domingo, 28 de abril de 2013

Un poquito de trópico: Hoy, Chirimoya

Hoy vamos con un look verde, pero verde-verde: combina varios tonos de este color que tanto me gusta, desde los más claros a los más oscuros, ya que la fruta en que me he basado también los muestra: la chirimoya.

De dulce sabor y carnosa textura, la chirimoya tiene fama en las dietas por ser bastante calórica, debido a su alto contenido en azúcar, pero hay que considerar también que es un aporte de energía y mucho más sano que el de las grasas saturadas, además de tener un alto poder saciante. También a nivel nutricional, contiene potasio - que tiene propiedades drenantes- así como agentes antioxidantes.

Como os comentaba en la entradilla, mi intención era hacer un degradado con los tonos que caracterizan este fruto: blanco roto, verdes claros y más oscuros y finalmente negro. En lugar de ir a por alguna paleta, decidí tirar de mis sombras MAC para montarlo. En el lagrimal ven un toque blanquecino, del que partiremos para integrar los verdes: es la sombra Vex.
A continuación tenemos un degradado, como les decía, con tres sombras verdes de la más clara a la más oscura: son la Juxt, un verde muy pálido usado apenas en la transición entre el blanco y la Lucky Green, el verde alimonado que ven dominando en el párpado móvil.
Finalmente, en la banana tienen la más oscura: Humid, y la Vainilla para matizar hasta el arco de la ceja. Terminamos el párpado superior con un delineado en negro que rodea el lagrimal para marcar su forma.
A ras de pestañas inferiores hay también un toque de verde con la lucky Green, y finalmente, la waterline, para no oscurecer demasiado, preferí perfilarla en un tono crema, que abre mucho la mirada. Aplicamos máscara y listas.






El resto del look lo dejé muy ligero: un toque de rubor melocotón con el colorete mineral de Zoeva, iluminador The Balm y un labial de Korres que pasó desapercibido en su momento, porque no respondía a mis expectativas sobre el tono, pero que queda muy bonito y adecuado en este look. Es el tono 25 de la gama de larga duración que - contra lo que suele ser poco habitual en este tipo de líneas - es muy hidratante.




Como ya habrán notado, también hice una sencilla manicura a juego: francesas en verde claro - que quedó más lima que otra cosa, me traicionó el tono -  y un toque de lunarcitos (son pegatinas) emulando los negros huesecillos de la fruta que nos ocupa...




¡Y eso es todo!
¿Les gusta esta fruta?

Me gusta