jueves, 9 de enero de 2014

¿Comprar ropa y complementos en tiendas orientales online? Algunos consejos y opinión

Como buena amante de la moda que soy, el boom de tiendas de ropa barata que estamos viviendo en los últimos meses me tenía muy tentada. En diferentes blogs y páginas web podemos ver opiniones o publicidad sobre tiendas de ropa online de tipo oriental. Son muy, muy baratas y en algunos casos los diseños son verdaderamente bonitos.
Pero el problema viene a la hora de abrir el paquete: en algunos casos, lo que pides no se parece en nada a la foto que te animó a comprar. En otros casos, encontramos también el problema de las tallas: las orientales son muy pequeñas, de ancho pero sobre todo, de largo.
Pese a ser consciente de esto porque he leído diferentes foros para ver si merecía la pena y también porque una vez gané en un sorteo un vestido que apenas si podría usarlo de camiseta, pienso que como siempre, hay que matizar la decisión. Como dijo el señor Donés, yo a las compras en este tipo de tiendas, respondo: DEPENDE.
Vamos a ver hoy qué opino que puede merecer la pena y de paso, abro una sección en la que quiero compartir con vosotras mi experiencia en diferentes tiendas de este tipo. En unos días iremos viendo posts centrados en cada una de ellas.

1. Ropa: Cuidado con tallas, telas y cortes.
    Ejemplo de vestido monísimo de la muerte por sólo 10 euros.
    Pero no lo pediría: sólo tienen la M, con lo que es probable 
    que me quede corto y estrecho.
  • Como os decía, el primer aspecto que me preocupa a mi es EL TALLAJE. Estoy delgada, pero mido 1'69 y no soy de constitución pequeña. Esto hace que rara vez compre una "S", normalmente, mi talla es la "M" en casi todas las tiendas físicas (salvo algunas como "H&M" donde el tallaje es más amplio que en las demás: igual más normal, ya que son las otras las que suelen tener ropa pequeña, ojo). Por eso me da mucho reparo pedir, por ejemplo, un vestido, y que me quede a ras del culo...o peor aún, corto de mangas y por tanto, ni siquiera aprovechable con un legging. Es cierto que este tipo de tiendas suelen traer diferentes aplicaciones o links donde comprobar tu talla, pero también es verdad que en muchos casos, la talla que vemos es la U (única). Mi consejo es que, salvo que sean más bien bajas y delgadas...huyan de las tallas únicas en estos comercios, porque lo más probable es que les quede corto, estrecho o ambas cosas. Aunque depende de las tiendas, iré comentándoles qué tal las tallas de las que he probado yo en sucesivos posts.


Aquí tenemos justo el efecto contrario. Hay más tallaje,
es de tejido más elástico y no tan corto. Con este sí me
lanzaría.
  • Otro tema interesante es el TEJIDO. Normalmente, cuando compro un vestido, camisa, pantalón...salvo que vaya buscando algo muy concreto, no presto atención a la tela. Si me gusta, y me queda bien, no pienso más. Pero al comprar online esto es un problema, ya que ciertos tejidos NO CEDEN y añaden otro contrapunto negativo al apartado anterior: todas hemos tenido alguna prenda que, al tener una composición más elástica, nos queda bien kilo arriba, kilo abajo. Por eso lo aconsejable es buscar composiciones con cierto porcentaje de tejidos que den de sí, como el punto o el algodón. Y, al menos en mi caso, no me atrevo con telas que no lo hagan.

El famoso peplum que tanto se llevó el año pasado.
A mi me queda como a un santo dos pistolas ;)
  • Finalmente, me gustaría también hablar en este apartado sobre el CORTE. Más o menos todas sabemos qué nos favorece y qué no según la forma de nuestro cuerpo. A mi, por ejemplo, me quedan mejor faldas y vestidos de corte recto que los acampanados (o de vuelo). A veces, se pone algo de moda y hay quien se lanza de cabeza a por el nuevo diseño; por ahorrar una cantidad (a veces muy considerable) lo adquiere en una tienda online barata y luego...decepción. No es mala idea probárselo antes en una tienda fisica y ver si realmente, es un corte que te favorezca.






2. Complementos: también hay que ir con ojo.
Este es otro apartado interesante, ya que si la ropa en este tipo de tiendas es económica, los complementos suelen estar ya a precios de risa. Pero claro, hay complementos y complementos.
  • Personalmente, nunca me atrevería con unos zapatos. La única vez que compré zapatos online, de una marca conocidísima  (Scholl) en un outlet online como Ventee Privé o Privalia...resultó que la horma me queda muy ancha y apenas si me los he puesto 2 o 3 veces porque son preciosos, pero se me caen. 
A la izquierda tienen un modelo parecido: cómodas, de calidad y ergonómicas...pero anchas de horma para mi pie :(




  • Sí me atrevo con pendientes, collares, pulseras...sobre todo porque no soy alérgica a la bisutería de ningún tipo. Lo más que puede ocurrir en ese caso es que sean algo más grandes o pequeños de lo que los esperábamos. A veces tienen las medidas especificadas y es interesante que lo miremos para hacernos una idea. Los que ven abajo los utilizo muchísimo y son de una tienda oriental de Ebay.
 
  • Los bolsos son también un tema peliagudo: un clutch, que tiene prestancia de por sí, me parece una buena opción. Pero un bolso grande y para diario puede ser una inversión más arriesgada, porque si la fabricación es mala, nos va a durar un suspiro o directamente, no nos va a gustar.

3.Algunos consejos más.
  • Mira los comentarios: Es cierto que en algunas páginas de venta online (de cualquier nacionalidad y procedencia) los comentarios están "falseados" y hay muchísimos positivos frente a pocos negativos. No obstante, siempre arrojan información. El verano pasado estuve tentada de comprar unos vestidos en Venca, por una oferta muy jugosa que me llegó al mail, pero antes, leí los comentarios. Me quitaron las ganas de arriesgarme, por eso digo que a veces son útiles. En algunas tiendas online se puede adjuntar foto al comentario y esto es muy útil, ya que vemos como queda la prenda en una chica "real", no en una modelo de medidas poco habituales.
  • Lee foros: Cuando he tenido dudas sobre el tallaje o sobre si merecía la pena, he entrado en foros a mirar opiniones. La verdad es que en general hay de todo: gente que está encantada y gente muy decepcionada, pero independientemente de la valoración general, siempre arrojan información sobre tallas, envíos, acabados...
  • No le pidas peras al olmo (calidades): Estamos partiendo de que somos conscientes de comprar en tiendas baratas. No podemos esperar que las calidades sean como las de ciertas marcas de más prestigio porque nadie da duros a pesetas. Personalmente, soy de invertir en básicos y luego lo demás comprarlo muy asequible: si se me estropea una prenda, se mancha de lejía, se rompe...el disgusto es menor y además esto me permite variar, que es lo que a mi me gusta. Pero esto es una opción personal, tienes que saber cuál es la tuya.

Era de este estilo, pero azul. Monísima en la foto.
El problema es que me queda grande, 
se transparenta toda y por cinturilla
tiene un triste elástico, con lo cual 
como pueden imaginar no sienta muy bien al cuerpo.
 Y una adenda: toda esta reflexión no tiene sólo que ver con las tiendas orientales. Aunque sean ellas las que han motivado este post, servidora ya ha tenido experiencias diversas con las occidentales. Por poner un ejemplo, con Zalando siempre me ha ido bien, pero por ejemplo con Asos, he tenido algunas experiencias buenas y una tan mala que ni os la he enseñado...
















¡Ah! Y otra reflexión al hilo de ésta... he visto cosas en tiendas muy populares (Primark, Lefties...) de mucha peor calidad y a mayor precio que alguna prenda de tiendas orientales que tengo por casa: a veces no pensamos que comprar ropa en "España" no quita que esté hecha en países orientales (no tengo ningún prejuicio con respecto a esto como pueden imaginar, lo que me parece una tontería es despreciar ropa de tiendas expresamente orientales y comprarlas en tiendas donde la calidad es la misma y la fabrican en los mismos sitios).  Otro tema es que las prendas sean "de fabricación española", ojo, que en ese sentido entiendo que apoyar "lo nuestro" es importante, pero ya me contarán ustedes cuantas tiendas conocen que vendan ropa hecha en España a precios asequibles: la globalización se las ha zampado.


Resumiendo: Yo digo sí, pero con prudencia. ¿Y ustedes?
Ya les iré enseñando mis últimos fichajes ;)
BESOS!

@gadirroja en INSTAGRAM