sábado, 19 de enero de 2013

Mis regalos de reyes: ropa y complementos

Estamos ya a diecinueve y yo aún no les enseñé mis regalos de estas fiestas! Este año he sido muy práctica y en vez de pedir potingues, he pedido prendas de ropa que me hacían falta o me venían bien: una rebeca gruesa y un par de vestidos para sustituir otros de punto que están ya muy viejos y feos, así que eso es lo que vamos a ver hoy.
Claro está, como siempre, alguna sorpresilla ha caído! ...y algún autorregalo, también (jajaja):)

1. Vestidos: beige y azul petróleo.

Tenía un vestido beige de punto que me gustaba mucho, pero estaba ya para el arrastre. Es lo malo que tiene el punto, que sea de la calidad que sea, tiende a deformarse con el uso (o incluso, simplemente, de estar colgado en una percha: he llegado a encontrarme vestidos con 5 cm. más de largo de tenerlos colgados una temporada!). El caso es que anoté en mi lista que uno me vendría bien, y me ha encantado éste. Es de una tienda local y muy cómodo... Me gusta mucho también que tenga manga larga, ya que muchos modelos de las tiendas vienen con manga corta e implica buscarles una camiseta que les vaya bien, no saque marcas...vamos un rollo. Así es mucho más cómodo y rápido... Obviamente, con unos zapatos viste mucho más, pero para diario con las botas y una rebeca o abriguito voy la mar de cómoda.
Me gusta mucho su cuello barco y el detalle del floripondio que tiene en un lateral...



Este otro lo ví en Sfera justo antes de navidades, y me lo probé, tentada de comprarlo. Menos mal que obró el sentido común y pensé "mejor lo pongo en la lista de reyes". Y ha caído, de manos de mi madre. Tiene un estilo diferente al anterior, es más sueltecito y se ajusta a la cintura con una correa. Me gusta mucho su color y el detalle de los bolsillitos a cada lado de pecho. Tiene escote en "uve" y manga francesa (este sí que requiere una buena rebeca sí o sí en este tiempo debido a ello).
Me hace gracia ver las fotos: parezco más grande en la de la derecha y un miniyó en la de la izquierda jajajaja!!


Aquí tenéis un detalle de los bolsillitos, el cuello y la correa, que es muy finita.

2. Jerseys y rebecas.
Cotilleando por las tiendas online, vi un jersey de Stradivarius que me gustó mucho, porque era larguito con un cinturón y así no tengo ninguno. Me lo regaló mi hermana y me gusta combinarlo con pantalones pitillo. Quedaría bien con leggins, pero es que yo con leggins no me veo favorecida. Lo hay en muchos colores, pero me ha gustado mucho que haya elegido este beige tan combinable. Además, como es finito, cuando empiece hacer menos frío lo podré usar también con una camiseta de tirantes debajo...

Aquí podéis ver el detalle del punto, que va cambiando el dibujito según la zona del jersey...

Este jersey se lo enseñaré puesto más adelante, en algún look (lo he usado varias veces, pero no he tenido tiempo de echar fotos, arf, arf...).

Y Manolo fue el más práctico, ya que además de regalarme un par de equipos tipo chandal e incluso calcetines (adoro la madre que hay en él, jajaja!). Me compró esta rebeca de punto grueso que me va a venir genial para estos días más fríos... Va bien prácticamente con todo, tanto con vestido como con un vaquero y alguna prenda en algún color que la alegre, como el rojo o con camisas, a las que da un aire informal que me gusta...



Es de Zara, en color azul marino y me gustan mucho los botones, que son de clip, cómodos y le dan un aire distinto... (no se pierdan mi cara de sueño a las 8 a.m....)



Aprovecho el post de ropa para enseñarles algún autorregalo que ha caído. No ha sido en reyes, que fue antes, pero no pude resistirme a los precios tan baratos. Ya saben que suelo ir a Kiabi a comprar ropa para las nenas, y cuando ví este jerseys y pantalón a 6 euros cada uno, piqué. Me ha venido bien porque pantalones de vestir apenas tenía, y la cosa es que al verlos tan baratos pensé que tendrían una confección de esas para llorar, pero puestos me gustan mucho...
¡Anda...he perdido mi mitad superior! (jajaja)



3. Las sorpresas: complementos...

Y ahora viene la parte que me sorprendió, ya que yo solo pedí ropa. Mis familiares y algunas amigas me dieron la sorpresa de comprarme también complementos...que tanto me gustan ;)

Mi amiga VIRGINIA me sorprendió con esas bolitas malva que ven a la derecha. Lo que más me gustó del detallo es el trabajazo que se tomó en averiguar de qué color no tengo bolitas...porque es verdad que las tengo en muchos tonos! Así que estas me vienen genial para las prendas malva o para alegrar combinaciones en negro, gris, azul...
Y mi amiga ANA, de quien les he hablado en otra ocasión porque es la blogger de La transgresora, me sorprendió con este anillazo que les muestro mejor abajo:
¿Verdad que es una joyita? 

Otro anillo, con un gran valor para mí es el que ven abajo, que me regaló Manolo. Es un anillo de plata con una piedra ámbar... muy sencillo, ¿verdad?...pero tiene una historia...

Resulta que este invierno nos hemos enganchado a la serie FRINGE. Si son amantes de la ciencia ficción y les gustó Expediente X, se la recomiendo encarecidamente. Nos hemos tragado las 4 temporadas que hay dobladas al español, y estamos esperando por la última y 5º.
Pues bien, sin hacer spoiler, cuando en cierto lugar quieren conservar algo a lo largo del tiempo...lo meten en ámbar: así que el, cuando me lo regaló, me dijo que era para "conservar nuestro amor". Miren...no soy nada romántica, siempre lo digo...¿pero quien se resiste a estas palabras de su pareja?

Otra historia simpática tiene esta pulsera, que también me regaló Manolo (con él, las anécdotas, como ven, a la orden del día! jajaja). Resulta que íbamos dando un paseo con las nenas en Granada cuando me dijo "adelántate con las niñas que voy a entrar a un bar porque necesito ir al baño y no aguanto". Total, que me adelanté. A los 15 minutos o así, entramos a un bar a tomar algo...y se fue directo al baño. Cuando salí, yo toda preocupada, le digo "Manolo, qué te pasa?! No irás a empezar con la próstata, hijo...que eres muy joven para eso!!" (jajaja) y nada, no tuvo más remedio que desvelar su mentirijilla que era la compra de esta bonita pulsera....

Finalmente, esta otra me la compró mi madre. En el lugar donde la compró le aseguraron que la piedra que lleva hace casi milagros (jajaja) y cuando me la daba me decía "Es buena para los dolores, regular la menstruación...y un millón de cosas más". Y yo me reía, porque no creo en estas cosas...pero me encanta el cariño que muestra y la preocupación por mí, que me tiene lejillos (mami, te quiero).

...y eso es todo, que no es poco! Como comprenderán (y como siempre digo), este año si las rebajas no "me encuentran a mí", yo no voy a buscarlas a ellas ;)

BESOS!

Me gusta