lunes, 26 de mayo de 2014

Aceite de macadamia Bio de Farfalla, review

Hace ya unas semanas les presenté una serie de aceites que han pasado a formar parte dentro de mis rutinas de cuidado facial, corporal y capilar. Entre ellos figuraba este aceite de macadamia, en el que quiero profundizar hoy.
En primer lugar conoceremos algo mejor los usos y posibilidades del aceite de macadamia, a continuación vamos a profundizar un poco en la marca y finalmente les contaré cómo lo utilizo yo.
Así que vamos al lío, que tenemos tarea ;)


1.  Qué es el aceite de macadamia. Usos.
La macadamia es el nombre común de 8 especies vegetales originarias de Australia. De éstas, dos de ellas son comestibles – recuerdo cuando se pusieron de moda en Cádiz los frutos secos “exóticos”, más allá de nueces, avellanas y tal, y en concreto las nueces de macadamia la verdad es que están riquísimas -  y una de estas dos, la Macadamia Integrifolia es la que nos proporciona el fruto del que sale este aceite con usos cosméticos.
La nuez de macadamia es rica en ácido palmitoleico, un omega , que interviene en los procesos de nutrición e hidratación, por lo que su uso cosmético se ha ido extendiendo con mucha popularidad en los últimos años. Incluida en nuestra dieta de forma moderada se convierte en un aliado en la lucha contra el colesterol, y un beneficioso alimento a nivel de salud cardiovascular.
Con respecto a los usos cosméticos, como viene siendo común en los aceites vegetales, tiene numerosas posibilidades:
·         Es un aceite ligero, por lo que se absorbe con rapidez si lo usamos para la hidratación facial. Otra posibilidad es añadir un par de gotas a nuestra mascarilla habitual (de rostro) para proporcionarle un extra de hidratación.
·         Es un buen cicatrizante, por lo que se puede utilizar de modo local en marcas y cicatrices.
·         A nivel capilar, es un buen aliado contra la caspa y en momentos de caída del cabello. Se puede utilizar para masajear el cuero cabelludo porque estimula la circulación, elimina la piel muerta y en el resto del cabello, lo fortalece e hidrata.


2. La marca y el producto.
Farfalla es una compañía suiza con más de 25 años de experiencia en el mercado, se caracteriza por el uso de productos naturales de calidad, además de materias primas ecológicas. Más del 70% de sus materias primas proceden de cultivos ecológicos controlados, incluyendo todos los aceites vegetales, extractos de hierbas y la mayoría de los aceites esenciales.  En el caso de los aceites, todos son prensados en frío y no han sido refinados.
Es necesario hacer hincapié en este último aspecto: el olor de este aceite es muy particular (pero agradable a mi olfato), tiene un olor como “tostado”, que recuerda al sabor de la nuez de la que proviene. Su color es amarillo ambarino.
En este caso, el aceite viene en una botella de 75 ml. con abertura.  En mi caso, lo adquirí a través de http://www.ecco-verde.es , que lo tiene al precio de 7’99 euros. También podemos encontrar, en esta web, aceites de la marca Farfalla pero con otros principios: coco, almendras, jojoba, aloe…


            3.  Cómo lo uso yo.
Dado que para la rutina facial de hidratación y desmaquillado estoy utilizando otros productos, mi intención inicial era utilizarlo para el pelo y así lo estoy haciendo.
Debo decir que he probado a utilizarlo tanto antes del lavado (a modo de mascarilla o tratamiento extra) como después, con resultados diferentes.
  • Si lo utilizo tras el lavado, me engrasa demasiado el pelo y me lo apelmaza.
  • Usado antes del lavado es como me proporciona resultados óptimos, lo deja hidratado y suave y me hace más fácil lucir el pelo liso sin grandes esfuerzos.
De todas formas, debo decirles que de todos los aceites que he probado, este es el que se me hace más pesadete, por ese motivo puede que me decante por seguir probando otros principios en lugar de la macadamia en el caso del pelo, y deje éste para la hidratación corporal.

¿Han probado algún aceite de macadamia?¿Conocían la marca Farfalla?
Un besazo!

Me gusta