domingo, 5 de enero de 2014

Bienhallada en el maravilloso mundo de los aceites naturales.

¡Sí, señoras! ¡Por fin servidora ha dado el "gran salto"!...aunque en realidad, y teniendo en cuenta lo progresivo que ha sido, más que un salto ha sido un paseo...jajaja...pero muy satisfactorio.
A día de hoy puedo decir que uso aceites "para todo", a saber: cuerpo, pelo y también rostro. Y con resultados muy agradables y satisfactorios.

Por eso hoy os quiero hablar de ellos en general para presentar además una serie de productos que irán saliendo reseñados a lo largo de estas semanas.
Vamos al lío!

1. Unos comienzos previsibles: aceite corporal para el cuerpo.
Quizá el uso de los aceites como tratamiento corporal es el más común y extendido entre las mujeres. Todas recordamos, en nuestra infancia y adolescencia, cómo cundía el uso del "Jonhsons" incluso como terrible bronceador en los días de verano (yo no lo he usado así, pero recuerdo a mis tías freírse como patatas jajaja!). Con una vertiente mucho más normal, el brillo que deja un aceite corporal en las piernas, queda precioso sobre la piel bronceada del verano, y así, sí que he usado y mucho, este formato cosmético.
Algunos de los que he probado, en estos años...
 
Johnson's: Los comienzos - Nuxe: Para el cuerpo sí (pero sólo) - Alqvimia: Simplemente, chapó.

No obstante, con el conocimiento cada vez mayor de productos cosméticos, y también de ingredientes, mi curiosidad por utilizar los de composición más natural se ha extendido también a los aceites, como el "Reina de Egipto" de Alqvimia, que es un producto - joya por su calidad, composición y aroma.
Una de mis últimas adquisiciones, a través de Ecco - Verde, ha sido un aceite puro de macadamia que uso como corporal y también capilar, de él verán review más adelante en el blog.
 

2. Un paso más: aceites capilares.
Con respecto al uso de aceites para pelo, empecé - como me imagino que muchas de vosotras - con productos tipo "oro líquido" y todo el "revuelo" cosmético que salió a raíz de estos primeros aceites. En estos últimos años, muchas marcas se han animado con versiones más asequibles que el de Revlon y ya saben que a mi, algunos de ellos me iban muy bien.
Un repaso visual por algunos destacados en esta trayectoria...



 

  • Marcel Cluny: Sólo me va bien antes del lavado (después, me engrasa)
  • Revlon: Me va estupendo, pero hay productos más económicos con las mismas prestaciones.
  • L'oreal: Me va como el anterior...pero cuesta la mitad.

Las dos versiones de Garnier, ambas me van bien, pero es que además la "hidra liso" es verdad que me reduce el tiempo de secado, como promete.

Animada por eso y decidida a ir reduciendo, al menos paulatinamente, el uso de siliconas en la higiene capilar, me he animado a probar el mismo aceite de macadamia que ven arriba, que también tiene aplicaciones capilares. Ya les contaré todito en su respectiva review.
3. Y el "gran salto": en el rostro, limpieza y tratamientos locales.
3.1. Aceites para tratar.
Las que tenemos la piel mixta (o incluso grasa) nos hemos pasado la vida huyendo de tratamientos densos...y por supuesto, de aceites. No obstante, como todo avanza y evoluciona, ahora sabemos que ciertos aceites no sólo no nos provocan grasas o brillos, sino que son muy efectivos en el control del sebo, como sucede con el aceite de árbol de té.
A nivel local, me he ido animando en estos años con algunos aceites que aplicaba o bien en mi eccema (frente y en ocasiones de especial "belicosidad" en nariz y mejillas) o bien usaba como "tratamiento de choque" las veces que me he notado la piel especialmente seca, sobre todo en esta época invernal.
Algunos de ellos, han sido:
 


  • El de orquídea azul de Clarins es muy efectivo.
  • Y ya saben que éste, de Redumodel, siempre lo tengo por casa. Es de rosa mosqueta.
Éste de Arkopharma es el que se ha incorporado más recientemente a mi tocador, y es por eso que tengo pendiente de reseñároslo también.


¿Y la limpieza?
Ya saben que muchas mujeres se han pasado ya a la limpieza con aceites, que normalmente va asociado al método de la "Doble limpieza". Si tienen interés en saber más sobre él, pueden leer estos fantásticos post:

Como ven, no todos los ejemplos incluyen un aceite pero sí vemos ejemplos de distintos tipos de piel a quienes les ha venido bien la doble limpieza.
Lo cierto es que yo le he dado muchas vueltas al tema, y no por miedo a los aceites, sino porque me parece absurdo pasarme al aceite y comprar el del Mercadona, plagadito de siliconas varias. Lo cierto es que ya he probado a desmaquillarme con el aceite de rosa mosqueta y posteriormente, un limpiador en jabón, y me ha ido divinamente, sin necesidad de comprar "otro" aceite, que encima de natural tenga poco.
Animada por esto, estoy incorporando en mis rutinas nuevos productos, y uno de ellos es este desmaquillante de ojos en aceite de rosas de CMD, del que pronto os hablaré igualmente.


Habéis visto algunos productos que tengo pendiente por revisar, y de ellos hay varios cuya marca no es muy conocida: CMD y Farfalla. Os adelanto que son de buena calidad, 100% naturales y con precios muy interesantes. Yo los he encontrado muy asequibles en Ecco - verde, donde además tienen una cantidad de productos naturales increíble, os recomiendo que echéis un ojo.

Y ya termino, que no es poco.
Prometo ir ampliando información en estas semanas sobre este mundo de los aceites naturales, que tanto me esta gustando (si ya lo digo yo, toda potinguera tiene a una alquimista dentro, jajaja!).
BESOS  y que esta noche se porten muy bien Sus Majestades!!

Me gusta