿y ustedes?
Con este look acabo la tanda, ya mismo es vuestro turno!
BESOS!!






Me gusta