miércoles, 17 de julio de 2013

De libro: Hoy, Trilogia Millenium

De lectura mucho más reciente, la trilogía Millenium también fue un hallazgo espectacular (como superventas que es, no me sorprendió tanto, pero me impactó enormemente). A medio camino entre el thriller y la denuncia social, estas obras de Stieg Larsson me abrieron las puertas a la novela sueca, que se ha puesto muy de moda los últimos años.

1. Stieg Larsson.
Una pena lo de este hombre, porque falleció poco después de escribir la tercera novela que compone esta trilogía (y antes de la publicación de la misma). Fuentes periodísticas comentaron, en su momento, que habría sido una pentalogía de no suceder este trágico hecho. Lo dicho, una pena, porque yo habría seguido leyendo a Salander con buen gusto.
Larsson era periodista y escritor aficionado desde su más temprana adolescencia. He leído - pero no sé la veracidad - que se declaró feminista convencido tras asistir a la violación de una chica por parte de unos amigos suyos. Desde luego, el corte ideológico feminista y progresista está patente en sus obras y eso es innegable.
Con la creación de Salander, Larsson nos ha legado una nueva heroína del siglo XXI, pero avancemos poco a poco...
     
    

Primer guiño a Salander: Manicura "La chica del dragón" (nombre de la peli americana inspirada en esta primera novela). No la he visto: ví la sueca y me pareció una adaptación fantástica. Estoy segura de que la estadounidense, si la veo, me acabará cabreando.

2. Trilogía Millenium.
En esta primera obra, donde aparece Millenium como centro neurálgico de una investigación (que en las siguientes obras mantendrá esta pauta), también surge esa heroína de la que hablábamos: Lisbeth Salander, de apariencia delgada y con atuendo entre gore y punk, esta joven de enormes talentos ocultos va desgranando su historia de forma paralela a la investigación del caso de la obra (una desaparición de la sobrina de un potentado, que fue dada por muerte con el paso de los años).
Tanto el personaje de Salander como la historia de la investigación, las ramificaciones que se entrelazan entre ambas, la relación de Lisbeth con Mikael Blomkvist, la crítica a la degradación social sueca...todo se une y conforma un escenario interesante, intrigante y con un punto dramático bastante fuerte.


3. Y la chica del dragón.
Dicho esto, y teniendo en cuenta las otras dos obras...¿cómo hacer un look Salander sin caer en el tópico? (y sobre todo, teniendo en cuenta que ya no llevo el pelo parecido a ella jajaja!)... pues con un maquillaje de aires góticos, aunque bastante sobrio...




...y un guiño al enorme tatuaje de su espalda. Como comprenderán, a la espalda no llego (ya el brazo tuvo su dificultad y de ahí que mi dragón esté tan bien alimentado ;)...
...pero al menos, ha sido una manera divertida de homenajear a esta saga.

Esta no les recomiendo que la lean: doy por hecho, que lo hicieron ;)
BESOS!!


@gadirroja en INSTAGRAM