sábado, 15 de febrero de 2014

Una canción, una manicura: Hoy, Ni tú ni nadie

Sigo con la sección de los sábados que aúna música con manicuras y hoy tenemos a otra española que fue también muy importante en el panorama de "la movida" en la década de los 80...yo diría que la más representativa! Olvido Gara o Alaska, es una mujer incombustible con una personalidad que emana de cada una de sus canciones. Vamos a conocer mejor su evolución y a ver la manicura inspirada.

1. Alaska y "Ni tu ni nadie".

Alaska llegó a España con 10 años (es mexicana) y empezó a cantar con 14 años (Kaka de Luxe) y lo que nos queda de disfrutar de ella. "Alaska y los pegamoides", "Alaska y Dinarama" y "Fangoria" han sido los grupos en los que esta cantante ha ido evolucionando a la vez que su música y su imagen.
Del aire punk de los 80 hasta el depurado glam de ahora, la estética de Alaska siempre ha sido clara y espectacular en su puesta en escena. Su voz grave, otra de sus señas de identidad y sus letras directas y claras, hacen de ella todo un símbolo a lo largo de estos años.
Enumerar sus canciones se nos puede hacer eterno (tiene más de 20 discos en el mercado) pero hay muchas que nos sabemos "todos": Bailando, No sé qué me das o Miro la vida pasar me gustan mucho. Si tuviera que elegir una, sin duda sería "A quién le importa", porque es todo un himno a la personalidad propia y a la libertad personal.
Hoy sin embargo, he escogido "Ni tú ni nadie" porque también me gusta muchísimo y la estética del vídeo es muy llamativa y fue la que me inspiró la manicura. Está inspirada en el mundo del "Vodevil" y vemos muchas plumas, brillantes, color negro...y cuerpos casi desnudos ;)


2. La manicura.
Inspirada por el vídeo que les acabo de dejar arriba, me apeteció hacer algo con nude, negro, alguna pluma y brillos...y esto es lo que salió ;)


 En primer lugar apliqué dos capas del esmalte nude de H&M, cuyo tono es "Nerd". Con el esmalte Deep Black Chief de Anny, apliqué en diagonal una "francesa" en las uñas índice, corazón y meñique.





En pulgar y anular, que aún estaban sólo en nude, dibujé plumas negras con el mismo esmalte y un pincel muy fino. El strass lo usé para afianzar la separación entre negro y nude de las uñas anteriores, y como adorno de las plumas en éstas.
Finalmente, apliqué una capa de top coat.

          


Les dejo foto de familia de los útiles principales...

¿Les gusta "Ni tú ni nadie?

¡BESOS!

@gadirroja en INSTAGRAM