lunes, 15 de julio de 2013

De libro: Hoy, el Clan del oso cavernario

Hoy vengo con otra obra, en este caso de temática histórica. Empecé a leerla embarazada de mi hija pequeña...y las primeras páginas son tan angustiosas (Ayla, una niña de 5 años se queda huérfana en la época paleolítica, en plena naturaleza salvaje)...que la dejé de lado. Afortunadamente, al cabo de un tiempo la retomé...y me pareció una historia fantástica.

1. La autora: Jane M. Auel.
Esta estadounidense es mundialmente conocida por su saga "Los hijos de la tierra", una serie de novelas que transcurren en la Europa prehistórica en las que explora la posible interacción entre los hombres de Cromañón y los de Neanderthal. El Clan del oso cavernario es solo la primera de esta saga, que yo he leído entera, aunque reconozco que la primera - probablemente por lo novedoso de su planteamiento - fue la que más me gustó.
El primer guiño a la historia, en forma de manicura: pequeño animal print, presencia del marrón y un toque floral que pronto descubrirán que tiene un motivo, relacionado con Ayla, la protagonista de esta obra.

2. Ayla: Historia de una luchadora primitiva.

Ayla, la niña de la que antes os hablaba, es acogida por una tribu con una importante peculiaridad. Mientras que ella es ya una homo sapiens (Cromañon) la tribu que la acoge pertenece aún a la especie Neardenthal. Esto los hace diferentes no solo en su aspecto físico, sino sobre todo en sus capacidades y costumbres que hacen que la convivencia de Ayla con su tribu de adopción sea un camino durísimo en muchos sentidos.
...para seguir plasmando diferentes aspectos de la obra, utilicé tonos tierra, amarillos y rojizos, también en un guiño al totem de Ayla, que es el del león.


A ras de pestañas inferiores hay un toque de verde oscuro, de nuevo - como la manicura - en alusión al oficio de Ayla. Aunque en la tribu piensan que es una especie de "rara" o "discapacitada" por su aspecto y su manera de obrar, Ayla aprende el oficio de curandera y gracias al uso de plantas y flores consigue hacerse un hueco, al menos profesional.


3. La tribu: ensayo prehistórico de una sociedad.
Pero no solo Ayla merece mención, porque los personajes de la tribu son figuras muy bien retratadas: las luchas de poder, la paternidad, el aislamiento de quienes eran "menos aptos" por alguna deformación física, el amor presente entre personas con barreras tan palpables como eran las de estas dos especies, se van desgranando en la novela de una manera amena y emotiva.
No quiero que se queden solo con lo anecdótico del argumento: además, las obras de la saga, aunque son novela y lógicamente contienen ficción histórica, están muy bien documentadas y se sustentan en descubrimientos o, al menos, teorías (la de que varias especies pudieron coexistir en Europa, es una de ellas por ejemplo).

Un dato curioso: sobre esta peli se hizo una película en los años 80 con una jovencísima Daryl Hannah como Ayla. La película es preciosa- aunque se notan los pocos medios, pero refleja bien la historia-, aunque como siempre, el libro es mucho más intenso y detallado. Finalmente, les dejo un guiño a las "pinturas de guerra" (aunque en realidad eran más de rito que de lucha) que aparecen en ambos formatos...

¿Conocían esta saga? ¡¡Leánla, que es muy bonita!!
BESOS!!


@gadirroja en INSTAGRAM