lunes, 8 de abril de 2013

¿Fijación?¿Intensidad?...¿Qué le pides a tu prebase de ojos?

...claro que la respuesta puede ser "a y b son correctas" como en esos típicos tipo-tests que te dan ganas de llorar! (jajaja).
El tema de opinión de hoy me lo ha inspirado, precisamente, el post que sale mañana, que es sobre las nuevas prebases que ha sacado Zoeva. Vamos a recorrer un poco el "mundo" de los primers de sombras y a reflexionar/opinar sobre las posibilidades que ofrecen muchas de ellas.

1. Empezando por el principio: qué es un primer, cómo se usa.

Mi primera prebase: ni fú ni fá
(pese a lo que me gusta la marca para uñas):
La compré porque aún no compraba online
y era la única que tenían en ECI
  • ¿Qué es? Voy a ser muy breve en este punto porque creo que todas lo saben perfectamente, no obstante, me parece de recibo empezar con buen pie: una prebase (o primer) es un producto que utilizamos sobre los párpados (aunque en maquillajes muy sofisticados podríamos llegar al arco ciliar y al párpado inferior, para facilitar la adherencia de sombras potentes o pigmentos) para alargar la duración de los maquillajes y/o resaltar la intensidad de los tonos que utilicemos.
  • ¿Cuándo usarlas? No solo la usamos con sombras: en ciertos casos, si usamos productos grasos como sombras en crema o jumbos se hace casi imprescindible, y también en casos de meses o localizaciones de mucha temperatura y/o humedad. Evidentemente, con pigmentos y glitters, son indispensables.
  • ¿De qué se componen? Suelen tener un alto número de siliconas en su composición, por lo que, pese a que me declaro amante de este producto para looks sofisticados, personalmente no me gusta usarla a diario (aparte de que, como os dicho, no suelo pasar más de 6 horas maquillada salvo en excepciones tipo celebración y tal).
  • ¿Cómo aplicarlas? Es importante, en el tema de la aplicación, utilizar una cantidad "mínima", justo la necesaria: a veces no he sido cuidadosa con ésto y al final, el efecto que obtenemos es casi el contario: las sombras se deslizan tanto, que no se fijan bien. Hablando de "tiempos", hay que empezar por hacer una primera distinción: con los primers de "alta fijación" es necesario aplicar rápidamente los productos, porque una vez secos, casi es imposible trabajarlos. En otros casos (como las que les contaré que prefiero yo por mis circunstancias), cuando son de base más grasa, es mejor esperar unos segundos a que se asiente, porque sino se amalgaman con la sombra (especialmente si no hemos sido, como dije antes, cuidadosas con la cantidad).



2. Tipos y subtipos: ¿fijación vs. color? y otras prestaciones.
Reconozco que mi pregunta es un poco reduccionista en el sentido en que, como les decía al principio, es lógico que a una prebase le pidamos ambas cosas, pero también es cierto que pueden tener sus ventajas y contrapartidas, y que en el mercado encontramos algunas que tienen el punto fuerte más en un aspecto que en otro.
Una de las prebases que más me han gustado "all over the world":
la de Victoria's Secret PRO. Fue un regalo...¿alguien sabe dónde comprarla? 
La famosísima Shadow Primer Potion de UD...
...para mí, sobrevalorada: aparte de su horripilante envase
que ya tuvieron a bien cambiar, no le veo tanta chicha para su precio.

...por otra parte, también es verdad que últimamente abundan productos "más específicos" ya sea para resaltar la intensidad de otros productos, o bien para fijar nuevas texturas, como...

  • El famosísimo Mixing Solution de Kiko
  • El Duraline de Inglot
  • Las últimas prebases Too Faced: Candlelight, Glitterglue...
  • Prebase Essence para pigmentos de la EL Colour Arts

3. Mi opinión personal sobre el tema.
Como siempre ocurre en cosmética, pienso que escoger un producto con su punto fuerte en fijación o en intensidad de tonos, va a depender mucho de las necesidades de la usuaria:
  • Si eres de párpado graso y sueles tener problema con la fijación de sombras en crema, jumbos...o incluso lápices y productos en polvo, necesitas una prebase cuya fuerza radique en la capacidad de fijar los productos al párpado, perdurando el aspecto de los mismos como cuando los acabamos de aplicar. Tienes como contrapartida, que con la mayoría de estas prebases vas a tener que trabajar rápido los difuminados y transiciones, porque suelen secarse tan pronto que a veces los dificultan.
  • Si necesitas pasar muchas horas maquillada en perfecto estado, también te recomendaría la opción anterior.

Mi favorita por ahora, según mis necesidades
y la facilidad que tengo para adquirirla: la de ZOEVA.



  • Si tu párpado tira a seco (como el mío), no te recomiendo los primers anteriores, porque sí, fijan los productos...pero resecan muchísimo la zona!! En el momento de uso, si tienes pequeñas arruguitas en la piel de la zona, las van a remarcar. Y a largo plazo...pues no sé que pasa, pero personalmente me da yuyu pensar la mezcla que puede ser tener la piel seca y delicada y utilizar a diario y durante horas productos tan "astringentes".

Eyeshadow Base
Otra de mis favoritas, partiendo de mis
necesidades. No reseca, fija , iguala el párpado y sobre todo, intensifica el color.
  • Por otra parte, si eres una chiflada del color (ejem, ejem) puedes elegir, según la clasificación anterior (párpado graso vs. seco) entre un formato novedoso que explote los tonos (como el mixing o el duraline) o simplemente, una prebase como la de Zoeva clásica, o la de Art Decó, que a no resecan y resaltan los tonos lo suficiente (y, obviamente, más que sin utilizarla porque de lo contrario, apaga y vámonos).


Como conlusión...Me resulta más cómodo (por el tema de trabajar las sombras) y me siento más cómoda (por la sequedad del párpado) cuando uso formatos algo "grasos" en su aplicación más que cuando he probado esas prebases que más bien hacen que el producto se adhiera totalmente al ojo: no les quito mérito a estas últimas, pero yo, en base a mi propia experiencia, prefiero las primeras.
¿Y ustedes, con qué se quedan?¿Fijación o color?¿Cuál es su prebase favorita?
BESOS!!