sábado, 29 de junio de 2013

Pon un pañuelo en tu look: mis versiones

Hace ya un par de meses pude, por fin, participar en uno de los retos que mis amigas LubyJane tenían en su blog. Digo por fin porque ellas están continuamente ideando propuestas, todas divertidísimas y muy entretenidas, pero yo no siempre puedo sacar un rato para participar. En esta ocasión me pilló en casa, de fin de semana, y no me lo pensé dos veces. Bien hecho, porque me lo pasé pipa. Por el nombre del post ya adivinarán que se trataba de añadir un pañuelo a cualquiera de nuestros looks de calle. Como tenía uno muy colorido y me encantan las publicaciones tipo "mil y una formas de llevar pañuelo", hoy les traigo no una propuesta, sino siete.
Antes de empezar, es justo que diga que las ideas de cómo usarlo están sacadas de otras publicaciones, y que es recomendable que el pañuelo sea bastante grande (tipo pareo) para poder darle todos estos usos.
1. Modo cinturón...
Este lo he usado mucho cuando era más jovencita: siempre me gustaba llevarlo en las trabillas del vaquero, colgando y a juego con la parte de arriba, y la verdad es que daba un aire muy chulo a algunas prendas.

2. Modo bolso-en-un-momento:

Cuando era no-madre me encantaba pasar horas en la playa leyendo, y solía ir muy, muy ligera de equipaje: a menudo consistía en el biquini, unas chanclas, el pareo y un libro. Daba largos paseos con el libro dentro del pareo, a modo de bolso tal como lo llevo en la foto, y cuando quería descansar sólo tenía que deshacer el hatillo y sentarme en el pareo a disfrutar la lectura.
Gracias a esta propuesta gané el concurso!

3. ...o protección capilar...
...porque este estilo también lo he usado, más que para la calle, para la playa: con un pañuelito durante aquellos largos paseos, evitaba estropearme demasiado el pelo por la exposición solar. ¡Y queda muy simpático!

4.Fajín étnico.
Siéndoles totalmente sincera, era la primera vez que probaba a ponerlo así. Y me ha gustado mucho! Un simple conjunto de vaqueros y la típica camisa blanca de fondo de armario adquieren un toque muy exótico y veraniego. Eso sí, el pañuelo debe ser anchito, pero sobre todo largo para que podamos anudarlo por detrás.

5.De nuevo, a la cabeza...

Si lo doblamos a lo ancho varias veces, podemos conseguir la medida perfecta para anularlo a modo de pasada o diadema. Me gusta el aire setentero que da a la apariencia, ¿no creen?

6....y finalmente, el más socorrido.
Seguro que de esta manera sí lo han llevado todas alguna vez. Es práctico, cómodo y da un toque de color. Además, en las noches más frescas de verano, si es ancho como el que llevo yo, nos permite utilizarlo por los hombros a modo de pashmina.


Probé también a ponerlo en modo top, pero no me convenció el resultado (parece un mantel!! jajaja), quizá con otro tipo de pañuelo de tela más fina sí quede mejor. Les dejo con un resumen de las propuestas...


...y mañana veremos con más detalle el look de maquillaje y la manicura que ya han asomado en el collage de arriba.
Y ustedes, ¿cómo utilizan sus pañuelos?
BESOS!!

Me gusta